Breve historia de los bibliotecarios romanos (II). Los librarii legionis

También hubo librarii en las filas de las legiones. Estos librarii legionis percibirían tan sólo el salario básico pero, como técnicos y escribientes, estarían exentos (inmunes) de las tareas pesadas y sucias de los soldados rasos. Para hacernos una idea, han llegado hasta nosotros las cartas que -en griego nativo- enviaba el librarius legionis Gaio Iulio Apolinar a sus padres, en su Egipto natal. En ellas se queja de los trabajos penosos que se veía obligado a realizar, hasta que finalmente logra un destino de oficinas: «Ahora puedo quedarme por ahí sin hacer nada, mientras otros pican piedra todo el día como esclavos, para construir calzadas» (Connolly, 1989, p. 14) (Fields, 2009, p. 38). Pasamos a transcribir a continuación una estela funeraria hallada en Bácsa (Hungría) y perteneciente a Aurelio Saturnión, librario equiti Alae [I Ulpiae] Contariorum -escribiente de un Ala de caballería pesada destacada en Pannonia bajo Trajano- y erigida por su compañero Lucilio Vindex, también librarius de su misma Ala (CIL III, 13441).

Estela de Aurelio Saturnión. (Bácsa, Hungría)

Estela de Aurelio Saturnión. (Bácsa, Hungría). (Foto: O. Harl)

D(is) M(anibus) / Aur(elio) Saturnioni / libr(ario) eq(uiti) alae / cont(ariorum) stip(endiorum) XV / an(norum) XXXV domo / Sisciae / Luc(ilius?) / Vindex libr(arius) / alae ei{i}usdem / cives et heres f(ecit)

A los Dioses Manes de Aurelio Saturnión, escribiente del Ala [I Ulpia] de caballería pesada, que sirvió 15 años y falleció a los 35, originario de Siscia. Lucilio Vindex, escribiente de la misma Ala de ciudadanos, y su heredero, se la erigió.

Para hacernos una idea del aspecto que tendrían estos librarii contamos con algunos notables ejemplos. En un relieve funerario hallado en Municipium Claudium Virunum (Zollfeld, Austria) tenemos la oportuna representación de un librarius. Vestido con túnica de manga larga y manto con capucha, su pierna derecha busca apoyo encima de una capsa (caja cilíndrica de cuero para guardar los rollos de papiro). Sobre el mismo muslo derecho, a modo de escritorio improvisado, sostiene desplegado un volumen en el que escribe con ayuda de su stylo (pluma de caña) (Stundner, J.).

Relieve funerario de un librarius

Relieve funerario de un librarius (Virunum, Zollfeld, Austria). (Foto: O. Harl)

Estos escribientes también tomaban sus notas sobre pequeñas y manejables tablillas enceradas con la ayuda de un punzón -afilado por un extremo para anotar, y aplanado por el otro para borrar y alisar la cera de cara a futuras incisiones-, como vemos en este otro relieve funerario hallado en Flavia Solva (Austria).

Relieve funerario de escribiente con tabellae ceratae

Relieve funerario de escribiente con tabellae ceratae (Flavia Solva, Austria). (Foto: Hermann A.M. Mucke)

Como hemos visto a lo largo de este estudio, los testimonios de las fuentes históricas, las inscripciones epigráficas (votivas y funerarias) y las representaciones relivarias de las tumbas romanas, nos aportan valiosa información sobre cómo discurría la vida de nuestros antecesores en la profesión. A modo de conclusión, y para confirmar que la perpetuación de la memoria de los bibliotecarios aún persiste, adjunto a continuación otros ejemplos algo más cercanos a nuestro tiempo:

– La sepultura barroca del fraile Joaquín Navarro, bibliotecario de los caballeros hospitalarios, en la concatedral de San Juan de Jerusalén (La Valeta, Malta).

– La estela «a la vikinga» del escritor -y director de la Biblioteca Nacional de Argentina- Jorge Luis Borges, en el cementerio de Plainpalais (Ginebra, Suiza), con la inscripción en sajón «And ne forhtedon na» (Y que no temieran).

– Y, por último, la curiosa tumba de Thomas Mann -no confundir con el escritor homónimo-, un bibliotecario norteamericano muy escrupuloso con las normas de catalogación.

 

Leer la primera entrega de la Breve historia de los bibliotecarios romanos.

Bibliografía

– ALONSO TRONCOSO, Víctor. «Las primeras bibliotecas de Roma (Romoteca)» en Revista General de Información y Documentación, 2003, 13, nº 1, p. 37-49. [en línea]

L’Année épigraphique (AE). París: Presses universitaires de France, (1888-)

– BOYD, Clarence Eugene. Public libraries and literary culture in ancient Rome. Illionois: University of Chicago Press, 1915. [En línea]

– BRUCE, Lorne D. “The «Procurator Bibliothecarum» at Rome» en The Journal of Library History (1974-1987), Vol. 18, nº 2 (Spring, 1983).- CASSON, Lionel. Las bibliotecas en el mundo antiguo. Barcelona: Bellaterra, 2003.

– CEBEILLAC, Mireille, CALDELLI, Maria Letizia, ZEVI, Fausto. Epigrafía latina. Ostia: cento iscrizioni in contexto. Roma: Quasar, 2010.

– CONNOLLY, Peter. Las legiones romanas. Madrid: Anaya, 1989.

– FERNÁNDEZ, Pilar, VALCÁRCEL, José A. Julio César y la idea de biblioteca pública en la Roma antigua en: «Espacio y tiempo en la percepción de la Antigüedad Tardía». Antigüedad y Cristianismo (Murcia) XXIII, 2006, págs. 965-979 [En línea]

– FIELDEN, Jerry. Private Libraries in Ancient Rome [En línea]

– FIELDS, Nic. The Roman Army of the Principate: 27 BC – AD 117, Oxford: Osprey Publishing LTD, 2009.

– HOUSTON, George W. “Tiberius and the Libraries: Public Book Collections and Library Buildings in the Early Roman Empire”. en Libraries & the Cultural Record, vol. 43, nº 3. 2008.

HOUSTON, George W. “The Slave and Freedman Personnel of Public Libraries in Ancient Rome”. En Transactions of the American Philological Association. Vol. 132, nº 1-2, Autumn 2002, pp. 139-176.

– JHONSON, W. A. Ancient Libraries, an evolving Bibliography  [En línea] [last updated 5/6/02]

– MOMMSEN, Theodor et al. Corpus Inscriptionum Latinarum (CIL). Berlin-Brandenburg Academy of Sciences and Humanities [En línea] y Heidelberg Academy of Sciences [En línea] <http://www.uni-heidelberg.de/institute/sonst/adw/edh/index.html.en>

– RODRÍGUEZ VALCÁRCEL, José A. «Procurator Bibliothecae Augusti: Los bibliotecarios del emperador en los inicios de las bibliotecas públicas de Roma» en Anales de Documentación, nº 7, 2004, p. 231-239. [en línea]

– STRUDNER, Julia. «Tomb Buildings in Noricum« en Transformation: The Emergence of a Common Culture in the Northern Provinces of the Roman Empire from Britain to the Black Sea up to 212 A.D. [En línea]

Comparte

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Los bibliotecarios siempre han hecho un trabajo silencioso. pero estos relieves funerarios o votivos nos cuentan mucho de este.
    Y es hermosos saber que había bibliotecarios (¿que trabajo harían?) en las legiones…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *