«Amigos, todos en pie…» Marcos Ana en la Biblioteca Nacional de España

Marcos Ana

El poeta español, Marcos Ana

El pasado jueves 24 de noviembre falleció en Madrid el poeta Marcos Ana, uno de los presos que más tiempo pasó, de forma ininterrumpida, en las cárceles de Franco.

Marcos Ana, nacido como Fernando Macarro Castillo, vino a la vida en Alconada (Salamanca) en 1920. Sin embargo, las necesidades familiares le llevaron, junto a su familia, a establecerse en Alcalá de Henares, donde pasó su infancia y primera juventud. Las inquietudes políticas del joven Marcos le encaminaron pronto a desarrollar un papel político activo dentro de la vida madrileña, intensificándose ésta durante la Guerra Civil. Muerto su padre a causa de los bombardeos a la ciudad de Madrid, Marcos se significó en las Juventudes Socialistas Unificadas, adquiriendo cargos de responsabilidad política por los que fue condenado al término de la guerra. Capturado en el puerto de Alicante, fue llevado al campo de Albatera, donde inició su personal viaje por las cárceles franquistas. Condenado dos veces a pena de muerte, ésta le fue conmutada por la pena de sesenta años de cárcel. Finalmente en 1961 fue amnistiado gracias al movimiento internacional por los presos políticos españoles, liderado por figuras de la literatura como Rafael Alberti, María Teresa de León y Pablo Neruda, entre otros.

Durante los 23 años que permaneció en prisión, Marcos Ana adoptó su pseudónimo –en honor a sus padres– y comenzó un viaje poético con el que alcanzó la libertad que los barrotes de la represión le habían negado. Sus poemas, publicados en Francia, Chile, México y Argentina, salieron clandestinamente de la cárcel para dar voz los presos políticos que habitaban las cárceles españolas.

Desde hace algunos años la obra literaria de Marcos Ana se encuentra recogida entre los fondos de la Biblioteca Nacional a disposición de los usuarios, que pueden consultarla a través del catálogo web de la BNE. A día de hoy, gracias al donativo del también militante y fotógrafo Manuel de Cos, conservamos en el Departamento de Música y Audiovisuales una serie de documentales inéditos en los que Marcos Ana da una nueva textura a sus versos. A su vez, el mismo Departamento de Música y Audiovisuales alberga la mayoría de los documentales y entrevistas que, ya a partir de 1978, protagonizó hablando de su vida en la prisión y también de su vida posterior durante las intensas y constantes giras por Europa y Latinoamérica.

Hoy recordamos a aquel hombre, que tras veintidós años de reclusión escribía a tientas sobre el mar, el campo, los árboles, los besos y se despedía amedrentado por los pasos de funcionario, como la persona libre y enamorada de la vida, que fue, al conocer de nuevo el canto de los pájaros.

Alba Corrales y Elsa Calero

Comparte

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Se agradece una entrada que recoja la trayectoria del poeta Marcos Ana, además de reseñar algunos aspectos de su vida que más allá de ser meramente personales, son de interés de la historia de España, por ser un hombre que vivió activamente esa España que hoy tenemos tan olvidada. Sólo una cuestión, ¿por qué razón esta entrada no figura en el tablón de noticias de la BNE? ¿Se trata de un homenaje a medias o forma parte de ese pretendido «olvido» vs corrección institucional al que estamos tan acostumbrados?

    1. Me ha gustado el final, queda muy poético. Se le echará de menos.

      ¿Cómo es que noticias como esta no se ven en la página principal? Tendrían más visibilidad, y más gente podría así llegar a conocer algo de la vida y obra de este hombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *