Aproximación a la evolución del concepto de archivística

por | 11 marzo, 2021
image_pdfDescargar entrada en pdf

María Cristina Betancur Roldán, Orlanda Jaramillo

Revista Interamericana de Bibliotecología, ISSN 2538-9866, Vol. 44, n. 1, 2021

La  investigación  disciplinar  en  archivística  es  un  tema  vital  en  el  momento  actual,  caracterizado por profundos cambios en la sociedad y, por ende, en la disciplina. Este artículo  presenta  los  resultados  de  la  investigación  relacionados  con  la  evolución  del  concepto  de  archivística. La  investigación  se  llevó  a  cabo  mediante  el  método  de  investigación documental, que tuvo como propósito explorar los principales autores y sus definiciones de archivística desde finales del siglo XIX hasta inicios del siglo XXI. Con  base  en  ellos  se  analizaron  los  elementos  constitutivos  del  concepto:  naturaleza,  finalidad y características, lo que evidenció las lentas transformaciones que ha sufrido el concepto y la necesidad de estudiar los contextos para el fortalecimiento de la disciplina. El texto está compuesto por tres apartados. El primero es la metodología en la cual se describe la estrategia y el diseño metodológico que guiaron el proceso investigativo;  el  segundo  recoge  los  resultados  relacionados  con    conceptos    encontrados    en    orden    cronológico    de    aparición e incluye el análisis de los elementos constitutivos del concepto: naturaleza, finalidad y características..  Finalmente,  se  discuten  los  hallazgos  de  la  investigación,  entre  los  que  se  destaca el reconocimiento del contexto como elemento clave para  determinar  las  corrientes  que  sustentan  la  archivística  como disciplina científica. La   investigación   se   desarrolló   desde   un   enfoque   cualitativo, tuvo como punto de partida el estudio ex-ploratorio,  analítico  e  interpretativo  de  la  literatura  relacionada con la fundamentación teórica de la archivística como disciplina científica. Para la búsqueda documental se establecieron dos criterios: geográfico y de autores clásicos o representativos en el área. Entre los hechos más  sobresalientes  se  destacan,  en  el  primer  periodo,  1895-1950, la evidencia del inicio de la archivística como disciplina científica y, por tanto, de su fundamentación teórica; configuración que está fuertemente caracterizada por el positivismo de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, en el que clasificar y organizar el mundo era una tarea más que imperiosa. El  periodo  comprendido  entre  los  años  1950-1999  es  un momento de revisión y reflexión de la disciplina y, por consiguiente, importante para consolidar y asentar los desarrollos teóricos anteriores. Esta revisión la podemos  encontrar  en  el  replanteamiento  de  la  custodia  como fin último de la archivística. La última década del siglo XX se  caracterizó  por  una  fuerte  preocupación  acerca  del  rol de la archivística como disciplina tanto en los procesos administrativos, sociales, económicos y políticos como en el papel del archivista en la mediación de estos procesos. Finalmente, el periodo comprendido entre el 2000 y el 2017 se caracterizó por un incremento en la producción científica archivística, por el aumento en los conceptos estudiados  y  por  una  noción  de  la  archivística  como  una disciplina científica en plena consolidación, con un conocimiento científico de carácter teórico y práctico, con  una  vocación  social  al  estudiar  las  instituciones  y  las  construcciones  sociales  en  las  que  se  enmarcan  la  producción de documentos. En cuanto a la finalidad, la mayoría de los autores consideran que es el suministro de información y la conservación  de  los  documentos.  No  obstante,  a  partir  de  la  segunda mitad del siglo XX, es notorio el giro en la finalidad,  inclinada  más  al  servicio  a  los  ciudadanos  y  a  las  necesidades  de  información  de  los  usuarios  en  general. En  relación  con  las  características  de  la  archivística,  se encontró que es recurrente su caracterización como disciplina teórico-práctica, con principios disciplinares (procedencia, orden original, ciclo vital y continuidad) y técnicas para el tratamiento de los documentos fuertemente  anclados  en  su  orientación  institucional. El  recorrido  por  los  conceptos  sobre  archivística  permite afirmar que estos no han variado sustancialmente,  a  pesar  de  los  profundos  cambios  que  ha  vivido  la  sociedad;  también  que  existe  una  ausencia  en  su  conceptualización por fuera de los objetos tangibles como el archivo, el documento o la información, y estos, a su vez,  no  son  contextualizados  de  acuerdo  con  su  momento histórico.

https://revistas.udea.edu.co/index.php/RIB/article/view/344160

Resumen elaborado por Antonio Rodríguez Vela

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *