Los fondos cartográficos de la Biblioteca Nacional procedentes del Gabinete Geográfico de la Primera Secretaría de Estado

La Biblioteca Nacional de España conserva una importante colección de fondos cartográficos, antiguos y modernos, formada por mapas, planos, cartas náuticas, atlas y obras especializadas en geografía, cartografía, astronomía, navegación, descripción de países y viajes. Estos fondos se completan con una interesante colección de folletos turísticos y postales de ciudades y lugares geográficos, de gran interés para el estudio de la evolución urbana y paisajística producida principalmente en los últimos decenios.

En la antigua Real Biblioteca, origen de la Biblioteca Nacional, la presencia de mapas y planos fue muy importante y las obras de geografía y los libros de viajes ocupaban un lugar destacado entre las distintas disciplinas que conservaba. Sin embargo, la mayor colección de fondos cartográficos procede del antiguo Gabinete Geográfico, adscrito a la Primera Secretaría de Estado, creado por el primer ministro Manuel Godoy en 1795. Al frente de este Gabinete se puso a los geógrafos Tomás y Juan López con el encargo de formar una gran colección de mapas para el servicio de la propia Secretaría de Estado

Esfera armilar, Samuel Dunn, 1780 (MR/6/ I Serie 55/3)

La Secretaría de Estado, más tarde denominada Ministerio de Estado y posteriormente Ministerio de Asuntos Exteriores, era un organismo que abarcaba importantes misiones tanto de política interior como exterior y la finalidad de este Gabinete era poner en manos de los miembros de la Secretaría la colección más extensa posible de mapas y obras geográficas que en ese momento se estaban produciendo. Para ello, en 1796 se ordenó a todos los embajadores y representantes españoles en el extranjero que compraran los mejores mapas, marítimos o terrestres, publicados en los países en que estaban destinados y se comisionó a algunos expertos para efectuar adquisiciones en los principales países de Europa.

En el siglo XIX al transformarse la Secretaría de Estado en Ministerio de Estado, todo el material cartográfico del Gabinete Geográfico quedó anexionado al Archivo y Biblioteca del Ministerio, hasta que finalmente, por Real Orden de 7 de Junio de 1913, los mapas fueron trasladados a la Biblioteca Nacional.

El Archivo de la Biblioteca Nacional, conserva entre sus fondos la documentación relativa a este importante ingreso. En primer lugar, la carta del Subsecretario del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, informando al Director de la Biblioteca Nacional de la Real Orden de 7 de Junio por la que la colección de Cartas Geográficas pasaran a la Biblioteca Nacional; carta firmada el 12 de junio de 1913 por Rafael de Altamira, por Autorización del Subsecretario del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes. En segundo lugar, una carta del director de la Biblioteca Nacional dirigida al Subsecretario del Ministerio de Instrucción Pública, fechada en 28 de junio de 1913, notificando que el Oficial de la Biblioteca Pedro Mora se ha hecho cargo de los mapas y que éstos se instalarán en la Sección de Cartografía

Esta colección procedente del Gabinete Geográfico está compuesta por mapas en su mayor parte del siglo XVIII y está dividida en tres grandes colecciones muy diferentes entre si:

  • Mapas de Tomás López y sus hijos
  • Mapas de la Colección Mendoza
  • Mapas manuscritos

Mapas de Tomás López y sus hijos

Tomás López de Vargas Machuca es la figura más representativa de la cartografía española del siglo XVIII. Fue discípulo de Bourguignon D’Anville, ilustre cartógrafo francés de quien aprendió la técnica del trazado de mapas, conocida como “geógrafo de gabinete”, no efectuando levantamientos personalmente, sino cotejando diversos mapas de un mismo territorio. A lo largo de su vida realizó más de doscientos mapas, cubriendo todo el territorio nacional y zonas de América.

Mapa del Mundo, Tomás López, 1771 (MR/2)

La importancia de los mapas de López, a pesar de la poca exactitud que este procedimiento tenía, reside en ser el primer cartógrafo español que, de una manera sistemática, grabó y publicó mapas en este país, librándolo de la dependencia de los mapas extranjeros que hasta ese momento se utilizaban. En sus mapas aparecen ya las divisiones administrativas conforme al esquema trazado por Felipe V en los Decretos de Nueva Planta y que estuvo vigente todo el siglo XVIII y en el comienzo del XIX, hasta que en el 1833 se adoptó la nueva división en provincias y Partidos Judiciales, que ha durado hasta nuestros días

El Servicio de Cartografía de la Biblioteca Nacional conserva, prácticamente la totalidad de los mapas sueltos de Tomás López y sus hijos y las ediciones de 1804, 1810 y 1830 del “Atlas”, formado con sus mejores mapas.

Mapas de la Colección Mendoza

Dentro del ambiente científico en que se desarrolló la actividad profesional de los marinos españoles en el siglo XVIII, destaca la personalidad del Capitán de Fragata José Mendoza Ríos, que realizó importantes tareas en el campo científico, como la de reunir, por orden del primer ministro Manuel Godoy, una colección de mapas para el Gabinete Geográfico, que se había creado adscrito a la Primera Secretaría de Estado. Colección que hoy día se custodia en el Servicio de Cartografía de la Biblioteca Nacional.

Map of the Province of South Carolina, James Cook, 1773 (MR/4/I Serie 28/8)

La Colección reunida por Mendoza, está compuesta por 2.405 mapas, divididos en dos series: la primera, formada por 1.697, impresos en su mayoría en Gran Bretaña, en la segunda mitad del S. XVIII; se completó con una segunda serie de 708 mapas, grabados en otros países, como Francia, Alemania, España, Rusia, etc. Los mapas están cuidadosamente iluminados, la mayor parte de ellos están entelados y se conservan en perfecto estado. Son mapas importantes y valiosos, realizados en aquel tiempo que fue el de la eclosión de la geografía científica en toda Europa.

Mapas manuscritos

Del Gabinete geográfico ingresaron en la Biblioteca una serie de mapas manuscritos existentes también en ese archivo, aunque otros se enviaron, unidos a la documentación, a los archivos de Simancas e Histórico Nacional.

Isla de Mallorca, Juan de Aguirre, 17– (MR/43/81)

La Primera Secretaría de Estado, después llamada Ministerio de Estado, era un organismo gigantesco que se ocupaba de los asuntos más variados, desde las relaciones exteriores, la sanidad, los correos, caminos y canales, postas, compañías marítimas, obras públicas, etc. Por ello es enorme la importancia y variedad de los informes que se reunieron en su archivo.

La variedad temática de estos mapas, por estos motivos, es muy grande: proyectos de nuevos canales, ampliación de arsenales, itinerarios militares, batallas, proyectos de fortificación, obras públicas, cartas náuticas, etc. Casi todos los mapas están levantados por ingenieros militares. En su mayor parte son del siglo XVIII aunque se conservan algunos de los siglos XVI, XVII y del XIX.

Estos mapas tienen interés no sólo desde el punto de vista geográfico, sino también como documentos históricos.

Vista de la Plaza de Argel, 1763 (MR/42/373)

Comparte

Esta entrada tiene 6 comentarios

  1. Hola, tengo un mapa muy antiguo de Tomás López de la Real Acequia de Alzira, son 12 laminas que al juntarlas miden 2m X 1,33m. Me gustaría saber que valor tiene y si les interesa para su biblioteca.

  2. hola
    quisiera sabes si existen mapas antiguios o planos tanto por cartografos como militares de la provincia de badajoz,mas concretamente estoy buscando los origenes de ciertas construcciones que pertenecieron a ordenas miliaters
    gracias

  3. La cartografía ayuda mucho a estudio de investigaciones al impacto de la población futura y las mejoras u obstáculos que se puede atravesar con el transcurso del tiempo en dicha zona

  4. Estas primeras colecciones de mapas parecen un gran principio, y seguro que hay infinidad de tesoros cartográficos dentro y fuera de ellas. Los mapas son uno de los más hermosos materiales de las bibliotecas y siempre me han hecho soñar. con viajes y descubrimientos. Espero que escriban mas sobre ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *