Negociación de la accesibilidad a los recursos electrónicos

por | 20 octubre, 2020
image_pdfDescargar entrada en pdf

Negotiating Accessibility for Electronic Resources

Michael Rodriguez

Serials Review, ISSN 1879-095X, Vol. 46, n.2, 2020, p. 150-156

¿Cómo pueden las bibliotecas apoyar a los usuarios con discapacidades?. A Pesar de que la accesibilidad a los recursos electrónicos de las bibliotecas es una necesidad todavía es escasa la literatura que proporcione información y pautas a la hora de negociar las complejas cláusulas de accesibilidad en los contratos de los proveedores. Se analizan los términos de negociación de nueve organizaciones y consorcios de bibliotecas académicas y especializadas de Estados Unidos, Canadá y Reino Unido para extraer los más significativos. Asimismo, se exploran las normas y leyes de la industria relacionadas con la accesibilidad que garantizan a los lectores las herramientas que necesitan atendiendo a sus características. Los contratos deben contener las siguientes obligaciones de cumplimiento por parte del proveedor: cumplir con las leyes y reglamentos nacionales, provinciales u otros aplicables en materia de accesibilidad; suministrar un VPAT (Voluntary Product Accessibility Templat) actualizado, preciso y completo para demostrar el cumplimiento de las normas de accesibilidad; conceder a los licenciatarios y a los usuarios finales el derecho de modificar y hacer accesibles los materiales licenciados y distribuir las versiones modificadas a los usuarios autorizados; solucionar, sin costo alguno, los problemas de accesibilidad con prontitud cuando se les informe. Además, los contratos deben incluir los requisitos técnicos exigibles como el cumplimiento con el nivel AA de WCAG 2.0 de la Web Accessibility Initiative o con los estándares actuales de la industria sobre accesibilidad. A la hora de negociar todas estas cláusulas es importante que el personal bibliotecario realice las siguientes tareas: expresar claramente sus puntos de vista, transmitir por qué es importante la accesibilidad y reformular los requerimientos según sea necesario; hacer hincapié en la legislación que les asiste; hacer un análisis comparativo del sector; y describir los escenarios en los que la biblioteca podría invocar las obligaciones de desempeño de los proveedores en lo que respecta a la accesibilidad. En cuanto al costo económico, las instituciones siempre deben asumir que las personas con discapacidades necesitarán adaptaciones para usar los recursos de la biblioteca u otros servicios. Como último, se concluye con un llamamiento a redoblar los esfuerzos para abogar por una mayor accesibilidad y educar tanto a los proveedores como al personal de la biblioteca sobre su importancia.

Resumen elaborado por María Osuna González

 

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *