Recuento 2011 de la BNE

La Biblioteca Nacional, como biblioteca depositaria del patrimonio bibliográfico español, lleva a cabo desde 2008 un recuento anual de sus fondos para garantizar la buena conservación e integridad de sus colecciones. La BNE alberga millones de documentos, por lo que cada año se procede a analizar exhaustivamente una parte de la colección.

Recuento de monografías de arteLa planificación del recuento comienza en octubre con la selección de los fondos que se van a revisar en cada depósito, tanto en la sede de Recoletos como en la de Alcalá: libros, revistas, manuscritos, grabados, partituras, discos de vinilo, CD, mapas, etc. Este año se ha recontado el fondo moderno que entra a la BNE a través del Depósito Legal, haciendo especial hincapié en aquella parte del fondo documental más demandada por los usuarios.

La revisión se realiza en equipos de dos personas, que analizan las estanterías del depósito documento a documento, verificando que están bien colocados, en buen estado y que están reseñados en nuestro Catálogo. Cada equipo de trabajo dispone de un listado impreso de los títulos a recontar, donde se marcan con una «»x»» las diversas incidencias que puedan surgir: posible traslado a otro depósito”, necesita encuadernación”, etc. Una vez finalizada la jornada, estas plantillas se entregan a las personas encargadas de obtener los resultados y más tarde pasan a los catalogadores, que van corrigiendo todos los errores detectados en el Catálogo. Por último se remite al Departamento de Conservación y Preservación, que toma nota de las incidencias para planificar las tareas de restauración y encuadernación. Recuento de grabados

El proceso posterior de subsanación de incidencias permite recuperar una gran cantidad de documentos extraviados y mejorar el estado de conservación de otros. Por ejemplo, los libros con altos índices de acidez se guardan en cajas con PH neutro para que no contaminen a los demás.

A medida que transcurre el recuento aparecen documentos mal colocados que se devuelven a su ubicación original, pero también surgen tesoros desconocidos, como una colección completa de libros que resultaron estar firmados por Francisco de Quevedo.

La Biblioteca Nacional permanece cerrada al público durante la semana del recuento (excepto el Museo, el Salón de Actos y las diversas exposiciones) con el fin de facilitar y agilizar la tarea de recuento y poder mejorar el servicio a sus usuarios.

A continuación podéis ver más imágenes del recuento de este año: http://www.facebook.com/album.php?aid=274417&id=35622383401&ref=mf

Comparte

Esta entrada tiene 6 comentarios

  1. En cuanto a la primera pregunta, las colecciones de la BNE proceden, desde la época de Felipe V hasta 1.958, de diversas entidades (bibliotecas de conventos, donaciones particulares, compras etc.), por lo que es lógico que falten obras (aunque no las importantes) del patrimonio bibliográfico español. La BNE intenta completar las colecciones comprando las obras que nunca ingresaron. En cuando a la segunda pregunta, lo que el recuento permite es la localización de obras que se han colocado fuera de su sitio, lo cual es normal que ocurra en grandes depósitos que están en continuo movimiento, debido a las consultas de los lectores. Desde 1.958, año en que aparece la Ley de Depósito Legal, en la BNE ingresan 2 ó 3 ejemplares (según los tipos de documentos) de aquellos documentos que han recibido las distintas Oficinas Provinciales de D.L. En el caso de ejemplares únicos, la BNE hace una copia microfilmada o digitalizada para garantizar su conservación.

  2. Felicidades a la BNE y en especial a sus empleados, por su labor de recuento.
    Se me ocurren un par de preguntas:
    a) Como dice Julio C, ¿Que debo entender por «»faltan bastantes obras»»?. Entiendo o quiero entender que cuando DT dice «»perdidas»», nos referimos a obras extraviadas o mal posicionadas, que no mal catalogadas, dentro de la misma biblioteca.
    b) Pero si hablamos de «»faltan»» (no existen), si es que se puede dar el caso de perdidas por robo o deterioro voluntario de algun ejemplar, ¿La biblioteca dispone de un segundo o tercer ejenplar o como se hace esa restitucion?. A los fondos modernos me refiero.
    Muchas gracias.

  3. Estimado señor Julio C.:

    Muchas gracias por su mensaje y por tomarse la molestia de hacernos llegar sus inquietudes.

    Como usted señala, la Biblioteca Nacional ha procedido su recuento anual y no se han detectado ausencias entre las colecciones. Es cierto que a veces se aprecian faltas en determinados fondos, pero el proceso de recuento tiene como objetivo no tanto ?contar?, sino reorganizar las colecciones desordenadas, comprobar volúmenes defectuosamente identificados, retejuelar documentos y, en fin, todas aquellas tareas destinadas a ordenar escrupulosamente los depósitos.

    En una colección de más de 28.000.000 de piezas es natural que haya pérdidas, deterioros y extravíos, siempre y cuando el porcentaje sea irrelevante y no se trata en ningún caso de documentos de gran valor, raros, antiguos o emblemáticos. El recuento recién terminado ha detectado un pequeño número de obras mal colocadas, algún registro defectuoso y poco más. En estas condiciones podemos decir que, según nuestro recuento, las colecciones revisadas están completas.

    Reciba un cordial saludo.

    La Dirección Técnica

  4. Gracias por informarnos de una tarea tan necesaria y del por qué de esa semana en que la biblioteca permanece cerrada. Lo que me ha resultado algo extraño es el comentario que ha aparecido en la página web (http://www.bne.es/es/NavegacionRecursiva/Cabecera/noticias/noticias2011/FinRecuento2011.html) donde se dice que las colecciones de la biblioteca están «al completo» y no se han detectado ausencias. Soy usuario asiduo de la institución y tengo varios amigos bibliotecarios y todos ellos me comentaron la semana pasada que en sus respectivas salas se había destectado que faltaban bastantes obras. Creo que es normal que en cualquier biblioteca se detecte la ausencia de ejemplares y la BN podría ser honesta a ese respecto.

  5. Enhorabuena a toda la BNE. Es un trabajo muy importante. Espero que se disponga de los medios necesarios para resolver todo tipo de incidencias de este recuento y de los anteriores.

  6. muy importante ese trabajo de revision y posterior recuperacion de material valioso muchas felicidades esperamos algun dia en mi pais logren imitar esa cultura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *