Mujeres dirigiendo a mujeres en el cine español

Hoy, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, desde el Servicio de Audiovisuales de la Biblioteca Nacional de España, se quiere reivindicar el trabajo de directoras de cine españolas que hicieron películas reclamando un papel para la mujer muy diferente al que su época demandaba.

En 1969, Josefina Molina se convierte en la primera mujer en obtener el título de directora en la Escuela de Cine de Madrid. De entre sus muchas producciones, la serie para TVE Teresa de Jesús (1984) supuso un acercamiento a la figura de la santa desde un punto de vista totalmente distinto.

Teresa de Jesús es retratada de manera más humana que divina. Josefina Molina expresa de manera muy clara la idea que tenía a la hora de construir el personaje argumentando que “lo que quería hacer era un relato de ficción sobre la vida de una mujer del siglo XVI […], al margen de las manipulaciones interesadas que la Iglesia y el Régimen habían hecho de ella”. [1]

Teresa de Jesús (1984)

Teresa de Jesús (1984)

Una mujer culta, que no sólo se muestra como apasionada de la lectura, sino que participa en juegos propios de la élite cultural masculina de la época como el ajedrez. Una figura con autoridad ante el resto de religiosas, a las que intenta inculcar una actitud independiente, que queda reflejada en la construcción de sus propios conventos. La libertad y la autogestión que buscaba con sus fundaciones confirman que “Teresa no hablaba de feminismo, lo ponía en práctica”. [2]

A pesar de haber pasado más de cuatro siglos, la serie es un buen ejemplo de lo que hoy supone el llamado “techo de cristal”, que afecta a las grandes empresas españolas, impidiendo que haya muchas mujeres en puestos de responsabilidad. Es difícil imaginar lo que podría haber conseguido Teresa de haber sido un hombre.

La conquista de la libertad femenina sigue siendo el argumento central de otra creación de Josefina Molina: La Lola se va a los puertos (1993). En esta nueva versión cinematográfica de la obra de los hermanos Machado, la protagonista se resiste a ser cosificada y tratada como un trofeo en una lucha fratricida entre dos hombres. A través de una progresiva toma de conciencia, Lola deja atrás su condición de objeto sexual para reafirmarse como única dueña de su destino.

La Lola se va a los puertos (1993)

La Lola se va a los puertos (1993)

Si Josefina Molina trata el feminismo a través de personajes históricos, Cecilia Bartolomé lo expresa con personajes femeninos más cercanos a nuestro tiempo. Diplomada en el mismo año que Josefina Molina, su obra ha sido generalmente menos conocida que la de su compañera de promoción. [3]

Su primer largometraje, Vámonos Bárbara, estrenado en 1977, es considerado por los especialistas como la primera película feminista española [4]. Cuenta la historia de Ana, una joven catalana de 38 años que decide separarse de su marido, pese a la oposición de su familia, en los primeros años de la Transición. Se empezaba a vislumbrar un futuro de mayor libertad para la mujer, aunque todavía se encontraban vigentes los estereotipos franquistas, basados en que la mujer sólo podía realizarse a la sombra de un hombre y en la crianza de los hijos.

Vámonos, Bárbara es un claro alegato feminista sobre aquellas mujeres que con pequeños actos en su vida diaria y personal, en muchas ocasiones infringiendo reglas y convencionalismos, consiguieron grandes avances para la mujer. Además, el filme deja claro que la independencia femenina es posible sólo a través de la independencia económica. A lo largo de la película, el marido no dudará en utilizar su poder económico para presionar e intentar hacer volver a Ana a su lado.

Vámonos, Bárbara (1977)

Vámonos, Bárbara (1977)

La hija de Ana, Bárbara, es un personaje clave en la narración. El pacto de sinceridad que establece al principio de la película con su madre crea un vínculo de apoyo mutuo que busca afrontar los desafíos del viaje, con la idea siempre presente de que no necesitan de los hombres para conseguir su autorrealización. La actitud de Bárbara, sin prejuicios ni complejos, hará comprender a su madre que, en una sociedad patriarcal en la que un posible nuevo amor de Ana repite los viejos esquemas, la libertad sólo se puede conseguir ejerciéndola y luchando por ella.

Cabe destacar que, en una época caracterizada por el cine del destape, en el que el cuerpo de la mujer era utilizado como reclamo comercial, Vámonos Bárbara trata de forma muy natural el desnudo femenino mostrando el cuerpo de Ana como parte de su propia identidad y no como un mero objeto sexual.

En Lejos de África (1996), Cecilia Bartolomé narra de primera mano la difícil convivencia entre el recio catolicismo franquista de los años 50 y las tradiciones de los pueblos indígenas. De nuevo escoge personajes infantiles, pero en esta ocasión busca expresar el desarraigo: Susana, traída por sus padres desde España para empezar una nueva vida en Guinea, y Rita, una niña criada en un poblado indígena, arrancada de sus raíces para ser educada en la religión y costumbres españolas.

La película narra de manera intimista el paso de la infancia a la edad adulta, pasando por la pubertad, y cómo la mentalidad, así como los intereses de las jóvenes, van variando a partir de las vivencias y la educación que reciben. La sexualidad se aborda como un camino de libertad, más allá de las religiones y las culturas, una forma de descubrimiento del cuerpo femenino como un símbolo del paso a la edad adulta.

Cecilia Bartolomé aprovecha la relación de amistad entre Rita y Susana para mostrar que el entendimiento entre mujeres de diferentes culturas es posible. Este vínculo de entendimiento y apoyo encuentra su correspondencia en la actualidad con el movimiento feminista global, que aboga por una consecución de la igualdad real en todos los ámbitos.

Lejos de África (1996)

Lejos de África (1996)

Cecilia Bartolomé construye un cine intimista a partir de pequeñas historias, desde miradas poco habituales como son las de los niños. Esto lo podemos ver en la ópera prima de Carla Simón, Estiu 1993 (2017). Han pasado ya muchos años desde el estreno de las películas citadas y hoy nos encontramos con el primer largometraje de una directora que muestra la superación del duelo por parte de una niña de seis años. Este desarraigo, el no pertenecer a ningún sitio, es algo en común entre la primera película de Carla Simón y Lejos de África de Cecilia Bartolomé. Es muy similar el duelo de Frida y el de Rita ante la pérdida y la separación; ambas se sumen en un pozo de melancolía en el que intentan emular a sus referentes de hogar, Frida maquillándose y vistiéndose como su madre y Rita copiando los rituales indígenas de su abuelo. En Estiu 1993 lo que predomina es el sentimiento a lo largo de toda la película. El amor, la pena, los celos; pero también la esperanza de futuro narrada a través de la niña.

Aunque en el panorama actual del cine español existen grandes directoras de cine muy consolidadas como Icíar Bollaín, Isabel Coixet…, todavía son pocas las directoras de cine en proporción a sus compañeros varones, cuyas producciones cuentan con una mayor visibilidad y reconocimiento. Es por ello que todavía son necesarias reivindicaciones feministas como la pasada gala de los Premios Goya, donde las mujeres del mundo del cine tuvieron un gran protagonismo.

Este son solo unos pocos ejemplos de lo que se puede descubrir en la colección de audiovisuales de la Biblioteca  Nacional de España donde se conservan otros títulos que nos presentan a la mujer desde muy diferentes prismas que nos hacen reflexionar sobre la condición femenina.

 

José Carlos Cerdán Medina
Natalia Calviño Tur
María Collado Rodríguez
Cristina Cosido Cabo

 

[1] Palabras expresadas por la directora en Molina, Josefina. Sentada en un rincón. 45 Semana Internacional de Cine de Valladolid, 2000. Semana internacional de cine de Valladolid, 2000, p. 114. Signatura Cine f Molina 001

[2] Opinión expresada por Josefina Molina hablando sobre Santa Teresa de Jesús en la Biblioteca Nacional de España el 28 de marzo de 2015, en la presentación de su libro “En el umbral de la hoguera” [DVD-Vídeo]. En la cual intervienen también Concha Velasco y Manuel Pimentel. Signatura APCS 5339

[3] Cerdán, Josetxo; Díaz López, Marina. Eds. Cecilia Bartolomé: el encanto de la lógica. La Fàbrica de Cinema Alternatiu, 2001, p. 13. Signatura 4/181053

[4] Galán, Diego. Cecilia Bartolomé, cineasta con coraje. El País (17 de enero de 2016)

 

Fuente de las imágenes:

Teresa de Jesús [3 DVD-Vídeo]. Dirigida por Josefina Molina. Valladolid: Divisa Home Vídeo, D.L. 2012. Signatura DVD/76430-76432

La Lola se va a los puertos [DVD-Vídeo]. Dirección, Josefina Molina. Madrid: editado y distribuido por Vellavision, D.L.  2001. Signatura DVD/571

Vámonos, Bárbara [DVD-Vídeo]. Dirección, Cecilia Bartolomé. L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona: Filmax Picture, D.L. 2010. Signatura DVD/94730

Lejos de África [DVD-Vídeo]. Dirigida por Cecilia Bartolomé.Madrid: Lauren Vídeo Hogar, D.L. 1997. Signatura MDVD/1806

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *