La revista Lecturas cumple 100 años

Lecturas cumple este 2017, por sorpresa, el centenario de su creación. Hasta ahora se creía que la revista había lanzado su primer número en 1921; de hecho, en la Biblioteca Nacional de España la colección también comienza con Año I, n. 1 (jun. 1921). Del mismo modo lo sitúan Manuel J. Ramos, en su libro Las revistas literarias en España entre la edad de plata y el medio siglo, o Mercedes Roig, en La mujer y la prensa: “De las imprentas de El Hogar y La Moda sale lo que en principio es un suplemento literario: Lecturas (1921). Su fuerte eran las novelas cortas, cuentos, artículos, obras teatrales y una sección dedicada a los escritores desaparecidos titulada: «El ingenio de los que se fueron»” (Roig, 1977:79).

El Hogar y la Moda, 1921. Fuente: Revista Lecturas

El Hogar y la Moda, 1921. Fuente: Revista Lecturas

El inesperado cambio de fecha se ha debido a una revisión de la hemeroteca de La Sociedad General de Publicaciones, que publicaba El Hogar y La Moda. En su número 376, del 31 de marzo de 1917, se anunciaba “la nueva revista mensual Lecturas”, que aspiraba a convertirse en el suplemento literario de referencia (Lecturas, 2017).

 

 

Según Juan Miguel Sánchez Vigil, en su libro Revistas ilustradas en España, entre los magazines más populares de principios del siglo XX, estaba Lecturas (Madrid 1920), dirigida a un público interesado por la información y la literatura. Cada número incluía varios textos de autores clásicos y noveles, e ilustraciones de autores como J. Barradas, Calderí, Freixas, Gili Goig, Junceda, Longoria, Llaverías, Opisso y Pey (Roig, 1977:79), aunque enseguida incorporó la fotografía a sus portadas, especialmente con retratos de artistas.

Lecturas comienza su andadura en un contexto histórico complejo, tanto a nivel político y social como dentro y fuera de España: acaba de finalizar la I Guerra Mundial, en 1917 se produce la Revolución Rusa y dentro de nuestras fronteras, junto con la crisis de la Restauración, tiene lugar una Huelga General.

Lecturas, septiembre 1921 y Lecturas, julio 1927. Fuente: Revista Lecturas

Cosmópolis

     Cosmópolis

Sin embargo, también nace en una época, la primera mitad del siglo XX, donde surgen multitud de revistas literarias de vanguardia como Los Quijotes (1915) o Cosmópolis (1919). Las secciones que podemos encontrar en ellas son crónicas, reseñas de publicaciones o, en esta última, los primeros textos dedicados al cine en una revista española (Sánchez Vigil, 2008: 174).

La revista Lecturas, que por su parte mantuvo hasta el año 1950 su contenido literario (siendo en 1951 cuando empezó a incorporar crónicas nacionales e internacionales de actualidad), es considerada una revista femenina de referencia. Si bien, no la única:

 

 

 

Ellas

Ellas

La Pensadora Gaditana (1768) se menciona como la primera revista femenina española. Firmada por Beatriz Cienfuegos (hay autores que sostienen que se trata de un hombre bajo este seudónimo) y de periodicidad semanal, su objetivo era hacer frente a los ataques antifeministas que Clavijo y Fajardo vertían en Pensador Matritense (Menéndez Menéndez y Figueras Maz, 2014: 11). Más de cincuenta años después se funda, en Madrid, El Periódico de las Damas, de inspiración francesa (Ladies Journal y Journal des Dames). Se empieza a observar entonces la construcción del llamado ángel del hogar (que da nombre a otra revista femenina), ya que los contenidos de la mayoría de revistas dirigidas a la mujer son, principalmente, sobre moda, belleza e higiene. Sin embargo, en la primera mitad de los años ochenta del siglo XIX, se produce un estallido de la prensa femenina, con contenidos sobre moda, religión o higiene, aunque también nacen algunas revistas feministas como Ellas o La Mujer, Periódico científico, artístico y literario (1882).

A principios del siglo XX prodigan las revistas de labores: en 1904 nace La Mujer Moderna y en 1906 ABC lanza el suplemento La Mujer y la Casa. En 1909 se empieza a publicar la que sería la precursora de la revista Lecturas: El Hogar y la Moda donde, además de temática de hogar y moda, se podían encontrar cuentos y crónicas (Roig, 1977:62).

En 1917, junto a Lecturas, lanza su primer número La Voz de la Mujer (1917-1931), con Celsia Regis como directora y fundadora. Ofrecía contenido sobre moda, recetas, información sobre mujeres conocidas, legislación relacionada con la mujer o higiene, y contaba con la colaboración de mujeres como Concha Espina, Carmen Karr, Mercedes Sandoval o Concepción Arenal (Roig, 1977:71). En 1921, año en el que se creía que Lecturas tenía su origen, se publica la revista mensual Mundo Femenino, hasta que llega a su fin en el año 1936. Su contenido se basaba en la ciencia, el arte y las iniciativas de la Asociación Nacional de Mujeres Españolas.

Es tanta la producción de revistas femeninas que las autoras Mª Cruz Seoane y Mª Dolores Sáiz han propuesto la siguiente clasificación:

  1. Revistas tradicionales. Como El Hogar y La Moda, a la que le siguen La Moda Elegante e Ilustrada o La Última Moda.
    La moda elegante

    La moda elegante

     

  2. Revistas de Acción Social Católica. Como Las Damas Catequistas y sus Centros Obreros.
  3. Revistas catalanistas. Como Feminal, suplemento de La Ilustració Catalana.
  4. Revistas feministas. Como El Libertador o Pensamiento Femenino.
  5. Revistas de sociedad. Como La Dama, que pasó a llamarse La Dama y la Vida Ilustrada desde 1908 o  Gente Conocida.La dama y la vida ilustrada

 

Lecturas septiembre 1932. Fuente: Revista Lecturas

Lecturas septiembre 1932. Fuente: Revista Lecturas

Por su parte Lecturas, actualmente editada por el Grupo RBA, continuó evolucionando. Con la aparición de la televisión en España (1956) y con Julio Bou Gubert como director de la revista, empezó a desarrollar noticias sobre personajes de la pantalla televisiva. Es en este momento cuando deja atrás su esencia puramente literaria para acercarse a la prensa rosa. Empiezan entonces a incluirse biografías de personajes famosos o artículos de sociedades, llegando a publicar la primera portada con una fotografía de un personaje célebre: Marilyn Monroe. Sin embargo, seguía contando con crónicas de arte y de divulgación científica o poesía.

La frecuencia de publicación de la revista aumenta a partir de 1956, cuando pasa de ser mensual a quincenal. Pocos años después, en 1962, comienza a salir definitivamente cada semana y el color llega a sus páginas interiores. Lecturas se convierte definitivamente en una revista del corazón.

Tras cien años de historia, y después de haber tenido que competir, primero con la radio y después con la televisión, se enfrenta a un nuevo reto: Internet. Para ello su actual director, Luis Pliego, planea incluir a los llamados youtubers o influencers en las portadas. Es decir, adaptarse a los cambios y ampliar los horizontes. “El reto es seducir a sus seguidores para que busquen en nuestra revista contenidos que no viertan esos youtubers en sus propios canales”, señalaba Pliego en una entrevista concedida a EFE el pasado mes de mayo.

Texto: Laura Alonso Arce

 

Webgrafía:

 

Compartimos contigo un descubrimiento que ha cambiado nuestra historia, en Lecturas

Lecturas cumple 100 años, en RBA

Revista Lecturas (2011), en Periódicos regalo

Roig Castellanos, Mercedes (1977): La mujer y la prensa: desde el siglo XVII a nuestros días.

Sánchez Vigil, Juan Miguel (2008): Revistas ilustradas en España: del Romanticismo a la Guerra Civil.

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *