Cómo la Biblioteca del Congreso de la Nación ha respondido a la crisis de la pandemia: desarrollo de protocolos para reabrir y el futuro de las bibliotecas

por | 25 octubre, 2021
image_pdfDescargar entrada en pdf

How BCN Argentina has responded to the immediate crisis of the pandemic, development of protocols for reopening and the future of libraries

Alejandro Lorenzo Cesar Santa

Alexandria: the journal of national and international library and information issues, ISSN 0955-7490, Vol. 30, n. 2-3, 2020, p. 77-83

En el marco de la pandemia COVID-19, la Biblioteca del Congreso de la Nación (BCN) de Argentina ha hecho frente a nuevos retos para proporcionar acceso a la información y la cultura para todos. En este particular momento, es necesario encontrar nuevas maneras de logar el objetivo de ayudar a la comunidad con servicios de calidad a través de la incorporación de nuevos servicios digitales y del desarrollo de protocolos para tener una reapertura segura. En la BCN se planificaron actividades in situ, para lo que se organizó un regreso de los trabajadores de manera escalonada siguiendo dos criterios fundamentales: progresividad y ajuste de los horarios de trabajo. Los lugares de trabajo se prepararon con paneles protectores en los escritorios. Todas las superficies y los objetos, ordenadores y taquillas se limpiaron permanentemente. Todas las personas que entraran en la BCN tenían acceso a materiales higiénicos y de desinfección. Estas personas deberían usar un equipamiento protector para cubrir su nariz y boca y se les tomaría la temperatura. Para reorganizar los servicios se realizó una evaluación para determinar las horas de apertura. Se respetó la distancia interpersonal de dos metros de separación y se cerraron las colecciones de libre acceso. Además, se redujo el número de personas que podían estar en cada sala. Libros, documentos y otros materiales consultados por los usuarios se enviaban a cuarentena durante un periodo de 14 días. Se dio publicidad sobre seguridad a través de carteles y otros medios. Las bibliotecas deben adaptarse a un nuevo entorno digital sin más dilaciones. Además de convertir contenidos a formatos electrónicos, las bibliotecas deben tener un importante papel social para apoyar a la comunidad en diferentes áreas. Deben garantizar el acceso democrático al conocimiento, incluso a través de medios electrónicos, ya que su papel se ha ampliado durante la pandemia al ofrecer a la comunidad no solo contenido cultural y académica, sino también seguridad respecto a la calidad y confianza en la información.

https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/09557490211002750

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *