Ejemplar de Le vite de Vasari anotado por el Greco

En diciembre de 2014 ingresaron en la Biblioteca Nacional de España los tres volúmenes del ejemplar de Le vite de’ piu eccellenti pittori, scultori, e architettori del pintor y arquitecto Vasari, en su segunda edición florentina, que formaron parte de la biblioteca particular del Greco, y fueron profusamente anotados por él, poniéndose de relieve su importancia y la trascendencia de su adquisición en el acto de presentación que reunió a miembros de la familia de Xavier de Salas, propietaria del ejemplar, y expertos en la obra del Greco, y que puede seguirse a través de la página web de la Biblioteca:

La obra quedó depositada con las adecuadas condiciones de conservación en el depósito de fondo antiguo del Departamento de Manuscritos, Incunables y Raros, y se procedió a los primeros trabajos de catalogación y digitalización (ver obra), que van a permitir su accesibilidad y poner a disposición de todo el público que lo desee un recorrido por el ejemplar y sus marginalia, deseo expreso tanto de la familia Salas, como de los expertos, y cuya lectura puede completarse con I dieci libri dell’architetture di M. Vitrubio también anotado por el Greco e igualmente digitalizado, que ya formaba parte de las colecciones de la Biblioteca.

De capital importancia para el estudio de la historia del arte Le vite … de Vasari fue publicada por primera vez en Florencia por Lorenzo Torrentino en 1550 en una edición muy correcta dedicada a Cosimo de Medici, de la que la BNE no tiene ejemplar, conservándose uno en la Biblioteca del Museo del Prado. Puede consultarse un ejemplar digitalizado en Gallica. Sigue la tradición florentina de relatar solamente las biografías de artistas vivos, con la única excepción de Miguel Ángel, artista ya consumado en ese momento.

Portada del volumen 3.2En 1568 aparece, también en Florencia una 2ª ed., en esta ocasión por los Giunti, herederos de Bernardo Giunta (Filippo y Jacobo), en 3 v. (1-2, 3.1 y 3.2) revisada, aumentada y con un nuevo plan de la obra que incluye ahora más de treinta biografías de artistas vivos, lo que crea un punto de inflexión en el género, incluida una autobiografía del propio Vasari, y retratos grabados xilográficos de los artistas, atribuidos a Cristoforo Coriolano o Chrieger en base a dibujos de Vasari, y con figuras alegóricas en los marcos de figuras femeninas copiadas de los frescos de su casa en Arezzo . Sale de manera apresurada, lo que podemos observar en las numerosas erratas de paginación, o en la carta de G. B. Adriani sobre los pintores de la antigüedad, editada por su hijo Marcello, insertada en el t. 3.2, añadida pues en el curso de la edición. De esta edición se conservan numerosos ejemplares, y la BNE ya poseía dos ejemplares (uno de ellos ya digitalizado), aunque ambos incompletos, con lo que ahora además se completa la obra.

Vita del Gran Michelagnolo Relativo a la historia bibliográfica de esta 2ª edición hay que señalar otra rareza de este nuevo ejemplar pues contiene un bifolio añadido del raro opúsculo considerado posiblemente como la primera separata de la imprenta, que precede a la vida de Miguel Ángel, con una portada frontispicia diferente a las de comienzo de volumen, formada solo con el bloque interior (cuyo vértice superior es el escudo de los Medici), y con una carta dedicatoria a Alejandro de Medici, con la data parcialmente borrada que ha llevado a apuntar al calendario florentino. Puesto que en la ed. de 1550 la biografía de Miguel Ángel era la única biografía de un personaje vivo, hecho insólito en la tradición florentina, algo debió acontecer para que solo tres años después se sintiese la necesidad de publicar una nueva biografía por Ascanio Condivi , salida quizás del entorno de Miguel Ángel, y publicada en Roma por Antonio Blado, 1553. Esto justificaría una separata, y que en la 2ª ed. de Le vite … de 1568 sea una de las biografías que Vasari reescribió por completo, con nuevas fuentes, corrigiendo errores, y ahora con las exequias realizadas en la Academia del Diseño en Florencia, pues ya había fallecido Miguel Ángel.

El ejemplar, con una encuadernación moderna se encuentra muy recortado por sucesivas reencuadernaciones, lo que puede apreciarse en el vértice de aquellas hojas que habiendo estado dobladas (¿seguimiento de la lectura?) no han sido afectadas por estos recortes. Estos márgenes reducidos afectan a las anotaciones y ya se lamentaba Xavier de Salas en el discurso de ingreso a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (1967), donde relata además que ni el vendedor ni él tenían la más remota idea de quien eran las notas, la cuales aunque para él valoraban el ejemplar para el vendedor constituían una razón de menosprecio. El texto subrayado es también de la mano del Greco pues tenía la costumbre de hacerlo en aquellos párrafos que iba a anotar.

Vanita anotaciones de ZucharoDiversos datos constatan la procedencia de la obra: en primer lugar sabemos que perteneció a Federico Zuccaro por sus anotaciones en italiano en algunas vidas, dato que nos corrobora el propio Greco cuando en esa interacción en los marginalia apostilla “esta maryine es de Federico Zucar” , “esto sobrescrito es de Fede[rico] y basta” o “lo mismo es de Federico”. Después probablemente Zuccaro regalase esta obra al Greco cuando fue su anfitrión en Toledo en 1586 en un descanso de su trabajo en el Monasterio de El Escorial. En años sucesivos el Greco pasará a anotar profusamente la obra y en concreto una serie de vidas sobre todo de sus coetáneos como las de Tiziano, o Miguel Ángel, en la que aparece el único dibujo: un ojo, como señal para resaltar la importancia que daba a las figuras un canon de nueve, diez e incluso doce cabezas (v. 3, p. 774), en lo que se ha dado en llamar el “juicio del ojo”. Después la obra pasará a su discípulo Luis Tristán que continua en menor medida con las anotaciones, una de las cuales aparece con su firma, también en la vida de Tiziano. Será este el motivo por el cual la obra ya no aparece en la relación de libros del inventario de 1614 realizado con motivo de la muerte del Greco. Por las marcas de propiedad sabemos también que la obra formó parte de la librería de un convento de Madrid, aunque tras haber sido borradas y encontrarse hoy casi ilegibles no permite determinar si pudo ser el de la Trinidad Calzada. No sabemos en qué momento salió de España ni cuales pudieron ser sus avatares hasta que felizmente lo adquiere Xavier de Salas en Charing Cross a un anticuario en su larga estancia londinense como diplomático cultural, y atraído por las anotaciones del ejemplar en un español italianizante. Fue adquirido finalmente en 2014, de manera conjunta por la BNE (v. 1 y 2) y la Fundación El Greco de Toledo (v. 3) que lo ha donado a la Biblioteca.

Sobre las anotaciones manuscritas que dan a la obra su rareza y su valor, y que han supuesto la apertura de nuevas vías para el conocimiento del Greco, tanto relativas a su concepción estética más próxima a los venecianos que a los florentinos, como a su carácter apasionado en su percepción de otros artistas, en especial a Vasari, remitir a la abundante bibliografía de los expertos que han ido transcribiendo e interpretando todas y cada una de las notas, desde el propio Xavier de Salas que lo dio a conocer en 1966, primero con la cautela que le caracterizaba, hasta que se fueron descubriendo otros documentos que corroboraban sus conjeturas, siguiendo por la recopilación que lleva a cabo Fernando Marías en 1992 (“El Greco y el arte de su tiempo. Las notas de El Greco a Vasari”), bibliografía reunida en el catálogo de la exposición de la Biblioteca del Greco realizada en 2014, año de la conmemoración, en el Museo del Prado.

Bibliografía seleccionada:

  • La biblioteca del Greco : [exposición celebrada en el Museo Nacional del Prado, Madrid, del 1 de abril al 29 de junio de 2014] / edición a cargo de Javier Docampo, José Riello. Madrid : Museo Nacional del Prado, 2014
  • Condivi, Ascanio (1525-1574). Vida de Miguel Ángel Buonarroti; edición de David García López. – Madrid : Akal, [2007].
  • FONTES 20 [19. Oktober 2008] URL: http://archiv.ub.uni-heidelberg.de/artdok/639/2/Davis_Fontes20.pdf
  • Marías, Fernando , Bustamante García, Agustín: Las ideas artísticas de El Greco. – Madrid : Cátedra, 1981
  • Salas, Xavier de, Marías, Fernando : El Greco y el arte de su tiempo: las notas de El Greco a Vasari . Madrid : Real Fundación de Toledo, 1992
  • Salas, Xavier de: Miguel Angel y el Greco: discurso académico leído en el acto de su recepción pública el día 11 de Junio de 1967, y contestación del Exmo. Sr. D. Francisco Javier Sánchez Cantón. – Madrid : Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1967
Comparte

Esta entrada tiene un comentario

  1. Las «Vite» de Giorgio Vasari han sido y son verdadera obra de referencia para nosotros, los historiadores del arte que encontramos, en sus páginas, una primera y esencial relación de artistas (o artesanos?) de la Italia renacentista más apasionante.
    Para cuándo un facsímil del original que tenéis?
    Muchas gracias,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *