Petrucci y los recursos musicales online

Os invitamos a dar un pequeño paseo desde que Petrucci imprimió el primer libro de partituras con tipos móviles hasta los repositorios de música notada online actuales.

Ottaviano Petrucci (1466 –1539) imprimió en 1501 el primer libro de partituras realizado en una imprenta de tipos móviles. El volumen, que recopilaba 96 canciones populares (profanas), se llamaba Harmonice Musices Odhecaton, y fue tan popular que se reimprimió en dos ocasiones. Otras 60 publicaciones musicales salieron de la imprenta de Petrucci en Venecia hasta el año 1520, además de varias obras literarias, históricas, etc.

Su labor era artesanal y meticulosa: cada página pasaba 3 veces por la prensa: Una para el pentagrama, otra para las notas y otra para las palabras, ya fueran letras de canciones o indicaciones para el intérprete. Cada pieza estaba escrita para cuatro voces, dos en la página izquierda y dos en la derecha. Su aportación, además, internacionalizó y regularizó el lenguaje musical.

Petrucci1Algo más de 500 años es bastante más sencillo consultar e imprimir partituras. Pero a modo de homenaje a este primer impresor de música, el proyecto de biblioteca musical internacional en internet (IMSLP en inglés) fue bautizado como Petrucci.

Este proyecto recopila partituras musicales de dominio público en un entorno wiki, que permite la colaboración y la corrección continua en cualquier lugar y momento. Creado en 2006, alberga ya 61.000 partituras en formato .pdf que pueden buscarse según diversos criterios (autor, título, instrumentación, género…). Además ofrece la posibilidad de adjuntar interpretaciones de las diversas piezas, eso sí, siempre que estén libres de derechos o se difundadn bajo licencias Creative Commons.

Ofrece además la posibilidad de recopilar las diversas ediciones de una misma obra a lo largo del tiempo y establecer comparaciones entre ellas, facilitando el análisis musicológico.
Entre los tesoros de la biblioteca Petrucci destacan, por ejemplo, las obras completas de Johann Sebastian Bach tal como fueron editadas por la Bach Gesellschaft Ausgabe, o la producción íntegra de grandes maestros como Frédéric Chopin, Johannes Brahms, Georg Friedrich Händel y muchos otros compositores.

Petrucci2Por otra parte, en la Biblioteca Digital Hispánica existe una colección de música que contiene manuscritos desde el Siglo XI, así como impresos de música española desde el Libro de Música de Vihuela de Mano, de Luis de Milán (1536). La colección abarca hasta documentos el Siglo XIX, incluyendo estudios y libros de teoría musical, métodos de solfeo, cursos de diversos instrumentos, etc.

Y en algunas bibliotecas la colección está dividida en varias especialidades para facilitar su consulta o destacar ciertas colecciones específicas. Así ocurre en la Library of Congress, que ofrece la posibilidad de consultar online su colección de música afroamericana. Ésta contiene 1,305 piezas escritas entre los años 1850 y 1920, con un especial énfasis en la Guerra Civil.

Claro, que también es posible consultar el catálogo completo de partituras de la LC, que incluye información relacionada como fotografías, vídeos e incluso indicaciones didácticas sobre cada material.

En Europa, y dentro de las bibliotecas especializadas, la Statens Musikbibliotek sueca ha digitalizado la amplia colección de partituras para guitarra de Carl Oscar Boije. Esta colección incluye obras únicamente del Siglo XIX, de grandes compositores como Giuliani, Carcassi, Tárrega y otros nombres menos conocidos: Call, de Ferranti, Matiegka, Pettoletti… Algunas son auténticos tesoros, como los manuscritos originales de la obra de Johann Kaspar Mertz:

Petrucci3

Al igual que entre la aparición de la imprenta y las primeras impresiones de libros de música pasaron varios años, parece que el proceso de digitalización también lleva un ritmo diferente en el caso de las obras musicales. Sin embargo existen varios proyectos en marcha para permitir una mayor difusión de estos documentos.

¿Conocíais estos recursos?

Comparte

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Otro proyecto de interés es la web Digital Resources for Musicology, que presenta acceso a gran número de recursos digitales disponibles en numerosos archivos y bibliotecas. Se organiza en:

    1. Digitized Music Manuscripts (por compositor, por colección, por repertorio).
    2. Digital Score Reprints (por compositor y por colección).
    3. Repertory and Genre-Based Projects.
    4. Structured Databases.
    5. Portals and Search Engines for Music. 6. Resources for Music Theory. 7. Historial Audio and Video. 8. Historical Maps. 9. Early Newspapers. 10. Music Magazines. 11. Large Humanities Text Corpora. 12 Image Banks.

    El enlace es:

    drm.ccarh.org

  2. Otro proyecto muy interesante en este sentido es el que está llevando a cabo la Bayerische Staatsbibliothek, centro que dispone de un gran fondo musical.

    Este es el enlace a la página de entrada del centro de digitalización, desde el que se puede acceder a la búsqueda de obras digitalizadas (de todas las categorías, musicales y no musicales) , información sobre los proyectos de digitalización en marcha, así como a las cuestiones técnicas del proceso.

    http://www.muenchener-digitalisierungszentrum.de/index.html?c=startseite&l=de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *