Los álbumes del “Archivo de la Fotografía Kâulak”: Más de 6.000 retratos de personalidades

La Biblioteca Nacional de España conserva uno de los más importantes fondos fotográficos españoles, el del estudio Kâulak, creado por Antonio Cánovas del Castillo Vallejo (Madrid, 1862-1933) en octubre de 1904. Consta de positivos, negativos, álbumes y objetos diversos relacionados con el trabajo habitual en la galería, y su valor es excepcional tanto para la historia de la fotografía como para la iconografía hispánica, ya que gran parte de las fotos son retratos de la familia real, aristócratas, políticos, militares, empresarios, escritores y artistas.

Los originales del fondo se calculan en torno a 58.000, en su mayoría negativos, de los que aproximadamente 50.000 fueron adquiridos en 1989, según indican Kurtz y Ortega en 150 años de fotografía en la Biblioteca Nacional: Guía-inventario de los fondos fotográficos de la Biblioteca Nacional, y el resto lo fueron en 2006. Destacan, por su interés en cuanto a la cualidad, calidad y cantidad once álbumes que componen el “Archivo de la Fotografía Kâulak” (sig. KÂULAK -LF/1/V.1 a KÂULAK -LF/10), con 6.729 copias en papel, en su mayoría de 13×17, positivadas a partir de negativos de 9×12, 13×18 y 18×24. Cánovas comenzó a elaborarlos en 1914 y los concibió como un índice de los clientes que frecuentaban el estudio, seleccionando las fotos por los personajes y por la plasticidad de la imagen. A estos añadiría posteriormente otro álbum titulado Museo Iconográfico de Kâulak 1904-1924, concebido como “libro de oro de la galería” y que comenzó a preparar en 1920. En este caso seleccionó los retratos con un criterio estrictamente documental, primeros planos sin fondos que reprodujo en formato medio (6×9 y 9×12).

 Lectora. Álbum 1-I, nº 485

Lectora. Álbum 1-I, nº 485

Con los personajes identificados se ha realizado un índice alfabético que permite la consulta y remite al número de positivo manuscrito por Kâulak. La selección da mayor protagonismo a la mujer, con 3.737 retratos (56% del total), mientras que los de hombres son 1.280 (19%). El resto se reparte entre los niños (5%), las parejas (12%) y los grupos de tres o más personas (8%). El mayor número de mujeres justifica las referencias en la prensa de la época a su consideración de retratista de las damas de la aristocracia y la burguesía.

Antonio Cánovas del Castillo y Vallejo, sobrino del que fuera Presidente del Consejo de Ministros, asesinado en 1897, fue pintor, editor, literato, periodista, empresario y político. Tuvo una intensa actividad durante más de treinta años al frente de su galería y de varias asociaciones culturales y profesionales. Su aportación a la fotografía puede considerarse excepcional. Fue miembro de la Sociedad Fotográfica de Madrid, representó a los profesionales en varias sociedades, creó y dirigió la revista La Fotografía (1901-1913), y presidió la Unión Fotográfica, patronal de los profesionales en el primer tercio del siglo XX. El diario conservador La Época publicó en la necrológica del 14 de noviembre: “Rival de Franzen y uno de los predilectos de la sociedad madrileña. Un retrato de Kâulak era siempre garantía de acierto y de arte. La colección de sus trabajos es tan notable que, seguramente, un álbum en que se reprodujeran los más destacados, tendría un valor inapreciable para cuantos quisieran evocar la vida de Madrid del último medio siglo”.

Hernando Fitz-James Stuart y Falcó, conde de Montijo, medalla de plata en el torneo de polo de los Juegos Olímpicos de Amberes, 1920. Álbum 1.II, nº 1360

Hernando Fitz-James Stuart y Falcó, conde de Montijo, medalla de plata en el torneo de polo de los Juegos Olímpicos de Amberes, 1920. Álbum 1.II, nº 1360

El Archivo de la Fotografía Kâulak. Detalles

Cada tomo se corresponde ordenadamente con un millar de fotografías, con excepción del primero, que al estar dividido en dos partes contiene del 1 al 999 en la primera y del 1 al 1999 en la segunda. De cada millar se incluye una selección, de manera que los números manuscritos en tinta sobre cada copia están salteados. Cada número se corresponde con una sesión fotográfica, por lo que en ocasiones se muestran varios retratos distintos de la misma sesión con el mismo número.

Kâulak escribió un texto de presentación que mandó imprimir e insertar al inicio de cada tomo y que tituló: “Advertencia general para todos los tomos de este Archivo”. Del escrito se deduce que el proyecto era más ambicioso de lo que finalmente resultó, ya que se truncó en el número 10.000 mientras que se hace referencia al 20.000. La idea original fue realizar tres tomos por cada millar de números del archivo, con copias de diversos formatos: 13×18 a partir de placas de 18×24, 9×12 con placas de 13×18, y 6,5×9 con negativos de 9×12. En cuanto a la documentación, debían identificarse todos los personajes, pero no solo no se hizo sino que la información se fue reduciendo paulatinamente a partir del séptimo álbum, lo que evidencia un progresivo desinterés. También al final de cada tomo debía incluirse un índice alfabético por apellidos, pero ninguna de estos propósitos se llevó a cabo.

 Los hermanos Álvarez Quintero. Álbum 6, nº 5774

Los hermanos Álvarez Quintero. Álbum 6, nº 5774

En general, los retratos se caracterizan por la estética decimonónica, con predominio de los escenarios recargados, que evoluciona a composiciones más sencillas y atrevidas, con fondos neutros que dan mayor protagonismo al modelo. En la composición de las escenas se observa una esmerada preparación, procurando la correcta colocación de los modelos. La mayoría de los personajes aparecen de cuerpo entero, incluso cuando están sentados. El resto de planos (primeros, medios y americanos) son muchos menos, en torno al 30%. Los mejores retratos corresponden a primeros planos sobre fondo neutro, en los que se aprecia la calidad en la composición y la fuerza expresiva. Abundan los perfiles, y son mínimas las tomas frontales. La iluminación es impecable, evitando las sombras. Durante el análisis se ha realizado un listado de fondos, del mobiliario y de los decorados con el fin de identificar el estudio Kâulak, y también con el objeto de fechar aquellas imágenes que se han localizado en publicaciones.

Los álbumes permiten el conocimiento de la sociedad de la época en aspectos tales como la iconografía, pero también aportan información sobre el valor documental que Antonio Cánovas confirió a las imágenes. ,Asimismo son interesantes para el estudio de la moda y el vestido. Aunque los personajes seleccionados pertenecen en su mayoría a la burguesía y a la aristocracia, se encuentran también retratos de artistas (pintores, escultores, actores, actrices o toreros) y de fotógrafos aficionados de reconocido prestigio con los que Cánovas mantuvo especial relación, como Andrés Ripollés, presidente de la Sociedad Fotográfica de Madrid; Luis de Ocharan, autor de una excepcional serie sobre El Quijote, o Francisco Cabrerizo, renombrado pictorialista de la época.

Luis de Ocharan, polifacético intelectual y maestro de la fotografía. Álbum 5, nº 4786

Luis de Ocharan, polifacético intelectual y maestro de la fotografía. Álbum 5, nº 4786

Por último, hemos de insistir que el índice de los personajes constituye una herramienta de trabajo imprescindible para su localización.

 

Revista Métodos de Información (marzo, 2015)

http://www.metodosdeinformacion.es/mei/index.php/mei/article/viewFile/IIMEI5-N9-209237/805

Información relacionada

Post «De Clifford a Kaulak, parte II«.

 

Juan Miguel Sánchez Vigil
María Olivera Zaldua
Facultad de Ciencias de la Documentación
Universidad Complutense de Madrid

Consulta otros post de la serie Investigadores

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *