Miguel Delibes

El pasado viernes nos dejó el escritor Miguel Delibes, uno de los autores más importantes de nuestra literatura. La influencia del pensamiento de Delibes está presente en toda la cultura española, no sólo a través de su extensa obra literaria, sino también a través de sus artículos, cuentos y las adaptaciones cinematográficas y teatrales de sus obras.

Miguel DelibesSu pasión por el campo, la caza y la protección de la naturaleza han sido el eje de gran parte de su obra. Su primer artículo como periodista en El Norte de Castilla fue El deporte de la caza mayor. Su preocupación por el cambio ambiental se puso ya de manifiesto en su discurso de ingreso en la Real Academia Española en 1975 “El sentido del progreso desde mi obra”. Este discurso se transformó posteriormente en el libro Un mundo que agoniza. Cada capítulo de este libro se centra en una de las diferentes causas que están destruyendo el medio ambiente: la deforestación, la contaminación, los incendios, el aumento de la temperatura debido al aumento del agujero de la capa de Ozono, los residuos, la reducción de la fauna y flora, la contaminación del mar por los escapes petrolíferos y por el vertido inusual de residuos tanto radiactivos como nucleares. Su preocupación por estos temas se mantiene a lo largo de su carrera en otras obras y en uno de sus últimos libros La tierra herida, que escribió junto con uno de sus hijos.

Sus reflexiones sobre la sociedad española también se extendieron al cine, aunque Delibes no firmó ninguno de los guiones de las películas basadas en sus obras. Sin duda una de las adaptaciones cinematográficas más famosas es Los Santos Inocentes. Esta novela de realismo social, recoge las injusticias que deben soportar las clases marginadas y explotadas por el yugo de las clases dominantes. Fue llevada al cine por Mario Camus e interpretada por Alfredo Landa y Francisco Rabal.

En cuanto a las adaptaciones teatrales su novela Cinco horas con Mario (1966) ha sido representado en los escenarios durante varios años. Se estrenó por primera vez el 26 de Noviembre de 1979 en el Teatro Marquina de Madrid. Fue la primera vez que un texto del novelista y periodista Miguel Delibes se representaba en el teatro. Delibes se encargó de llevar a cabo la adaptación escénica junto con la directora de la obra. La obra se representó con interrupciones a lo largo de 10 años por la actriz Lola Herrera, quien ha vuelto a representarla a comienzo de este siglo.

En cuanto a su influencia personal, todos los que hemos leído a Delibes sabemos que sus libros no dejan indiferente. Personalmente, recuerdo con un cariño especial su novela El camino. Tal vez por la ternura que despiertan los 3 niños, el Mochuelo, el Tiñoso y el Moñigo, y por los curiosos personajes de la aldea, que reflejan fielmente la situación de los pueblos en la España de la posguerra.

¿Cuál es tu mejor recuerdo de Delibes?

Comparte

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Yo recuerdo de mi niñez el hermoso «»Viejas historias de Castilla la Vieja»» y de mi época adolescente «»Cinco horas con Mario»». Recomiendo «»Señora de rojo sobre fondo gris»»: Precioso!!!
    Gracias, Miguel, por tu obra.

  2. Mi primer recuerdo de Delibes es la lectura de Diario de un emigranter, cuando era muy joven, en edición del Círculo de Lectores; es una de las obras que más recuerdo es Señora de rojo sobre fondo gris, una obra suya que me encantó. Y una deuda, leer El heraje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *