Una infraestructura técnica del siglo XXI para la preservación digital

image_pdfDescargar entrada en pdf

A 21st century technical infrastructure for digital preservation

Nathan Tallman

Information technology and libraries, ISSN 2163-5226, Vol. 40, n. 4, 2021

La mayoría de los sistemas y prácticas de preservación digital tienen sus raíces en los esfuerzos de investigación y desarrollo de finales de los 90 y principios del siglo XXI, cuando el sector del patrimonio cultural empezó a hacer frente a estos retos en solitario. Desde entonces, el sector comercial ha buscado solventar dificultades similares usando diferentes estrategias técnicas. Aunque estas soluciones no están pensadas necesariamente para la preservación a largo plazo, pueden ayudar debido a la similitud de sus prestaciones y el sector cultural puede beneficiarse de adoptar estas estrategias comerciales para aumentar la sostenibilidad y el uso de los avances técnicos. Para entender los beneficios, el artículo examina los principios de sostenibilidad y cómo se aplican a la preservación digital. Para que un programa de preservación tenga éxito, debe ser sostenible en tres aspectos: la gente (el trabajo), el planeta (el medioambiente) y el beneficio (económico). Hay dos actividades de preservación clave en cualquier proyecto: fijación y réplica. La comprobación de fijación consiste en el proceso de revisión algorítmica del contenido digital para asegurarse de que no ha cambiado a lo largo del tiempo. La política de réplicas recomienda mantener al menos dos copias en ubicaciones diferente, y a ser posible tres copias para hacer frente a diferentes amenazas. Otras estrategias de preservación digital más elaboradas deben tener en cuenta actividades adicionales: la extracción de metadatos, la conversión de formatos de archivo y la realización de versiones (que permiten retener estados pasados de un objeto digital con la posibilidad de restaurarlos). La infraestructura técnica que permite la preservación digital tiene muchas formas: almacenamiento (de archivos, bloques y objetos), servidores (físicos y virtuales) y aplicaciones y microservicios (que ofrecen comandos específicos). Los avances en el sector comercial se han centrado especialmente en el almacenamiento según definición de software, que combina hardware accesible con abstracciones de software para crear soluciones de almacenamiento flexibles y escalables que aseguran la integridad de los datos.

https://ejournals.bc.edu/index.php/ital/article/view/13355

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.