La vuelta al mundo en 20 días

El 29 de agosto de 1929 es una fecha clave para la historia de la aeronáutica. El dirigible alemán Graf Zeppelin LZ127 toma tierra en Lakehurst, Nueva Jersey (EE. UU.) tras 20 días y cuatro horas de vuelta al mundo.

El 29 de agosto de 1929 es una fecha clave para la historia de la aeronáutica #zeppelin Clic para tuitear

Aérea (1929), nº 74, página 20

Aérea (1929), nº 74, página 20

William Randolph Hearst, el magnate de la prensa estadounidense, financió el viaje, por lo que el punto de partida del recorrido oficial se fija en la Costa Este de Estados Unidos de América, en lugar de en Alemania, país de origen del dirigible y desde donde se inició verdaderamente. Tras su llegada a EE.UU vuelve a cruzar el Atlántico, haciendo su primera escala en Friedrichshafen (Alemania). Atraviesa Europa, sobrevuela los Urales y Siberia y llega a Tokio (Japón) donde hace escala. Retoma el vuelo, dirección EE.UU, el 26 de agosto. Dos días después aterriza en su punto de partida oficial, Lakehurst. El LZ127 estuvo 128 horas sin tocar tierra, batiendo el récord que había hasta el momento (Eduardo Rolland, La Voz de Galicia).

También 128, pero kilómetros/hora, era la velocidad máxima que alcanzaba gracias a la propulsión de cinco motores Maybach de 550CV.

Los motores del Graf Zeppelin, Ingeniería y construcción (nov. 1928), n. º 71, página 39

Los motores del Graf Zeppelin, Ingeniería y construcción (nov. 1928), n. º 71, página 39

“El primero que ideó un globo dirigible fue el francés Meusnier, en 1785, pero hasta 1852 no se llevó a la práctica por el ingeniero Gifford”

España automóvil y aeronáutica (30-9-1911), nº 18, página 5

España automóvil y aeronáutica (30-9-1911), nº 18, página 5

El objetivo de este histórico viaje, comandado por Hugo Eckener y en el que se recorrieron 34.600 kilómetros, era demostrar que el Zeppelin podía sobrevolar todas las zonas climáticas del mundo. Veinte pasajeros, además de los 41 tripulantes, serían testigo: el periodista Joaquín D. Rickard, de ABC; el doctor español Jerónimo Mejías; el periodista M. Gervilie, de Le Matin; tres representantes de la American Newspaper Syndicate: Grace Drumond (la única mujer a bordo), Carl von Wíegaud y sir Hubert Wilkins, explorador australiano. Dos fotógrafos: Robert Hartrnan y Heinz von Perckhammer, y tres marinos: los almirantes americanos Charles Rosendahl y. J.C. Richardson, y el japonés Fujiyoshi. El profesor alemán W.B. Seilkopf, y el ruso Johann Karklin, ambos meteorólogos; Asimismo forman parte del pasaje dos japoneses, el doctor Euti y el Sr. Kitgno; tres alemanes, Gustav Kavder, Heinz von Eschweger y Max Geisenheiwer; un suizo, Christoph Iselin, y el joven millonario neoyorkino, William Leeds (ABC, 15 de agosto de 1929).

Al dejar el dirigible en el que acabarnos de dar la vuelta al mundo lo hacemos convencidos de haber participado en el mayor acontecimiento de nuestra vida”, Joaquín D. Rickard para ABC

4- ZeppelinEl dirigible Graf Zeppelin LZ127 fue así bautizado como homenaje a su creador, Ferdinand von Zeppelin, fallecido en 1917. Voló por primera vez el 18 de septiembre de 1928 y fue la mayor aeronave de su tiempo, con una longitud de 236,6 m, un volumen de 105.000 m³, diez cabinas de dos camas, una cocina, una sala de estar y un comedor principal.

Cuando fue expulsado del cuerpo militar, a los 52 años, se dedicó a la construcción de dirigibles rígidos. Con pocos recursos económicos, su primer éxito llegó en 1900 con el Zepellin LZ1, demostrando que la estructura rígida de aluminio con hidrógeno funcionada. Con el Zepellin LZ2 (1906) se alanzaron los 40 kilómetros/hora, pero su manejo era complicado. Fue casi un año más tarde, con el Zepellin LZ3, cuando los dirigibles convencieron a las autoridades al conseguir 45 viajes completados sin ningún percance. Sin embargo en una demostración, el Zepellin LZ4 (1908), tras 24 horas de vuelo, se vio reducido a cenizas tras un fallo en uno de sus motores. Ante este suceso la población alemana comenzó una campaña de donación que consiguió reunir el dinero suficiente para poner en marcha la Sociedad Limitada Zeppelin, con la que se continuó construyendo dirigibles.

Tras el parón que se produjo durante la I Guerra Mundial, los zepelines volvieron a volar y se convirtieron en el orgullo nacional. Fue el momento de los aerostatos de lujo: Graf Zeppelin LZ 127 (1928) y Hindenburg LZ129 (1936). Tal importancia tuvieron estos aparatos en la sociedad que empresas como Gallina Blanca lanzaron cromos (Gallicromos) explicando su historia.

5 - Zeppelin

6 - Zeppelin

7- Zeppelin

El Graf Zeppelin LZ127, con más de 600 vuelos acumulados, ofrecía un futuro prometedor a los zepelines. A pesar de ello, una chispa sumada al uso de un gas tan inflamable como el hidrógeno (en EE.UU usaron sobre todo el helio), frenaría todas las expectativas.

El liberal, viernes 7 de mayo de 1937

El liberal, viernes 7 de mayo de 1937

El 6 de mayo de 1937 el dirigible Hindenburg se quemó, mientras atracaba en la Estación Aeronaval de Lakehurst (Nueva Jersey), acabando con la vida de 36 personas. Este artefacto tenía la extensión de tres campos de fútbol y la altura de 16 pisos. Medidas muy similares a las del Titanic, con el que compartiría también su trágico destino.

Es considerado el primer desastre aéreo retransmitido en directo, de mano del reportero radiofónico Herbert Morrison, cuyas palabras siempre serán recordadas: “Oh, the humanity!” («¡Oh, la humanidad!»). Un golpe muy duro para Hitler, que usó al Hindenburg como elemento propagandístico y que se vio obligado a prohibir los viajes en los dirigibles y a desguazar los que quedaban.

“El Hindenburg fue bautizado en honor del presidente de la República de Weimar”

Hoy en día han quedado relegados a fines publicitarios, aunque El Aeroscraft (mitad dirigible, mitad avión) ha restaurado las esperanzas de los amantes del Zeppelin.

Globos y dirigibles, Álbum Nestlé (1930-1935?). Pedro Clapera, Sociedad Nestlé y J. Barguño.

Globos y dirigibles, Álbum Nestlé (1930-1935?). Pedro Clapera, Sociedad Nestlé y J. Barguño.

Laura Alonso Arce


Webgrafía:

Alonso, Nacho (2013): El zepelín que dio la vuelta al mundo, en Gonzoo

Ayala Sörenssen, Federico (2017): La vuelta al mundo del «Graf Zeppelin», en ABC

Calvo, Antonio (2017): El sueño de Zeppelin, en XL Semanal

Hemeroteca de ABC

La historia del zeppelin como medio de transporte de mercancía y pasajeros, en Tinsa

Lázaro Ávila, Carlos (2016): Breve historia de los dirigibles, Ediciones Nowtilus, Madrid.

Ruíz-Healy, Eduardo (2016): De 1929 – El dirigible Graf Zeppelin realiza el primer vuelo alrededor del mundo, en Ruiz-Healy Times

Villatoro, Manuel (2015): 75 años del desastre del dirigible «Hindenburg», en ABC

Zeppelin, un mito del diseño aeronáutico, en Experimenta

Comparte

Esta entrada tiene un comentario

  1. Excelentes artículos ,no me dan los tiempos para poder leerlos todos gracias a quien los hizo y hace posibles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *