El fondo etnomusical de Miguel Manzano

Archivo personal de Miguel Manzano

Miguel Manzano en el portal de Archivos personales y de Entidades

En los últimos años, la Biblioteca Nacional de España (BNE) está recibiendo importantes fondos con grabaciones de palabra hablada y grabaciones sonoras musicales de folcloristas, antropólogos, músicos y etnomusicólogos como es el caso de Julio Camarena, José Manuel Pedrosa, Ramón Pelinski o Miguel Manzano, entre otros. Esto se debe a una mayor concienciación de los productores con respecto al valor de los materiales que poseen y al creciente interés por mantener, conservar y difundir la música de tradición oral como patrimonio cultural-musical. Asimismo, se evita el deterioro de los soportes analógicos y con él, la pérdida de los contenidos, a lo que hay que añadir la rápida obsolescencia de los aparatos de reproducción de estos soportes, sobre todo de los materiales magnéticos, principalmente cintas abiertas y casetes, muy empleados para este tipo de grabaciones durante el siglo XX.

En el caso que nos ocupa, la BNE, y en concreto el Servicio de Registros Sonoros y Archivo de la Palabra del Departamento de Música y Audiovisuales, se encarga de reunir, conservar, gestionar y difundir, entre otras, las grabaciones de música tradicional, también conocidas como grabaciones de campo, en sus diferentes soportes. Este departamento no solo actúa como centro patrimonial en la salvaguarda de los materiales y los contenidos, sino también como biblioteca especializada debido a la especificidad de estos. La gestión de esta tipología de archivos se lleva a cabo de forma minuciosa por bibliotecarios y especialistas con el fin de aportar la máxima información útil para el usuario, ya sea éste especialista en la materia o no.

Para el tratamiento documental de los archivos personales se empleaba una base de datos creada ex profeso, denominada Archivos Personales y de Entidades de la BNE, en la que se aplican procedimientos archivísticos basados en la ISAD(G) adaptadas al ámbito bibliotecario. Sin embargo, esta base de datos está muy limitada para describir de forma precisa cada uno de los documentos. Por tanto, desde el año 2018 se empezó a utilizar el programa Symphony, el sistema integral de gestión que emplea actualmente la BNE, para que toda la información de los archivos esté disponible a través del catálogo. El archivo de Miguel Manzano ha sido uno de los primeros, junto con el de Concha Lagos, en ser descrito y catalogado directamente en Symphony. Es necesario señalar que el portal de Archivos personales y Entidades sigue activo y en él se encuentra una ficha completa de cada uno de los archivos personales que conserva la biblioteca, incluido el de Miguel Manzano.

Fondo de Miguel Manzano

Fondo de Miguel Manzano

Miguel Manzano Alonso es, según sus propias palabras, músico semiautodidacta, compositor y docente musical. Sus inicios musicales de solfeo, piano, órgano y armonía están estrechamente ligados a sus estudios eclesiásticos en Zamora y Salamanca, y más tarde en la Escuela Superior de Música Sagrada de Madrid. Compuso sus primeras obras siendo organista de la catedral de Zamora, labor que desempeñó hasta 1968. Es a partir de este momento cuando se produce un cambio drástico en su vida tanto personal como profesional:

Durante el tiempo que transcurrió desde mi vuelta de París, en el verano de 1966, hasta el final de 1971, tuvieron lugar los cambios más trascendentales entre todos los que me han ocurrido en mi ya larga vida: me convertí de cura en seglar; de ensotanado en paisano; de célibe en casado; de soltero a quien ‘todos llaman padre’ (menos sus hijos, como en aquel chiste que, según los tiempos y los casos, siempre tuvo algo de verdad) en esposo con responsabilidades de padre de su prole; de persona respetada por su status en una pequeña ciudad clerical, linajuda y rancia, en renegado disidente y altanero (bien es verdad que sólo para una minoría todavía muy catolicoapostolicoromana); de sumiso y obediente en insolente y desvergonzado; y en fin, de músico que vivía de ejercer su profesión al servicio de la Iglesia en ciudadano que tiene que buscar un puesto de trabajo en la sociedad civil para subsistir[1].

Aunque siempre fue capaz de compaginar por igual sus diversas facetas de docente, compositor y musicólogo, hablar de Miguel Manzano es hablar de folklore, cultura popular y, especialmente, de música tradicional, la cual aprendió desde muy temprana edad a través de sus padres y abuelo. Es a partir de 1970 cuando empieza una intensa actividad como recopilador de música tradicional. Durante casi treinta años registra cientos de canciones de tradición oral de toda Castilla y León, que se verían materializadas con la publicación de diversas obras de referencia en el campo del folklore musical y la etnomusicología, como son el Cancionero popular de Castilla y León (Díaz, Manzano 1989) Cancionero básico de Castilla y León (Manzano 2011), Cancionero leonés (Manzano, Barja 1988), Cancionero popular de Burgos (Manzano 2001), Cancionero de folklore zamorano (Manzano 1982); también encontramos diversas antologías y estudios temáticos, además de numerosos artículos en periódicos, revistas y actas de congresos, conferencias, jornadas, y un largo etcétera.

La donación que realizó Miguel Manzano en 2016 a la BNE reúne todos los materiales que fue elaborando durante su tarea de recopilación, investigación y estudio de la música de tradición oral a lo largo de su dilatada carrera. Hay que señalar una peculiaridad, y es que entre sus materiales se conserva un pequeño fondo de música tradicional leonesa perteneciente al también zamorano y folklorista Felipe Magdaleno.

En la actualidad, y después de un intenso trabajo de ordenación, descripción, catalogación y digitalización, los registros pueden consultarse a través del catálogo en línea de la BNE. Para obtener una visión general de ambos es recomendable acceder a ellos a través de la página de Archivos Personales, en la cual se muestra una descripción general, además, a través de enlaces se puede acceder a los documentos que componen cada una de las series en las que se han estructurado.  Los documentos están disponibles para su estudio en la Sala Barbieri del Departamento de Música y Audiovisuales.

Estructura del fondo de Miguel Manzano

El fondo de Miguel Manzano se ha estructurado en 6 series principales, cuya ordenación tiene en cuenta el tipo de material y el propósito para el cual fueron elaborados, tratando de mantener, en lo posible, la clasificación original dada por el propio investigador:

  • Documentos relacionados con el Cancionero de Burgos
  • Documentos relacionados con el Cancionero de León
  • Grabaciones sonoras Antologías Varias
  • Grabaciones sonoras relacionadas con el Cancionero de León
  • Grabaciones sonoras relacionadas con el Cancionero de Burgos
  • Grabaciones sonoras relacionadas con el Cancionero de Zamora

Se trata de un fondo principalmente sonoro, compuesto por 398 casetes y 25 cintas abiertas, que se complementa con fichas de trabajo de campo, partituras, 2 cuadernos de campo y transcripciones. El material corresponde a música de tradición oral de las provincias de León, Burgos y Zamora, aunque existen también cantos tradicionales de todas las provincias de Castilla y León.

 

 

 

[1] Manzano, Miguel. Vida de músico. Tramo V. Los años de la reconversión, pág. 1 [Fecha de consulta: 1/08/2019]

Fondo de Miguel Manzano http://www2.bne.es/AP_publico/irBuscarFondos.do;jsessionid=BFFB9D9FDB24762B189830597819BE90

Miguel Manzano en el portal de Archivos personales y de Entidades http://www2.bne.es/AP_publico/irVisualizarFondo.do?idFondo=79&volverBusqueda=irBuscarFondos.do

Felipe Magdaleno en el portal de Archivos personales y de Entidades  http://www2.bne.es/AP_publico/irVisualizarFondo.do?idFondo=96&volverBusqueda=irBuscarFondos.do

MANZANO ALONSO, Miguel. “Vida de músico. Tramo V. Los años de la reconversión”. En: www.miguelmanzano.com

MARTÍNEZ HERNÁNDEZ, Anabel (2018). “Descripción y catalogación de archivos sonoros de ámbito etnomusicológico: el caso del archivo musical de Miguel Manzano en la Biblioteca Nacional de España”. En: Boletín DM. 22-2018, p. 75-88. ISSN 1888-4814

Comparte

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *