Harry Houdini

Tal día como hoy (24 de marzo), en 1874 nacía en Budapest uno de los magos más famosos del mundo: Harry Houdini. Su gran éxito le convirtió en el centro de portadas y artículos de periódicos de todo el mundo. ¿Quieres ver como lo inmortalizó la prensa española? Consulta nuestra Hemeroteca Digital.

Harry HoudiniEl verdadero nombre de Houdini era Erik Weisz, pero lo cambió por Erich Weiss al emigrar a Estados Unidos cuando tenía cuatro años. Todo el mundo conoce a Houdini por sus famosos trucos de magia y escapismo, pero comenzó su carrera artística actuando como contorsionista y trapecista en el circo bajo el nombre de Ehrich, The Prince of the Air, cuando solo tenía nueve años.

A los 15 años se despertó su interés por el mundo de la magia tras leer la obra Jean Eugène Robert-Houdin (1805-1871) The Memoirs of Robert-Houdin, Ambassador, Author, and Conjuror, Written by Himself. A partir de este momento, Erich cambió su nombre por Houdini, para honrar a Houdin, el padre de la magia moderna.

Entre sus espectáculos más famosos se encuentran sus escapadas de los lugares más inverosímiles. Escapó de cuerdas, cadenas, camisas de fuerza, todo tipo de esposas, barriles, cajas, baúles, bidones, bolsas, sacas, ataúdes, jaulas y habitaciones cerradas. Se suele considerar a Houdini el mejor escapista de todos los tiempos y también precursor de muchas de las hazañas y retos de este tipo.

Fue un personaje muy polifacético, que supo aprovechar bien el poder emergente de los medios de comunicación. Sus números de escapismo le hicieron pronto famoso en la prensa mundial de la época y como a todo personaje famoso pronto le surgieron imitadores, por lo que no dudo en proteger legalmente sus invenciones.

También actuó en la joven industria del cine, realizando algunos de sus números más controvertidos, como por ejemplo, en la película «El juego lúgubre” filmada en 1919 o en «El capitán misterio». Muchas de sus actuaciones también fueron grabadas, por lo que hoy podemos disfrutar todos de ellas.

Houdini PrensaOtra de las pasiones de Houdini fue la lucha contra el espiritismo. El mago desenmascaró durante años a médiums y otro tipo de personajes que vivían de esta doctrina. Su aberración por este tipo de gente le llevó a enfrentarse con su gran amigo Sir Arthur Conan Doyle, quien, al contrario que Houdini, creía en este tipo de manifestaciones. Su carrera estaba tan centrada en esta persecución que le nombraron jefe de una sección especial de la Policía de Nueva York, que se encargaba de perseguir las reuniones espiritistas fraudulentas. No dudo en usar su propia muerte para desenmascarar a más médiums. Para ello ideó un código secreto que compartió con su mujer, consistente en diez palabras secretas. Si alguna vez contactaba a través de algún médium «desde el más allá» usaría esas palabras, de modo que su mujer pudiera tener la certeza de que el contacto era genuino. Por supuesto, ese contacto nunca llegó.

A pesar de los riesgos a los que se sometió durante su carrera la muerte le sobrevino de la manera más absurda. Tal y como recoge la prensa de la época, parece ser que un puñetazo proporcionado por un alumno fue el causante de una peritonitis que le causo la muerte. En la madrugada del 31 de octubre de 1926, Houdini fallecía a sus 52 años.

La fama de Houdini ha perdurado más allá de su época. Sus famosas y arriesgadas actuaciones le rodearon de un misterio que todavía hoy perdura. La intriga que despierta su figura ha atraído el interés de la industria cinematográfica que, además de varios documentales sobre él, ha rodado películas basadas en su vida. Entre ellas hay que destacar “El Gran Houdini” (1953), con Tony Curtis y Janeth Leight y “El ultimo gran mago”(2007) con Catherine Zeta-Jones y Guy Pearce.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *