Bailando bajo la nieve

Por sus obras los conocemos. Es bien sabido que a Hitchcock le gustaban las rubias. Parece que el plato preferido de Woody Allen son los espaguetis, puesto que es un menú recurrente en sus películas. De la misma manera, José Luis Garci utiliza el apellido “Rebolledo” en varias de ellas (V. Las verdes praderas; V.A. Asignatura pendiente). A Tim Burton le encanta el nombre de Victoria. La prometida de Víctor en La novia cadáver se llama así. En Sombras tenebrosas además de otorgarle de nuevo este nombre a su protagonista, hace una pequeña apología del mismo (ca. min. 39). A este personalísimo director también debe de gustarle la Navidad. Sus personajes deprimidos y exangües, pero de tiernos y luminosos corazones, nos la hacen llegar con películas como Pesadilla antes de Navidad o Eduardo Manostijeras.

¿Estás buscando películas para ver o volver a ver esta #Navidad? Clic para tuitear

Revista gráfica La Esfera (1914-1931). Árbol de navidad, 21/12/1918

Revista gráfica La Esfera (1914-1931). Árbol de navidad, 21/12/1918

¿Estás buscando películas para ver o volver a ver esta Navidad? El catálogo de la Biblioteca Nacional te puede dar ideas. Si en “Búsqueda avanzada” seleccionas en el último desplegable “Videograbaciones” y pones “Cine de Navidad” en la caja de búsqueda de Materia, podrás acceder a ellas. Si por ejemplo quieres buscar una película de Navidad que además sea comedia romántica, podrás buscarla con esta fórmula: navidad and comedia. ¿Son estas las tuyas? Entonces estás de suerte, porque el amor está siempre de moda (que me lo digan a mí, que no logro desengancharme de First dates). Títulos como  De ilusión también se vive, Serendipity, Algo para recordar, Love actuallyEl bazar de las sorpresas harán tus delicias.

La Navidad es barroca y como todo lo excesivo, provoca. Delgada línea entre el vacío y la plenitud, lo sublime y lo vil del ser humano. Plácido dirigida por Luis G. Berlanga, con guion de Rafael Azcona, parodia los defectos de una sociedad malsana: falsedad, hipocresía, falsa moral, caridad mal entendida. Ahí queda eso. Eso sí, con humor, aunque sea del negro.

Y ahora que digo negro, ¿estás buscando una de cine negro en esta época blanca? Entonces tal vez te guste una ambientada en la Navidad del Nueva York de los años 40: El beso de la muerte, cuyo final recuerda mucho al de Gran Torino.

Revista gráfica La Esfera (1914-1931). Paisaje nevado, 17/01/1920

Revista gráfica La Esfera (1914-1931). Paisaje nevado, 17/01/1920

Para ver en familia, puedes empezar por Las cuatro hermanitas con la magistral actuación de una jovencísima Katharine Hepburn. Y seguir por Mujercitas, Qué bello es vivir o La gran familia.

¿Tarde de recogimiento en compañía de una larga y aterciopelada película de ritmo pausado, con mucha, mucha nieve, rezumante de aroma a canela? Entonces, tu director es Ingmar Bergman. Yo optaría por Las mejores intenciones, basada en la historia de amor de sus padres,  o la muy premiada Fanny y Alexander.

¿Prefieres un cuento danés? No te pierdas El festín de Babette con la declaración de amor que el General Lorens Löwenhielm dedica a su amada Martine en las últimas escenas de la película. No recuerdo otra más bella.

Sopa de letras de películas de animaciónTal vez necesites un cambio radical. Pon un fantasma en tu vida, o mejor tres. Esto le sucede a Ebenezer Scrooge, el personaje creado por Charles Dickens en Cuento de Navidad. Basadas en esta novela victoriana, en el catálogo podrás encontrar, entre otras, la versión de dibujos animados de 2001 de Jimmy T. Murakami, la de Brian Desmond Hurst de 1989 o la producida para televisión e interpretada por George C. Scott en 1984.

Pero si hay un género cinematográfico que brilla en estos días como el planeta Venus en la galaxia, este es el de animación. Encuentra 3 películas de animación y 2 de miedo relacionadas con la Navidad en esta sopa de letras. Además, hay una intrusa. Una pista: el título de este post es una de sus secuencias.

 

 

Alba Corrales Muñoz

Victoria Mas García

Comparte

Esta entrada tiene 10 comentarios

  1. Bonito post, no me había fijado en los espaguetis de Woody Allen o en el nombre de Victoria de Burton. Sólo quería hacer una puntualización. Las mejores intenciones es un guion de Bergman, sobre sus propios recuerdos, aunque la firma Billie August. Bergman le regaló un guion primoroso, como años después lo haría con su discípula Liv Ullman. Saludos

    1. Muchas gracias por la puntualización, RSM!! Nos alegra mucho que os esté gustando el post! a ver si alguien se anima y resuelve la sopa de letras, que no está nada fácil

  2. ¡Qué delicia disponer de tantas ideas para pasar un buen rato solo, en familia o con amigos viendo una peli durante estas vacaciones! ¡Muchas gracias por las sugerencias y felices fiestas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *