Usa la BNE

Libros, manuscritos, discos de vinilo y de pizarra, cintas, dibujos, partituras, mapas, grabados… Todos los documentos escritos, visuales y sonoros, editados en España, se pueden encontrar en la Biblioteca Nacional de España. Una gran institución a la que se puede acceder de forma  fácil, abierta a todo tipo de público.

Para fomentar la asistencia y facilitar el uso, la Biblioteca ha realizado una serie de vídeos de corta duración bajo el título Usa la BNE, ocho piezas audiovisuales que pueden verse a través de su página web. En ellos se puede encontrar desde los pasos a seguir para obtener uno de los carnés hasta los tipos de fondos que se pueden consultar, pasando por cuáles son las normas que un usuario tiene que cumplir dentro del edificio.

¿Cómo puedo acceder a la Biblioteca Nacional España?

La entrada a la BNE es muy sencilla. Sólo hay que hacerse el carné. Existen tres tipos distintos. Con el Carné de Lector se pueden consultar documentos impresos posteriores a 1958 y los anteriores a esa fecha si están  digitalizados o microfilmados. El Carné de Investigador permite el acceso a todos los fondos excepto aquellos cuya consulta o utilización se halle restringida por razones de seguridad o conservación y el Carné de Documentación Bibliotecaria (SDB) está destinado a los profesionales del sector bibliotecario, de museos, de archivos y a estudiantes de dichas áreas.

Existen dos vías para conseguir el carné de lector. Acercándote a la sede de la Biblioteca con tu DNI, el carné de conducir, el pasaporte o la tarjeta de residencia, siempre en vigor, podrás tramitar o renovar este carné. Los menores de edad de entre 16 y 17 años tendrán que aportar una carta escrita y firmada por un docente del centro educativo con el logo y el sello del centro, donde se indique la necesidad de consultar la colección de la Biblioteca.

Este trámite también se puede realizar a través de la web. El titular podrá recoger el carné en la Biblioteca, para lo que sólo tendrá que presentar el documento de identidad

Para la tramitación de los carnés de investigador y del SDB se debe presentar, además, un documento que acredite su condición de investigador o profesional, como el diploma universitario o un distintivo de una institución docente y un documento que certifique su domicilio permanente en caso de que éste no figure en el documento de identidad que entrega. Si se realiza la tramitación del carné en línea, este se entregará personalmente en la Biblioteca.

Normas y usos de la BNE

BN_06

Al acceder a las instalaciones de la Biblioteca Nacional nos comprometemos a no dañar ninguno de los documentos u objetos de la biblioteca, a utilizar correctamente los servicios y a respetar las normas vigentes.

Existen un guardarropa y unas taquillas en las que se deben guardar todos los enseres que no se pueden introducir en las salas de consulta y lectura. Entre estos objetos no permitidos se encuentran aquellos que impiden la identificación de la persona, como prendas de abrigo, sombreros o paraguas; elementos de transporte, por ejemplo, mochilas, bolsos, sobres o paquetes; aparatos electrónicos, como reproductores y grabadoras, escáneres o cámaras; material de oficina, tijeras, sacapuntas, reglas, rotuladores, tippex, cola…; ningún tipo de alimento o bebida; ni material impreso o audiovisual, como libros, prensa, microfilms, fotografías, CD…

Los objetos permitidos se deberán portar en unas fundas transparentes que proporciona la BNE. El usuario puede entrar en las salas equipado con  dispositivos USB, el ordenador portátil y la tablet sin funda, una cartera de un tamaño no superior a 18×18 y un cuaderno o un máximo de 50 folios.

La Biblioteca no dispone de servicio de préstamo domiciliario,  se ofrece un servicio de reproducción de fondos. Mediante el autoservicio se podrá obtener un máximo de 20 fotocopias de una misma obra o publicación, pero nunca más de un 20%, siempre que sean posteriores al año 1958 y se encuentren en buen estado de conservación. Los originales de la prensa diaria en papel no se pueden reproducir directamente.

Las reproducciones se pueden encargar presencialmente en la Oficina de Reprografía al Público o a través de la web. Se  pueden adquirir: copias en papel a partir de microfilme o soporte digital; de archivos digitales de alta resolución; ampliaciones fotográficas; diapositivas de 35 mm; rollos de microfilme de 35 mm; alquiler de diapositivas de gran formato en color; y grabaciones de audio y vídeo.

Salas y fondos de la BNE

En la Biblioteca Nacional de España se pueden realizar diversas actividades, como consultar sus colecciones o visitar las exposiciones temporales y el museo. La Biblioteca conserva entre sus fondos ejemplares de la práctica totalidad de los libros y documentos impresos en España,  además de una valiosa colección de incunables, manuscritos, estampas, dibujos, mapas, grabados, fotografías, grabaciones sonoras, partituras, publicaciones periódicas…

Estos se disponen en distintas salas de consulta. Las más importantes son el Salón de Lectura; la sala Cervantes, donde se encuentran los manuscritos, incunables y libros antiguos; la sala Goya, en la que se consultan colecciones de bellas artes y cartografía; y la sala Barbieri, dedicada a registros sonoros y audiovisuales.

Además, están la Sala de Información General y Carnés; la de Información Bibliográfica, donde se hallan las bibliografías y los catálogos; la Sala de Prensa y Revistas, que se divide  a su vez en dos salas, una  dedicada a la consulta de  las publicaciones periódicas digitalizadas y microfilmadas  y  la otra sala dedicada  a la consulta de los originales; y la Sala  de Documentación Bibliotecaria, que ofrece obras especializadas en biblioteconomía y documentación. A todo esto se suma la sala de la sede de Alcalá de Henares.

 

Catálogos y Web de la BNE

Pasillo BN_40

El listado de obras de la Biblioteca Nacional de España se puede consultar en el catálogo a través de la Web, preguntando al personal bibliotecario presente en las diferentes salas o  mediante el Servicio de Información Bibliográfica, donde se orienta e informa sobre la colección de la BNE y sobre otras bibliotecas e instituciones.

Además del catálogo, en la Web institucional se pueden realizar otras gestiones, como la solicitud del carné de la Biblioteca. Se puede acceder a la Biblioteca Digital Hispánica y a la Hemeroteca Digital, donde están digitalizadas un amplio número de  obras y prensa de hasta los siglos XIX y mediados del XX, respectivamente. También es posible ver los libros interactivos de El Quijote y los Códices de Leonardo Da Vinci. Existe la posibilidad de realizar otras gestiones desde la web institucional como realizar la solicitud de petición anticipada en línea que permite reservar un máximo de 10 volúmenes durante 15 días. También están disponibles el servicio de reproducción de fondos, previo pago, y el de préstamo interbibliotecario, con el que se solicitan documentos de otras bibliotecas españolas y extranjeras.

Asimismo, se puede consultar el boletín de actividades culturales y el directorio de correos institucionales de la BNE. Se ofrecen enlaces a otros catálogos, como el Directorio de Bibliotecas y Hemerotecas. Y existe un espacio donde los usuarios pueden compartir sus opiniones y sugerencias.

¿Cómo consultar los fondos de la BNE?

Entrada BN_28

Pedir libros es muy fácil. Lo primero que hay que hacer es localizar la obra en el catálogo de la Biblioteca. Después, se debe rellenar la ficha, prestando especial atención a la signatura del documento. Una vez completa, se tiene que depositar en la sala correspondiente. En un plazo de 10 a 30 minutos el ejemplar solicitado estará listo para su uso.

Si el documento solicitado se encuentra en la sede de Alcalá de Henares, es recomendable realizar una petición anticipada a través de la Web, ya que el plazo de entrega es de 24 a 48 horas. Los documentos que se trasladen desde la sede de Alcalá estarán disponibles durante 15 días naturales.

Formación de usuarios

La Biblioteca ofrece un total de siete cursos gratuitos para que las personas que lo deseen puedan ampliar sus conocimientos sobre su funcionamiento. Pueden conocer tanto las herramientas básicas que tienen a su disposición como los servicios que prestan las salas más especializadas. La formación de los usuarios se realiza en una sala provista con equipos informáticos donde practicar lo explicado por el profesor.

Existen distintos tipos de formación. En primer lugar, hay una breve sesión conocida como La BNE en 15 minutos, que, como su nombre indica, sirve para que los nuevos lectores se familiaricen con la institución en tan sólo 15 minutos. Se realiza todos los días, a las 12.00 y a las 18.00 horas.

Entre los seis cursos restantes, se pueden diferenciar unos de carácter general y otros más especializados. Cada uno de ellos tiene una duración aproximada de una hora y, para acceder a ellos, se necesita una inscripción previa. Conocer y utilizar la BNE y Búsqueda de información en la BNE forman parte del primer grupo. Sirven para tener unas nociones elementales de la Biblioteca y en ellos se enseña a utilizar las herramientas disponibles. Los demás están dedicados a la consulta en las salas Goya, Cervantes, Barbieri y la de Prensa y Revistas. Los usuarios aprenden a consultar sus fondos y a manejar los servicios que se les ofrecen en ellas.

Historia de la BNE

A finales de 1711 Felipe V fundó la Biblioteca Nacional de España, aunque en aquella época era conocida como Real Biblioteca Pública. En 1716, por un privilegio real, se estableció el precedente del actual depósito legal. Esta norma obligaba a cualquier autor, impresor o editor a depositar una copia de los libros impresos en España. En 1836 la Biblioteca dejó de ser propiedad de la corona y pasó a depender del Ministerio de la Gobernación. A partir de entonces recibiría el nombre de Biblioteca Nacional.

En 1896 la Biblioteca Nacional se estableció en su actual sede de Recoletos que, junto a la sede de Alcalá de Henares, inaugurada en 1993, conserva ejemplares de todas las publicaciones editadas y documentos de diverso tipo producidos en España. Asimismo, la BNE realiza una gran difusión cultural, a través de las exposiciones y actividades culturales, realizadas en las Salas de Exposiciones y en el Museo de la Biblioteca.

Rocío Olivares
Borja Sierra y Carlos Rodríguez: Vídeos
Pablo Suárez: Animación

Comparte

Esta entrada tiene un comentario

  1. Buenas tardes,
    Les felicito por tener una biblioteca tan organizada y bien estructurada. Tengo algunas dudas y es con respecto al archivo sonoro que ustedes poseen.Mi pregunta es si el usuario en alguna ocasión, tiene acceso físico a los discos de pizarra y/o vinilo. Otra pregunta es sobre cuántas personas realizan el proceso de digitalización de los discos de pizarra.
    Cordialmente,
    Juan Esteban Muñoz
    Técnico operativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *