El Lazarillo de Tormes en la BNE

Hace unos días, El Lazarillo de Tormes fue noticia debido a la publicación de una investigación realizada por Mercedes Agulló, bibliotecaria e investigadora de larga trayectoria. Según Agulló, Diego Hurtado de Mendoza sería el autor de esta novela.

El Lazarillo es una de las obras más importantes de nuestra literatura. Con este libro se inició un nuevo género literario, la novela picaresca, que tuvo gran importancia en la literatura española del Siglo de Oro. Este tipo de novela tiene como personaje principal al pícaro, una persona procedente de los bajos fondos, que es la antítesis del ideal caballeresco de la época y que todavía hoy despierta cierta simpatía por las astucias de las que se vale para conseguir sus objetivos.

Desde su aparición, se han publicado numerosas ediciones, muchas de las cuales conserva la Biblioteca Nacional. Las primeras ediciones de las que se tiene constancia son del año 1554. Se publicó por primera vez en Burgos, y posteriormente en Alcalá de Henares, Medina del Campo y Amberes con el título de Vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades. La Biblioteca Nacional tiene dos de los ejemplares que se imprimieron en Amberes en el taller de Martin Nutius, impresor que había obtenido el privilegio para imprimir libros en español. Las fortunas y adversidades de Lázaro se extendieron rápidamente por toda Europa. Así, nos podemos encontrar en la Biblioteca Nacional con ediciones del siglo XVII de El Lazarillo en francés, italiano, inglés, etc.

En 1559, debido a las críticas que hacía el libro a la nobleza y el clero, la Inquisición lo incluyó en el Catálogo de Libros Prohibidos, aunque siguió editándose en español en Italia, Portugal, Francia y Países Bajos. Gracias a estos ejemplares, que entraban clandestinamente en España, fue posible acceder durante estos años al texto íntegro.

En 1573 se autorizó de nuevo una edición censurada, que se puede consultar en la Biblioteca Nacional. Las correcciones las llevó a cabo Juan López de Velasco, humanista y funcionario real. Esta edición castigada suprimía los tratados IV, V y otros pasajes breves. Hasta el siglo XIX, la obra original no volvió a publicarse íntegramente en nuestro país.

El Lazarillo, al igual que El Quijote, es una novela de gran comicidad. Por este motivo, a mediados del siglo XX, con el desarrollo de la literatura infantil y juvenil, se realizan las primeras adaptaciones infantiles de esta novela.

En nuestra literatura ha sido fuente de inspiración para otros pícaros que también alcanzaron gran fama como: Guzmán de Alfarache,El Buscón o El Lazarillo del Manzanares. En el extranjero también proliferaron los pícaros, aunque adaptados a las características de cada país. Por ejemplo, en Alemania, nos encontramos con Der abenteuerliche Simplicissimus Teutsch de Grimmelshausen y en Inglaterra con Vida de Jack Wilton de Thoma Nashe.

Si todavía no has leído ninguna de las historia de estos astutos personajes, no lo dudes, acércate a la Biblioteca Nacional.

Comparte

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. eata obra de la zarillo de tormes es muy bueena nos ayuda a saber que es loa que tenemos y a valorarlo

  2. La historia de la edición de Medina del Campo que mencionas es bastante curiosa: en el año 1992 estaban haciendo obras en una casa antigua en un pueblo de Extremadura y, al ir a tirar abajo una pared, salieron unos cuantos libros… del siglo XVI. Entre ellos estaba la edición de Medina del Campo de 1554 del «Lazarillo», que hasta entonces se desconocía. Además, las otras obras eran muy interesantes: un libro de Erasmo, la «oración de la emparedada», y cosas por el estilo que, o estaban en el Index (de libros prohibidos) o, como mínimo, eran poco ortodoxos para la época. Motivo por el cual, probablemente, acabaron emparedados como la señora de la oración. Y desde entonces se habla de las cuatro ediciones que comenta Cristina. Antes eran las de Amberes, Burgos y Alcalá. El Lazarillo sigue dando sorpresas… Gracias por escribir este post y recordarnos su fascinante historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *