Cultura abierta, conocimiento compartido, en #Fesabid15

Más que el lema de unas Jornadas, “Cultura abierta, conocimiento compartido” debe ser el mantra de las bibliotecas en la era en que estamos inmersos. Eva Méndez decía en la clausura que el lema es el estribillo de lo que hacemos todos los días. Por su parte, Carlos Magro apelaba al papel de la biblioteca como espacio de aprendizaje comunitario y abierto, en un momento en que la escasez de conocimiento ya no es el problema. Según él, las bibliotecas deben superar su papel tradicional como guardianas del conocimiento y garantes del pasado para adoptar un rol activo en la construcción de nuestro futuro. Propone pensar en las bibliotecas como plataformas que abren sus datos, sus contenidos, sus espacios, para que otros construyan: un lugar para innovar, para aprender. En definitiva, entender la biblioteca como un lugar de comunidad abierto, compartido, participativo y común.

Bibliotecarios: ¡Acción!

Se habló mucho sobre nuestra denominación profesional. En la presentación de las Jornadas, Glòria Pérez Salmerón, presidenta de Fesabid y presidenta electa de IFLA, mencionó las múltiples denominaciones de perfiles emergentes, como infobibliotecarios, data librarians, bibliotecarios embebidos, data scientifics, data manager, bibliotecario creador o content curator de contenidos, especialistas en información de usuarios, community manager, mooc librarian… y confesó que ante este lío de nombres, prefiere que la llamen «bibliotecaria».

Lo primero que le extrañó a Àlex Kippelboy, el “usuario infiltrado”, es que no tenemos un nombre muy claro: bibliotecarios, documentalistas, gestores de la información…. Pero para el usuario, todo aquél que trabaja en una biblioteca, haga lo que haga, es BIBLIOTECARIO.

Eva Méndez, en su decálogo de clausura, llamaba a la acción a los bibliotecarios, y Glòria Pérez Salmerón llamaba a la unión de las asociaciones para tener una sola voz que nos permita hacer abogacía de nuestra profesión y “cazar” la oportunidad de que la responsabilidad del acceso a la información es nuestra, de los bibliotecarios.

El Cambio

Donna Scheeder inauguró las Jornadas haciendo una llamada a la acción e invitándonos a que seamos nosotros mismos, los bibliotecarios, los que lideremos el cambio y seamos los gestores de nuestros cambios. Para Donna, la gestión del cambio pasa por la elaboración de un Plan Estratégico y un análisis DAFO, y sobre todo, comienza con un deseo de acción. Los bibliotecarios, según Donna, tenemos que luchar contra la pobreza de la información, y las bibliotecas se presentan como claves en el acceso al conocimiento, para luchar contra este tipo de pobreza.

Entre las oportunidades que se presentan a las bibliotecas para seguir siendo relevantes en el nuevo panorama de información, citó los MOOCs, el big data y la preservación digital.

Información abierta

Los datos abiertos son una tendencia mundial, y como decía Alberto Ortiz de Zárate, en la Unión Europea se pone más el foco en el valor económico. Para Àlex Kippelboy, el debate entre “abierto” y “comercial” no lo tenemos resuelto. Abierto es reutilizar y comercializar. Significa que permite la reutilización comercial. «Si otro se gana la vida con lo que hemos abierto, gracias, porque pagará impuestos y ayudará a financiar la biblioteca», decía. Àlex opina que abrir datos significa “que te miren las vergüenzas” y también «dejar que te ayuden». Alberto Ortiz de Zárate, en su ponencia Convertir en real el valor de la información pública, señalaba que lo que aportan los datos abiertos es otro tipo de transparencia (además de la transparencia pasiva y activa que contempla la Ley 19/2013): la transparencia colaborativa, en la que los ciudadanos crean valor con las administraciones. Cuando los datos abiertos se reutilizan, decía, se dan cuatro beneficios: el valor económico, la transparencia, la eficiencia administrativa y la smart city. [slideshare id=48698658&doc=opendatafesabid2015-150528095657-lva1-app6892] En la clausura, Àlex Kippelboy citó de forma muy positiva la metáfora de Ricardo Santos y la visión que aportó también María Jesús Morillo sobre la propiedad de los datos: “aceptar que los datos no son tuyos, salen de casa, se hacen mayores, ayudan a terceros…” y «datos de todos y para todos». José A. Merlo Vega decía que las bibliotecas son las que están realmente sustentando, garantizando y dando vida al acceso abierto.

La participación de la BNE

La Biblioteca Nacional estuvo presente con un stand en la feria Documat, donde pudo mostrar sus últimas novedades en cuanto a su nueva Ley Reguladora, o a proyectos como el Archivo de la web española, el estudio del estándar RDA o la preservación digital. También este año la Biblioteca Nacional tuvo una participación activa con dos comunicaciones en el panel sobre Apertura de datos y/o reutilización de la información en el sector público, coordinado por Alberto Abella, presidente de la OKFN España, y participó en la mesa redonda sobre catálogos colectivos. Por otro lado, y coincidiendo con la celebración del Congreso, el Comité 50 de Normalización de AENOR, cuya Secretaría ejerce Fesabid, celebró su reunión plenaria anual. El CTN50 es un referente en el ámbito de la normalización para todos los profesionales de la Documentación en España y lidera proyectos de normalización a nivel nacional, además de hacer seguimiento de los proyectos ISO en el ámbito internacional. Dado que el período de presidencia de 4 años, iniciado por Mar Hernández en 2011 y continuado por Beatriz Albelda en 2013, concluía en este año , en esta reunión plenaria fue nuevamente aceptada la candidatura de la BNE y nombrada presidenta de dicho Comité a María Jesús Morillo, por un periodo de 4 años.

Datos de todos y para todos: el Plan RISP de la BNE, comunicación de M. Jesús Morillo y Ana Carrillo

María Jesús Morillo presentó el Plan de Reutilización de la Información del Sector Público (RISP) de la Biblioteca Nacional, fruto de un trabajo colaborativo interdisciplinar, cuyo objetivo es facilitar la accesibilidad de la información pública de la BNE y estimular el desarrollo de nuevos productos, aplicaciones y servicios relacionados con la industria de la información digital.

María Jesús expuso qué había supuesto para la BNE la preparación del Plan, la creación del grupo de trabajo RISP, los retos a los que nos habremos de enfrentar, el diseño del plan, su hoja de ruta de implementación, los agentes implicados y los flujos de trabajo necesarios para la puesta a disposición de información abierta para su reutilización.

Datos.bne.es y otras políticas abiertas de datos bibliográficos en BNE, comunicación de Ricardo Santos y Ana Manchado

Ricardo Santos comenzó su intervención diciendo que en realidad los datos bibliográficos llevan siendo abiertos desde que se crearon. Sin embargo, propuso un cambio de paradigma en el circuito de intercambio de información bibliográfica entre bibliotecas, en el que se pasara de un modelo basado en el intercambio de registros a otro de intercambio de datos bibliográficos. Este cambio permitiría que existiese un ecosistema de datos en el que las bibliotecas y otras instituciones afines pudieran consumir e integrar datos de diferentes orígenes.

Ricardo explicó algunas iniciativas al respecto llevadas a cabo en BNE, relacionadas con la ingesta y exportación de datos con instituciones como VIAF, ISNI, CSUC, Dialnet, IGN, OCLC o Wikipedia.

En este contexto, se presentaba Datos.bne.es como la plataforma idónea de integración de fuentes de datos de diversas procedencias internas y externas, y como fuente de datos para terceros, utilizando tecnologías de Linked Open Data. Una de las fortalezas de Datos.bne.es, según Ricardo, es el modelo o la estructura de datos. Otro dato interesante es que se está definiendo una estructura de trabajo que implique a todos los profesionales de la Biblioteca Nacional: bibliotecarios, digitalizadores…

Datos.bne.es supone también una plataforma experimental e innovadora de consulta y acceso a las colecciones de la biblioteca y de publicación de datos bibliográficos en lenguaje semántico.

La metáfora que utilizó Ricardo para explicar este cambio de paradigma, fue luego recogida por Àlex Kippelboy en la clausura: “tus datos no son tuyos: crecen, se hacen mayores, se van de casa y ayudan a otros a crecer”.

Conclusiones

Para quienes asistimos en nombre de la BNE a las Jornadas, Ricardo, Ana M., María Jesús y Ana C., nos resultó muy enriquecedora la asistencia a #Fesabid15, tanto por la oportunidad que nos brindó a los cuatro de reencontrarnos con colegas y amigos de profesión, como por la posibilidad de compartir experiencias y opiniones sobre nuestros proyectos tanto con el resto de participantes en los paneles como con el público asistente.

¡Nos vemos en Pamplona, en #Fesabid17!

Ana Carrillo Pozas
Jefe de Servicio de Web, Intranet y Medios Sociales

Ana Manchado Mangas
Jefe de Servicio de Proyectos Bibliográficos

María Jesús Morillo Calero
Directora de Departamento de Proceso Técnico

Ricardo Santos Muñoz
Jefe de Servicio de Coordinación y Normalización

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *