¿Sabes cuándo surge la prensa para niños?

Aunque nos parezca difícil de imaginar, no siempre ha existido la literatura dedicada a los niños. De hecho, la primera publicación periódica pensada para la infancia es la titulada La Gazeta de los niños, que carecía de ilustraciones y su finalidad era marcadamente educativa. Desde esta primera revista, que muchos niños de ahora considerarían aburrida por la ausencia de imágenes, hasta las revistas actuales que se centran precisamente en las ilustraciones como modo de atraer a los lectores más jóvenes, ha habido un enorme cambio que refleja la misma evolución de la prensa y revistas para adultos. Todas estas publicaciones tienen en común, sean de la época que sean, que buscan entretener al mismo tiempo que instruir.

La BNE posee un fondo realmente importante, tanto por cantidad como por calidad, de estas publicaciones. Así encontramos la ya nombrada La Gazeta de los niños, publicada según todos los indicios en 1798 por Antonio de Sancha, uno de los impresores más importantes de la época. Durante el siglo XIX van surgiendo diversas obras con esta temática, hasta llegar a más de sesenta cabeceras. Por primera vez se considerará al niño como lector asiduo con unos intereses propios. Las páginas de estas publicaciones se ofrecieron como nuevo soporte, sencillo y poco encorsetado, para relatos, poesía y composiciones teatrales.

A pesar de que su finalidad primera era la educación, sobre todo religiosa, siempre se intentó que ésta fuera lo más amena posible, gracias a la inclusión de pasatiempos, juegos, etc. Posteriormente se fueron introduciendo las ilustraciones para apoyar los textos y luego fueron adquiriendo importancia por sí mismas cuando surgieron los primeros comics. Ya en el siglo XX destaca la revista Los Niños: revista de educación y recreo (1870-1872), que utiliza las primeras viñetas con gran expresividad gráfica y vinculación entre ellas para contar historietas.

Esta es una pequeña selección de los documentos localizados en los fondos de la BNE, pertenecientes todos ellos al siglo XIX:

El Mentor de la infancia: periódico de los niños por una sociedad de padres de familia (1843-1845), un periódico con ilustraciones que salía los domingos y que es considerado la segunda publicación creada para los niños. Los textos iban acompañados por grabados, sobre todo de distintos juegos, como la gallina ciega (dibujo de Eusebio Zarza, dibujante y grabador fundamental del siglo XIX).

La Educación de los niños: publicación pintoresca (1849-1850), publicación ilustrada-pintoresca, después llamada «»La Ilustración de los niños»». Dice su creador Francisco Morales de Castilla: «»Nosotros creemos que esta clase de obras deben disponerse de un modo tal que concilie sin la menor fatiga el interés del espíritu y la distracción de la fantasía«».

El faro de la niñez: enciclopedia general de instrucción primaria, moralidad y recreo infantil : oficial de la Sociedad de Socorros Mutuos de Instrucción Pública (1850-1851), un tipo de prensa de «»educación«», con diversidad de formatos literarios, y siempre con un fin moralizante. Gozó de la distinción de «»acogido por los ayuntamientos«», lo que garantizaba la suscripción de todas las escuelas, ya que los municipios costeaban el precio a aquellas escuelas que no podían permitírselo por razones económicas. De hecho, los inspectores de enseñanza obligaban a suscribirse a esta publicación.

El Instructor: periódico de enseñanza popular, dedicado a los niños de ambos sexos (1852-1856), esta publicación trataba de enseñar no sólo a aquellos niños que acudían a las escuelas, sino también a los que no podían acudir a ellas. Reunía todo tipo de enseñanzas: historia, religión, mitología, lectura, escritura, gramática, etc.

Flor de la infancia: periódico de niños (1868), periódico centrado en la enseñanza religiosa.

La primera edad (1873) se idea para llegar a los niños más pequeños, con una lectura escogida, amena, moral e instructiva, además de ilustraciones y figurines para las niñas y sus muñecas.

La Ilustración de la infancia : revista tipo-autógrafa de educación y recreo (1877-1879), esta publicación tiene la curiosidad de que algunos de los relatos están manuscritos y así se han impreso junto a la letra de imprenta. Ofrecía relatos, cuentos, fábulas con ilustraciones…

La Niñez : revista de Educación y Recreo (1879-1882), ofrece la alternativa a «»la árida lectura del libro didáctico«», mediante una enseñanza más amena de la moral religiosa, y las buenas costumbres, ilustrándose con grabados xilográficos.

El Amigo de la infancia : periódico ilustrado (1880-1932), cuidó especialmente de la formación del niño con un lenguaje claro y directo. Había una sección didáctica, otra llamada «»Nuestra correspondencia«», que recibía cartas y pequeñas contribuciones de los niños de las Escuelas Dominicales, y la «»Sección recreativa«», espacio para el humor y los juegos de ingenio.

Además, algunas de las publicaciones infantiles del siglo XIX ya se pueden consultar a través de la Hemeroteca Digital, como son Álbum de las familias , Museo de los Niños y Educación pintoresca.

Para saber más se pueden consultar diversas obras de referencia:

– Mercedes Chivelet: La prensa infantil en España : desde el siglo XVIII hasta nuestros días (2009)
– Jesús María Vázquez: Estudio sociográfico de la actual prensa infantil y juvenil en España (1974)
– Jesús María Vázquez : La prensa infantil en España (1963).
– Antonio Rodríguez Almodovar: Literatura infantil de tradición popular (1993)

Comparte

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *