Research libraries and journal publishers: A marriage in trouble which both sides would like to save.

image_pdfDescargar entrada en pdf

Tom McSeán

Logos, Vol. 16, n. 1, 2005

En este artículo se exponen algunos de los problemas que empiezan a tener las editoriales científicas, al ver disminuidas las suscripciones por parte de las bibliotecas de investigación. La versión electrónica de las publicaciones facilita el acceso a las revistas desde cualquier parte del mundo, incluye más contenido, proporciona enlaces a bases de datos fundamentales y algunas otras mejoras imposibles para la versión impresa. Acceder a la información de lo que se ha publicado empieza a ser un gran problema. Para sacar mayor provecho a sus presupuestos las bibliotecas de investigación tienen que suscribirse a revistas de índices y resúmenes. Para el autor utilizar Internet como medio de comunicación supone un gran avance para los investigadores que trabajan en países en vía de desarrollo. Como ejemplo expone el proyecto HINARI, que empezó en 2002. La OMS (Organización Mundial de Salud), BMJ Publishing Group y Open Society Institute convencieron a las seis principales editoriales médicas a dar acceso gratuito a todas sus revistas electrónicas de salud y medicina a los científicos de los países más pobres del mundo.

Resumen elaborado por: Hristina Lazarova Stoytcheva

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *