Blanco, negro y gris: el perverso problema de la realidad virtual en las bibliotecas

image_pdfDescargar entrada en pdf

Black, white, and grey: the wicked problem of virtual reality in libraries

Gillian D. Ellern and Laura Cruz

Information technology and libraries, ISSN 2163-5226, Vol. 40, n. 4, 2021

Este estudio pretende ampliar el análisis de los problemas perversos relacionados con el apoyo de las bibliotecas a la realidad virtual (RV) y a las tecnologías emergentes de realidad extendida (RX). Los investigadores realizaron 11 entrevistas a 13 bibliotecarios, personal informático y miembros del profesorado que participan en la administración, gestión o planificación de un laboratorio de realidad virtual en una biblioteca de educación superior. El análisis cualitativo de las entrevistas identificó varios desafíos, que se clasifican como emergentes (pero solucionables), como la portabilidad y la formación; complicados (pero posibles), como la concesión de licencias y la ética; y perversos (pero manejables). Los encuestados definieron su papel en el apoyo a la complejidad de la RV/XR de tres maneras básicas: la biblioteca como puerta de entrada, la biblioteca como socia de aprendizaje y la biblioteca como creadora. A partir de esta investigación se sugirieron cinco estrategias de domesticación para ayudar a los bibliotecarios a enfrentarse a estos retos en sus respectivos campus. La primera estrategia es asumir la perversidad y supone desplazar la discusión desde una posición que ve a las bibliotecas como un problema que necesita solución a plantear la cuestión como un desafío, un experimento continuo que necesita un planteamiento global y una perspectiva amplia. Otra estrategia es la adaptabilidad, que posiciona a la biblioteca junto a otras unidades de la universidad para ayudar al aprendizaje de la tecnología y la disponibilidad de recursos fuera de la misma biblioteca. La tercera estrategia es la creación de redes más allá de la biblioteca, conectándose con redes institucionales, conectándose a comunidades, desarrollando empresas conjuntas, compartiendo conocimientos y programas, etc. También se plantea la estrategia de imaginación interdisciplinaria, que integra el conocimiento de múltiples fuentes de datos, perspectivas diferentes y experiencias compartidas para hacer frente a problemas complejos. La última estrategia es que el bibliotecario sirva como modelo para ayudar a desarrollar las habilidades de los estudiantes, no tanto compartiendo un conjunto de conocimientos como mostrando una cierta disposición, su compromiso en la respuesta a las preguntas, con encontrar soluciones a los retos, habilidad para perseverar y, sobre todo, motivación para ayudar a otros a crecer.

https://ejournals.bc.edu/index.php/ital/article/view/12915

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.