El Blog de la BNE

Andrés Vesalio: Anatomista renaciente y médico de los Austrias mayores

octubre 15, 2014 | Sin comentarios

Tal día como hoy, 15 de octubre, moría Andrés Vesalio –Andries van Wessel- en la isla griega de Zante (1514-1564). Este insigne cirujano y anatomista, a la par que destacado médico de cámara del emperador Carlos V y de su hijo, Felipe II, ha sido siempre reconocido por los historiadores de la ciencia médica como el fundador de la anatomía moderna, de la mano de su revolucionaria praxis personal, plasmada textual y gráficamente en su obra cumbre De humani corporis fabrica libri septem (1543). Este mismo año 2014 se conmemora también el 5º centenario de su nacimiento en Bruselas, un 31 de diciembre de 1514.

Andries van Wessel pertenecía ya a una reputada dinastía de médicos personales de los Habsburgo: Su padre Andries era el boticario de Carlos V, mientras que su abuelo Everard fue médico personal del emperador Maximiliano, no era raro por tanto que el joven Andrés siguiera la tradición familiar.

Retrato de Vesalio a la edad de 28 años

Retrato de Vesalio a la edad de 28 años, mostrado los músculos y tendones del brazo de un cadáver con un aforismo de Celso “Ocyus, jucunde et tuto” (seguro, rápido y grato)

Andrés Vesalio recibirá las primeras letras en la Escuela de los Hermanos de la Vida Común de Bruselas -organización religiosa vinculada a la devotio moderna-. Allí comenzará a interesarse por las obras científicas de San Alberto Magno, además de contar como compañero de estudios con Antoine Perrenot, futuro Cardenal Granvela, quien será más tarde valedor suyo ante el emperador. Hacia 1531 acude a cursar artes al Colegio Trilingüe -de latín, griego y hebreo- de la Universidad de Lovaina. Seguro ya de inclinarse por los estudios de medicina, marchará a la Universidad de París (1533), en donde tendrá como profesores a Johann Günther von Andernach, Jacques Dubois (Jacobus Sylvius) y Jean Fernel, galenistas que le inician en el campo de la anatomía humana. Allí coincidirá con los españoles Andrés Laguna y Miguel Servet, y no dudará a la hora de adquirir para sus prácticas huesos de cadáveres del Cementerio de Los inocentes. La guerra entre Francisco I de Francia y Carlos V le obligará a continuar con sus estudios médicos en Lovaina y en la prestigiosa Universidad de Padua, en la cual obtiene finalmente los títulos de doctor (5 diciembre 1537) y explicator chirurgiae. Durante esos años dará clase en las universidades de Padua, Bolonia y Pisa. Leer más

Hildegart (1914-1933)

octubre 15, 2014 | 2 Comentarios

….”en las primeras horas de esta mañana se tuvo noticia en los centros judiciales y policíacos de un sangriento suceso que había ocurrido en una casa de la calle de Galleo y del que había sido víctima una joven que, según las primeras noticias, había sido asesinada por su madre mientras dormía. Poco después se supo que la joven asesinada era la propagandista política y escritora que en periódicos de la extrema izquierda acostumbraba a firmar con el seudónimo de Hildegart…” (Luz, Madrid 9/6/1933)

hildegartSu muerte tuvo gran repercusión en los principales periódicos que se publicaban entonces pues era un personaje muy reconocido tanto dentro como fuera de España. Antes de cumplir los diez años leía y escribía en cuatro idiomas A los 17 años terminó sus estudios de Derecho (aunque no estaba autorizado ejercer hasta los 21 años). Colaboradora en diarios y revistas y conferenciante.

Llevaba los apellidos maternos, su nombre real era Carmen Rodríguez Carballeira, aunque todo el mundo la conocía por Hildegart.

Leer más

Queremos tanto a Julio [Cortázar] en su centenario

octubre 10, 2014 | Sin comentarios

cortazarEn las cercanías de una Bruselas  ocupada por las tropas del Kaiser y bajo el ruido ensordecedor de los cañones Berta de Krupp y bajo el signo de virgo, el 26 de agosto de 1914 nacía el más pacifista y pacífico, pero no neutral (perteneció al Tribunal Russel) y el menos nacionalista de los escritores, de padre vasco y madre franco-alemana. Antiacadémico, los dioses en los que creía Cortázar estaban en la tierra, y no fue un intelectual, sino un artista, un cronopio en su jerga, un humorista poco solemne. De los años de plomo, ahí está El libro de Manuel, cuando incursiona en la política por obligación ética. “Si te caes te levanto, y si no puedo, me tumbo a tu lado”. Así, celebramos juntos este año el centenario de su nacimiento y el de la Gran Guerra, contradicciones y oposiciones del siglo XX. La Biblioteca Nacional de España, a través de su Servicio de Información Bibliográfica, quiere recordarle y homenajearle con una exposición de sus libros y los estudios sobre su obra en las vitrinas del Salón Italiano.

Leer más

Restauración de los archivos de la Junta de Iconografía Nacional

octubre 6, 2014 | 1 comentario

La Junta de Iconografía Nacional fue creada en 1876 con el objetivo de reunir e inventariar retratos de personajes ilustres españoles. La idea original se debe al Ministro de Fomento, D. Francisco Queipo de Llano, Conde de Toreno, quien pretendía que España contase con una Galería de Retratos de Hombres Ilustres. Tal y como se había establecido en la Real Orden de 15 de marzo de 1907, cuando en 1970 la Junta se disolvió, todos sus libros, papeles, mobiliario, etc. fueron depositados en la Biblioteca Nacional, donde actualmente se custodian manteniéndose el sistema original de almacenamiento: mueble, caja, legajo y cédula. El conjunto está constituido por 6 muebles con 20 cajas cada uno.

Junta de Iconografía Nacional

Junta de Iconografía Nacional

Caja, legajo y cédula

Caja, legajo y cédula

En 2014 durante unas prácticas del Máster en Conservación de Patrimonio Cultural, de la Universidad Complutense, se me confió la tarea de subsanar aquellos pequeños daños que presentaban las cajas debidos a su manipulación y uso durante los últimos años. Se acometió esta intervención con el objetivo de devolver al conjunto su integridad, frenando el deterioro sufrido y así prolongar su funcionalidad/vida útil.

Leer más

Los libros de coro de la BNE y una fuente inédita de El Canto de la Sibila

septiembre 23, 2014 | 3 Comentarios

 [Vísperas para el propio de los santos]

Vísperas para el propio de los santos (1750).
MPCANT/73

Catálogo de cantorales de la BNE

En estos días se inaugura en la BNE la exposición Cantorales. Libros de música litúrgica en la BNE, que nos ofrecerá la oportunidad de conocer los ejemplares aquí conservados de este tipo de libros litúrgicos, denominados habitualmente libros de coro, cantorales o libros de facistol. Se presentará también el trabajo de datación, catalogación, conservación y restauración realizado en los últimos años, así como la aplicación informática desarrollada con el objetivo de elaborar una base de datos de melodías gregorianas y con una herramienta de búsqueda tanto de íncipits musicales como de íncipits textuales (véase la Aplicación de Cantorales).

La colección de libros de coro de la BNE, generada en su mayor parte por las desamortizaciones decimonónicas, está formada por cerca de un centenar de libros litúrgicos procedentes de diversos centros eclesiásticos y custodiados actualmente en la biblioteca.

Hace apenas unos días, finalizando esta primera fase de estudio y catalogación de los cantorales apareció una sorpresa: dentro del manuscrito con signatura MPCANT/73 habían sido guardados cuatro folios al final del libro. Este libro contiene antífonas para las vísperas del Propio de los santos desde noviembre a mayo (Pars Aestiva) y antífonas para diversas festividades de la Virgen y puede datarse en la segunda mitad del siglo XVI. Más tempranas de copia parecen, en cambio, esos folios que nada tienen que ver con el resto del contenido litúrgico del cantoral. Quizá, el deseo de que no se perdieran, justifica su ubicación.

Los dos primeros folios llevan un texto en latín a doble columna y los dos siguientes una aparentemente sencilla melodía gregoriana con largas recitaciones sobre una única nota. El texto, en castellano, tiene rima consonante, pero con una métrica no definida, ya que los versos varían desde las ocho sílabas hasta las quince o incluso diecinueve sílabas.

El análisis de la estructura del propio texto y la música nos llevaron a pensar que pudiera tratarse del conocido Canto de la Sibila, el sermón profético interpretado durante siglos en los maitines del día de Navidad.

Esta noticia que aquí ofrecemos no es más que un análisis preliminar de este hallazgo.

 

Leer más

« página anteriorPágina siguiente »