El último dibujo de Chumy

A lo largo de su vida, el dibujante Chumy Chúmez publicó cientos de sus creaciones en diferentes y variadas revistas y periódicos. Triunfo, La Codorniz, Diario Madrid, ABC, Diario 16 o El Imparcial son sólo algunas de las publicaciones que contaron entre sus páginas con sus ingeniosas obras. Durante varios años y hasta su fallecimiento el 10 de abril de 2003, Chumy Chúmez fue colaborador habitual de El Semanal, suplemento semanario de diferentes diarios, que ahora toma el nombre de XL Semanal. El dibujante participaba en el magacín con sus chistes críticos, políticos y de actualidad, que, a pesar de la adversidad, hacían reír a los lectores. Todas las semanas se publicaba una de estas viñetas en “El rincón de Chumy” dentro de la sección de actualidad “Se habla de…”. En marzo de 2003 había pasado a tener una sección propia -“Humor”-, firmada por él y que ampliaba el espacio dedicado a sus viñetas hasta la página completa.

Collage_Chumy_Chúmez

Cada cierto tiempo, acudía a la redacción del semanario para entregar sus dibujos y recoger los que ya habían sido escaneados y publicados. “Siempre venía con una sonrisa”, recuerda Rufi Gómez, secretaria de redacción de la publicación. La vez que Chumy llegó, con su carpeta bajo el brazo, a entregar nueve nuevas láminas al número 56 de la calle José Abascal de Madrid, sería la última vez que lo hiciese. Le había sobrevenido una dura enfermedad que había mantenido en secreto y que le llevó, finalmente, a la muerte. Nunca fue a recogerlas.

Años después, su único hijo y heredero, Marcel Wong-González, que reside en Estados Unidos, tuvo a bien donar todo el legado creativo de su padre a la Biblioteca Nacional con el objetivo de que “todo el mundo pueda consultar en persona los archivos”. La noticia salió publicada en diversos medios de comunicación: periódicos, radios, televisiones. Rufi Gómez, conoció la noticia al leer uno de los diarios que se habían hecho eco de ella. Desde que Chumy muriera, había intentado ponerse en contacto con su heredero para devolverle las láminas que habían quedado en la redacción, sin éxito.

Al conocer la noticia, vio la oportunidad de poder llevar a cabo el gesto que años antes ya había intentado realizar: “tenía las viñetas guardadas, sin perder  la esperanza de que en algún momento podría devolverlas de una forma segura”. Se puso en contacto con la BNE, quién la remitió a Marcel Wong. Éste autorizó que los nueve dibujos vinieran a la Biblioteca. Ahora, casi catorce años después, las láminas que estuvieron guardadas en un cajón incrementan el patrimonio del dibujante que se encuentra en la BNE: 5.453 archivos originales entre dibujos, láminas, viñetas, carteles, monografías, guiones originales, dibujos de otros autores y documentos personales.

Chumy Chúmez fue un mordaz ilustrador de viñetas que popularizó su humor negro a golpe de pincel Clic para tuitear

Chumy Chúmez fue un autor que destacó como un mordaz ilustrador de viñetas y que popularizó su humor negro a golpe de pincel en un tiempo en el que para hacer crítica política había que, cuanto menos, nadar a contracorriente. Fue un artista polifacético, que trabajó, además, como escritor, cineasta, guionista, contertulio de radio y televisión, articulista y conferenciante. Un personaje consagrado, que se movía como pez en el agua entre la tinta y el humor ácido, llegando a fundar la revista satírica Hermano Lobo. Su figura como dibujante de chistes políticos tuvo su auge durante la dictadura franquista, ayudando a su desprestigio sin más arma que el ingenio, el lápiz y el papel, y durante la transición democrática, años en los que fue creador de un prolífico trabajo, junto a compañeros como Forges, Peridis, el Perich o Mingote.

La reciente donación se compone de nueve láminas que tienen como tema principal la guerra Clic para tuitear

La reciente donación del ilustrador se compone de nueve láminas que tienen como tema principal la guerra, asociada a los colores cálidos, y la religión, representada con colores fríos. Chistes gráficos que aún hoy en día mantendrían la vigencia, realizados a acuarela y estilógrafo.

El semanal-Chumy Chúmez

Entre ellas, se encuentra su último trabajo publicado, en pleno estallido de la guerra de Irak. Se trata de una lámina en la que se puede ver un cañón disparando y un ángel que le dice a Dios: “Papá, papá, como sigas permitiendo estas barbaridades, no irás al cielo”.

La lámina se publicó en El Semanal número 807, y también fue la encargada de ilustrar la portada del número 808, correspondiente a la semana del 20 al 26 de abril de 2003, bajo el titular “Hasta la vista, Chumy. Las últimas sonrisas del genio”, y que alberga una selección de once dibujos con lo mejor de su obra desde que comenzara a colaborar con la publicación en 1989, 14 años antes de su fallecimiento. Así es como el mundo pudo llorar la muerte del artista: disfrutando del último dibujo de Chumy.

Mara Jarones

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *