Voces de fortaleza: una encuesta a bibliotecarios que trabajan con enfermedades o afecciones crónicas

image_pdfDescargar entrada en pdf

Voices of strength: a survey of librarians working with chronic illnesses or conditions

Susan Rathbun-Grubb

Journal of library administration, ISSN 1540-3564, Vol. 61, n. 1, 2021, p. 42-57

Esta investigación trata de entender las formas en que los bibliotecarios se sobreponen a los retos asociados con enfermedades crónicas en el lugar de trabajo. 616 bibliotecarios completaron una encuesta sobre su tipo de trabajo, clase de enfermedad, duración de la enfermedad, notificación, adaptabilidad, nivel de ayuda, movilidad y progreso en la carrera, retos en el trabajo, estrategias para hacer frente a su condición y percepciones sobre la discapacidad. Los encuestados informaron sobre enfermedades y afecciones crónicas de todo tipo, tanto visibles como invisible, con un 46% teniendo más de un tipo de enfermedad. Aunque utilizan estrategias creativas para adaptarse, el 39% cree que su condición impacta negativamente en el progreso de su carrera. Para realizar el estudio se utilizó una encuesta en línea desarrollada en Qualtrics. Las discapacidades físicas son a menudo evidentes en el lugar de trabajo, pero los encuestados respondieron con visiones diferentes sobre cómo notificar una enfermedad oculta a compañeros y supervisores. Se les preguntó sobre qué pensaban acerca de pedir adaptaciones en el trabajo. En el lado positivo, los resultados mostraron que una gran mayoría de los que las pidieron (79%) las consiguieron. Sin embargo, muchos encuestados tenían dudas a la hora de abordar el tema con un supervisor o con el departamento de recursos humanos, lo que les causaba incomodidad y dudas sobre la legalidad de la solicitud. Cada condición crónica es única, pero se detectan tendencias comunes en lo que respecta a los retos que los bibliotecarios enfrentan durante su trabajo cotidiano. La productividad está amenazada cuando algunos tienen que trabajar con dolor, cansancio, distracciones, depresión, ansiedad, recaídas y otros síntomas. Los encuestados describieron dificultades con las interacciones sociales y la comprensión de los compañeros, síntomas impredecibles, problemas con la motivación y la dejadez y miedo a fallar o ser dejados de lado si ocultan enfermedades invisibles. Cuando se les preguntó cómo lidian con su enfermedad, las estrategias más comunes incluyen tomar tiempo libre para descansar (pagado o no), citas médicas, terapia física y psicoterapia. También hicieron referencia a protocolos médicos y restricciones alimentarias, lo que afecta a la productividad. Otra pregunta se refería a si creían que su progreso profesional se había visto afectado por su condición crítica. Más de la mitad (56%) indicó que no. Los que opinaban que sí ofrecieron una variedad de razones y anécdotas. Algunos citaron que no estaban dispuestos a afrontar el estrés de trabajar para conseguir una promoción o de solicitar otros puestos en los que habría una carga más pesada de responsabilidad. Otros tenían puestos que se acomodaban a su condición y tenían miedo de hacer frente a otro lugar de trabajo. Los encuestados dieron una amplia muestra de experiencias positivas y negativas relacionados con trabajar con una enfermedad crónica. Las bibliotecas como lugares de trabajo fueron ocasionalmente alabadas como acogedoras y comprensivas, pero esta no es una impresión universal.

https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/01930826.2020.1845546

Resumen elaborado por Antonio Rodríguez Vela

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *