Los registros sonoros en la Biblioteca Digital Hispánica

En 2011 se han incorporado a la Biblioteca Digital Hispánica (BDH) más de 6500 grabaciones sonoras correspondientes a los documentos fonográficos más antiguos de la Biblioteca Nacional de España: discos de pizarra y cilindros de cera. El trabajo fue realizado por el Departamento de Música y Audiovisuales y las Áreas de Automatización y Biblioteca Digital.

El Departamento de Música ha elaborado un proyecto de continuación de dicha digitalización, que abarcaría el fondo más antiguo de los registros sonoros de la BNE, los discos de pizarra (unos 21000 en total), los discos de vinilo de los primeros años de existencia de este soporte (unos 5000), una selección de rollos de pianola y discos perforados, así como las grabaciones contenidas en archivos personales de compositores o musicólogos.

La Biblioteca Digital Hispánica (BDH) permite la consulta gratuita de miles de documentos digitalizados, cuyos originales en todos los soportes (libro, publicaciones periódicas, partituras, mapas, dibujos, grabados, fotografías, manuscritos) forman parte de los fondos de la Biblioteca Nacional de España (BNE). Este portal se creó en 2008 con el apoyo de la empresa Telefónica, para contribuir a cumplir la misión recomendada a la BNE de reunir, conservar, catalogar, gestionar y difundir el patrimonio bibliográfico, sonoro, audiovisual y digital español. Cumple con normas y protocolos internacionales que facilitan su participación en proyectos digitales de la Unión Europea como Europeana.

Primera fase

En junio de 2011 comenzó la incorporación a la BDH de los registros sonoros más antiguos conservados en la BNE: discos de pizarra y cilindros de cera. Se están incorporando sólo aquellos que fueron digitalizados hace años.

Los discos de pizarra: 6507 discos descritos en el Catálogo de discos de 78 rpm en la Biblioteca Nacional (Madrid, 1988) fueron digitalizados en soporte CD-DA y cinta DAT entre 1995 y 2000. Hasta ahora sólo podían escucharse en las instalaciones de la BNE (Sala Barbieri). Estas reproducciones digitales hechas en .wav son las que se están volcando a la BDH convertidas a formato .mp3, que permite una transferencia más rápida en Internet.

Estas grabaciones representan una parte muy significativa de la producción nacional española desde 1924 hasta 1957, recogidas gracias a las disposiciones de depósito legal de 1938 y 1942. La colección abarca todos los géneros musicales: operas, sonatas, conciertos, zarzuelas, pasodobles, tangos, canciones populares, flamenco, fox-trots, entre otros. Los discos fueron editados por algunas de las compañías más importantes que trabajaron en España, como la del gramófono Odeón, Columbia, Philips Ibérica o Transoceanic Trading Company. Entre estas grabaciones también se encuentran los “archivos de la palabra” que incluyen voces de personalidades literarias, políticas o científicas, así como poesías, cuentos, relatos humorísticos, cursos de idiomas o sonidos varios.

Cilindros de cera o de fonógrafo: Forman parte de esta fase inicial las que son, desde el punto de vista histórico, las primeras grabaciones sonoras. De los 457 que posee la BNE la mayoría ya habían sido digitalizados por sus antiguos propietarios. Se trata de grabaciones, principalmente de fabricantes españoles, realizadas entre 1897 y 1904, cuya calidad de reproducción es desigual debido no sólo a la fragilidad y antigüedad de los soportes, sino también a los procesos rudimentarios con que se hicieron las grabaciones, aunque su valor histórico es indiscutible.

Por otra parte se están digitalizando desde hace años unos 3000 discos de pizarra, procedentes de compras y donativos, que también se están volcando a la BDH.

La BNE firmó en 2010 un acuerdo con sociedades de gestión de derechos de autor e interpretación, SGAE y AIE, para poder subir dichas grabaciones a su página web mediante el pago de cuotas adaptadas a la naturaleza de esta institución bibliotecaria y su carácter de centro conservador y difusor de la cultura española.

En conclusión, en esta primera fase se ha utilizado material ya digitalizado y el trabajo ha consistido en hacer posible su difusión a través de las BDH.
Segunda fase

Tras la buena acogida del público y el amplio eco en los medios de comunicación de esta primera etapa el Departamento de Música y Audiovisuales se ha propuesto dos proyectos de digitalización masiva de documentos sonoros para los próximos años, que constituirán una segunda fase de su difusión a través de la BDH.

1º. Digitalización de unos 10.000 nuevos discos de pizarra y 5.000 de vinilo (primeras grabaciones de vinilo de los años cincuenta). Con este proyecto se cubrirá la digitalización de toda la colección histórica de sonido grabado en la Biblioteca.

2º. Digitalización de una selección de rollos de pianola (un centenar de los aproximadamente 6.000 con que cuenta la BNE) y las colecciones completas de hilos magnéticos, discos perforados Ariston, Herophon, Ariosa y Symphonion y cintas abiertas, casetes, y discos incluidos en archivos personales. También se incluyen en este proyecto la digitalización de la colección de cintas del archivo de la palabra de AECID (antigua Biblioteca de la Cultura Hispánica), que recoge la grabación de sus actos culturales y va a ser cedido a la BNE, así como una selección del archivo musical del estudio de grabación Kirios, donado a la BNE.

El proceso de digitalización supone las siguientes tareas: limpieza de documentos; digitalización o conversión de los archivos analógicos en archivos de audio digital en formato wav, que constituyen los archivos de conservación o ficheros master; su conservación en archivos de acceso o difusión en Internet en formato mp3 con la máxima calidad para este medio.

En el caso de los discos perforados y rollos de pianola, que son música codificada, para digitalizarlos se necesita su reproducción mecánica utilizando los aparatos correspondientes: el organillo de lengüetas libres en el caso de los discos Ariston, Ariosa y Herophon, la caja de música con los discos Symphonion y la pianola con los rollos, para poder grabar el sonido reproducido.

Estos trabajos se realizan de acuerdo con pautas internacionales como la Guidelines on the production and preservation of digital audio objects (2009) de la Asociación Internacional de Archivos Sonoros y Audiovisuales (IASA-TC04).

Tanto en los trabajos en curso como en el caso de los que se proyectan para los años próximos, no ha habido ningún criterio de selección de registros, puesto que se han incluido todas las grabaciones sonoras antiguas que posee la BNE. Esto se justifica no sólo por motivos de difusión, sino por la obligación que tiene la Biblioteca de preservar todos sus fondos. Tan solo se ha hecho una selección en los rollos de pianola, eligiendo unos cien que incluyeran música española.

Estos proyectos se enlazan con la digitalización masiva de partituras, ya muy avanzado. Próximamente también se van a digitalizar en la BDH los catálogos impresos de rollos de pianola y discos de pizarra que custodia la BNE, según un proyecto del grupo de trabajo de registros sonoros y audiovisuales de la Asociación Española de Documentación Musical, AEDOM.

Por último, la BNE dentro de sus planes de digitalización y preservación se está planteando la necesidad de re-digitalizar archivos sonoros originalmente digitales, correspondientes a los primeros años de producción y comercialización de este tipo de grabaciones: CD de audio y cintas DAT.

Una información más detallada puede encontrarse en el último número (año 15, 2011) de «Boletín DM», el anuario de AEDOM (Asociación Española de Documentación Musical), páginas 58-60.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *