El planeta Herschel

No es sencillo buscar información sobre ciencia cuando muchos descubrimientos cambian de nombre con el paso del tiempo. Es lo que ocurre con el planeta Herschel.

No, no se trata de ciencia ficción; es un planeta de verdad, más conocido por otro alias: Urano.

post herschel 1Desde la antigüedad eran ya conocidos los planetas Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Todo marchaba estupendamente con seis planetas hasta que un día, Sir Frederick William Herschel encontró un punto brillante sospechoso al enfocar su telescopio a la constelación de Géminis. Lo siguió durante meses, comprobando que no era un cometa, y finalmente llegó a la conclusión de que había hallado un séptimo planeta.

Herschel había nacido en Hanover, donde no comenzó a formarse precisamente como científico, sino como militar y músico, al igual que uno de sus hermanos, Jakob (se llamaban igual que los hermanos Grimm, pero eso no importa absolutamente nada).

Con 19 años abandonó el ejército y se instaló en Londres, donde compuso una gran cantidad de obras musicales para cello, oboe, órgano, e incluso un total de 24 sinfonías, algunas de cuyas partituras se conservan en la BNE. Adquirió una respetable fama como intérprete y llegó a dirigir la orquesta de Bath. Pero toda esta producción fue eclipsada, valga la broma fácil, por sus descubrimientos científicos.

post herschel 2La música le llevó a las matemáticas, y éstas a un interés por la óptica que le tuvo puliendo lentes durante 16 horas al día para fabricar el mayor telescopio conocido en la época. Según el Espíritu de los mejores diarios literarios que se publican en Europa, Mr. Herschel, célebre astrónomo, sigue en su ocupación de un prodigioso telescopio, que casi ya estaba acabado. Este instrumento tendrá 40 pies de largo y 4 y 9 pulgadas de diámetro” (02-07-1787). Existe una magnífica descripción de su invento en la BDH, en el Catecismo de Astronomía, de 1825.

Curiosamente, no necesitó este aparato para descubrir Urano. Enfocó su telescopio de 150mm a Géminis y dedujo que una estrella sospechosa no era tal. Tras varias observaciones bautizó a su planeta Georgium sidus en honor al rey Jorge III de Inglaterra, conocido por su mecenazgo de las ciencias. Este nombre no cuajó en el resto de Europa, donde se prefirió el de su descubridor: Urano llevó largo tiempo el nombre de Herschel (…) También se ha propuesto el nombre de Neptuno. Los astrónomos decidirán.” (El Mercurio, diciembre de 1845). Pero no sin cierta polémica: El nombre de Urano, que Mr. Bode se empeña en dar al planeta de Mr. Herschel, manifiesta su gran ingratitud al autor de este descubrimiento y no puede darse sin hacer la mayor injuria al rey de Inglaterra” (Espíritu de los mejores diarios literarios que se publican en Europa, 18-01-1790).

post herschel 3Por este motivo, las búsquedas de información sobre este descubrimiento son complicadas. Al problemático nombre del descubridor, castellanizado de diversas maneras, hay que unir el de un planeta que no tuvo denominación estable al menos hasta 1845. En la BDH existen documentos que hablan del planeta Herschel, o incluso Herzel, como el Manual de observación de Manuel Muñoz o la Prolusión Académica de Vimercati. No existe mención alguna a Urano hasta avanzado el siglo XIX, en el Viage Estático de Lorenzo Hervás.

Pero además de descubrir Urano, con su famoso telescopio de 40 pies localizó dos nuevas lunas de Saturno (Mimas y Encelado) y otras dos de Urano (Titania y Oberón). Como relata El Mercurio: «El Dr. Herschel ha descubierto otro satélite de Saturno, que es ya el 7º, y está más cerca de este planeta que los otros seis” (diciembre de 1789)

Y no solo eso: observó las variaciones estacionales del hielo en los polos de Marte, determinó el movimiento del sistema solar, descubrió que la Vía Láctea tiene forma de disco, inventó la palabra asteroide (de aster «estrella» y eidos «apariencia») y descubrió la existencia de la radiación infrarroja.

No es mal currículum para un músico… que, por cierto, murió a los 84 años: los mismos que tarda Urano en dar una vuelta alrededor del Sol.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *