La digitalización del mapa del Principado de Cataluña de Ambrosio Borsano

¡Grande es Borsano…! y digo grande, no por el cartógrafo que hizo el mapa, Ambrosio Borsano, que no dudo que fuera grande, sino por el mapa que hizo “El principado de Cattaluña y condados de Rossellon y Cerdaña hecho en el espacio de XII años por el Mre de Campo D. Ambrosio Borsano…” de 167,6 x 221 cm, en hoja de 238 x 293 cm, aquí está el porqué del adjetivo….

El mapa manuscrito de Cataluña de A. Borsano, fechado en 1687, es una obra de grandes dimensiones, custodiado en el Servicio de Cartografía de la Biblioteca Nacional de España y dedicado al rey Carlos II. Representa el área geográfica del Principado de Cataluña más antigua que se conoce a gran escala.

El mapa, rodeado de dieciséis pequeños planos de plazas fuertes y cinco vistas de ciudades significativas a finales del siglo XVII (Tortosa, Berga, Cardona, etc.), constituye una pieza única en la que se proporciona detallada y abundante información sobre la toponimia, hidrografía y orografía, así como los límites de la división territorial en veguerías vigente en ese momento.

Digitalización del mapa de BorsanoAmbrosio Borsano, su autor, fue uno de los principales ingenieros militares de origen italiano al servicio del rey de España durante el siglo XVII. Trabajó dentro y fuera de España, elaboró un conjunto de documentos cartográficos a lo largo de su actividad militar destacando, entre otros, este mapa de Cataluña, que iba acompañado de una geografía militar de la época “Discurso general hecho por el maestre de campo don Ambrosio Borsano … en que describe toda la carta topográfica del Principado de Cataluña, Condado de Rosellón y Cerdaña” conservado también en el Servicio de Manuscritos e Incunables de la Biblioteca Nacional de España.

El Principado de Cataluña, a lo largo del siglo XVII, fue escenario de los enfrentamientos bélicos entre las monarquías española y francesa. Las campañas militares llevadas a cabo exigían un detallado conocimiento del terreno y, para ello, la utilización de la cartografía como fuente de información y poder, es imprescindible en estos momentos, de ahí la importancia de este mapa.

La cartografía militar tiene la necesidad de realizar planos con la mayor precisión y con el máximo detalle posible. El resultado es este mapa de Cataluña de A. Borsano.

La digitalización en alta resolución

La Biblioteca Nacional de España acaba de finalizar la digitalización en alta resolución de esta obra.

Digitalización del mapa de BorsanoPara llevar a cabo dicho proceso de digitalización ha sido necesario tanto el desmontaje de la obra como la realización de labores de conservación y restauración consistentes en: limpieza mecánica del soporte para eliminar suciedad superficial realizado con brochas y esponjas de humo, se ha repasado el estado general del soporte y de las tintas, consolidando algunos desgarros y grietas, y reforzando algunos puntos debilitados del papel, realizando pequeños injertos en zonas perdidas con grietas. Además, se ha limpiado el bastidor de la parte trasera eliminando residuos de polvo depositado en travesaños.

Al mismo tiempo, se han confirmado las medidas del soporte y realizado un registro fotográfico de todas las piezas del montaje, del bastidor y del resto de elementos del enmarcado para sucesivos movimientos de la obra.

Aunque la obra ya estaba disponible en Biblioteca Digital Hispánica dicha reproducción no se había podido realizar con la calidad y medios que la obra merecía, y que, llegado el caso, permitiera una reproducción facsímil.

Digitalización del mapa de BorsanoDadas las dimensiones del mapa y las características de su montaje, este proyecto de digitalización en alta resolución se ha realizado mediante una cámara fotográfica, gracias a la colaboración con una empresa altamente especializada en el campo de las reproducciones de alta calidad – Factum Arte S.L.

El proceso ha consistido en la realización de múltiples fotografías en alta resolución, capturando en cada una de ellas un área reducida de la superficie del mapa. La imagen final se compondrá a partir del alineado de todas las fotografías parciales, utilizando para ello un programa de “stitching” de imágenes.

El equipo fotográfico utilizado por Factum ha sido diseñado de tal manera que la cámara fotográfica y el flash son unidades independientes, montadas en sendas cabezas motorizadas sincronizadas mediante un software desarrollado específicamente para ello. Esta sincronización permite que el sistema de iluminación funcione como un esclavo del sistema de captura (cámara fotográfica), evitando tanto la generación de reflejos, como la de sombras que pudieran complicar la edición de la imagen digital.

Las fotografías se han archivado en formato raw, asegurando la máxima calidad de la imagen final. El proceso de captura duró unas 3 horas tomándose un total de 1.379 fotos, de las cuales se utilizarán unas 591 fotos con un solapamiento del 50%. Dicho solapamiento es imprescindible para posibilitar un ensamblamiento correcto de las imágenes y formación del mosaico final (mediante software de stitching).

En el proceso de edición digital no sólo se llevará a cabo este ensamblamiento, sino que además se eliminará la deformación óptica producida por la lente, lo cual hace que se pase de una imagen de 412 ppi a una resolución final de 300 ppi. El tamaño final de la imagen tendrá aproximadamente 51.000 píxeles de ancho por 42.000 píxeles de alto.

A partir del mosaico final se obtendrán tanto un formato máster tiff como un formato jpeg, que en breve sustituirá a la imagen actualmente disponible en Biblioteca Digital Hispánica.

Departamento de Bellas Artes y Cartografía
Área de Biblioteca Digital
Departamento de Preservación y Conservación de Fondos

 
Comparte

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *