Cartografía, un viaje al fondo del Universo

El Servicio de Cartografía de la Biblioteca Nacional de España (BNE) cuenta con una gran colección de fondos antiguos y modernos que incluyen obras especializadas en cartografía, geografía, astronomía y descripción de paisajes y viajes, además de una colección de postales y lugares geográficos.
Su función es reunir, procesar, conservar y difundir los documentos cartográficos y el material de apoyo a la investigación.

La colección se conserva en los diferentes departamentos de la BNE y está formada por mapas antiguos manuscritos, grabados e impresos, mapas modernos, cartas de navegación aérea y marítima, planos de ciudades, planos militares de fortificaciones y de batallas, atlas antiguos y modernos, obras especializadas en Geografía y Cartografía, Astronomía, Cosmografía y libros de viajes, revistas especializadas, postales de ciudades y geográficas, folletos de turismo, documentos digitales y una colección bibliográfica de apoyo a la investigación de los fondos cartográficos. Se conserva, también en calidad de depósito permanente, la biblioteca de la Real Sociedad Geográfica (formada por unos 5.000 volúmenes, 1.200 títulos de revistas, 8.200 mapas y cerca de 4.000 folletos geográficos y sociedades científicas)

El Servicio de Cartografía amplía día a día sus colecciones a través de la recepción por depósito legal o mediante la compra de obras que enriquecen los fondos existentes.

La totalidad del fondo moderno entra desde 1958 a través del depósito legal:
Una vez que llegan al departamento de Cartografía los mapas y los atlas procedentes de depósito legal, comienza la catalogación del material.

“Se estiran y miden, se separan por series y colecciones y, después se inicia el proceso técnico. Se aplican unas reglas de catalogación internacionales especiales para el material cartográfico que tiene unas características específicas”, asegura Carmen Liter, jefa del Servicio de Cartografía. “Como antes no era habitual procesar estos fondos, otras instituciones nos piden asesoramiento sobre la forma de hacerlo”.

Al Servicio de Cartografía entran dos ejemplares, uno se envía –ya con la signatura- a la sede de Alcalá y el otro se conserva en Recoletos.

Con el material ingresado en virtud del cumplimiento de depósito legal se elabora la Bibliografía Española en el apartado de Cartografía.

¿Cuál es el perfil del usuario que consulta los fondos bibliográficos? Generalmente el entorno universitario: historiadores, geógrafos, investigadores…

La Cartografía es un mundo apasionante que hechiza. “En Badajoz, por ejemplo –señala Carmen Liter- hay una asociación que se llama Cuatro gatos que es muy dinámica y sus miembros están muy al día en la investigación cartográfica.”

Las comunidades autónomas también han dado un gran impulso a la ciencia cartográfica. Andalucía o Cataluña han realizado exhaustivos trabajos sobre su territorio.

Los depósitos de material cartográfico tienen unas condiciones especiales de temperatura y humedad relativa para la perfecta conservación de obra sensible. Se utilizan cartulinas de protección de ph neutro y fundas de mylar. También se restauran constantemente documentos y encuadernaciones antiguas o se protegen en cajas especiales.

Una de las principales funciones del servicio cartográfico es la difusión. Para ello se realizan exposiciones, publicación de catálogos de fondos en todos los soportes, visitas, información a través de la web, repuestas a peticiones de investigadores, estudios de obras, elaboración de informes, facilitar el apoyo técnico a otras instituciones, fomentar las relaciones con otros centros nacionales y extranjeros, así como la participación en congresos y conferencias nacionales e internacionales.
En estos momentos el Servicio de Cartografía, además de sus funciones habituales, pone a punto un buen número de obras para la gran exposición del Tricentenario de la BNE.

Una de las curiosidades de la muestra es un “mapa de fuga”. Estos mapas están impresos en seda, ocupa muy poco y no se deteriora con el agua, y estaban destinados a los pilotos aliados en la Segunda Guerra Mundial. En ellos se detallaba con precisión la geografía del lugar sobrevolado y las vías de escape en el caso de que fuesen capturados o derribados tras las líneas enemigas.

El Servicio de Cartografía de la BNE tiene su base documental en los fondos procedentes de la Biblioteca Real y en las colecciones cartográficas del Antiguo Gabinete Geográfico adscrito a la Primera Secretaría de Estado. Su núcleo principal estaba constituido por la denominada Colección Mendoza, los mapas realizados por la familia López y la colección de mapas manuscritos, que constituyen la base del patrimonio cartográfico antiguo. La colección se incorpora a la Biblioteca en 1913.

Información adicional:

Colecciones del Servicio de Cartografía

Comparte

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Was at first investigating this unique things by using google when I stumbled in your web-site. An incredible amount amazing subject material on right here. Unquestionably just one for my favs. Lance

  2. Deseo conocer donde puedo acceder a toda la información con que cuenta la Biblioteca Nacional de España, con relación a la cartografía existente de la Nicaragua o Centroamerica de la época de la Colonia.

    Si pueden darme a conocer como acceder a dicha información se los agradeceré.

    Gracias

    Israel Cortez Lazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *