El Blog de la BNE

Restauración de los archivos de la Junta de Iconografía Nacional

octubre 6, 2014 | 1 comentario

La Junta de Iconografía Nacional fue creada en 1876 con el objetivo de reunir e inventariar retratos de personajes ilustres españoles. La idea original se debe al Ministro de Fomento, D. Francisco Queipo de Llano, Conde de Toreno, quien pretendía que España contase con una Galería de Retratos de Hombres Ilustres. Tal y como se había establecido en la Real Orden de 15 de marzo de 1907, cuando en 1970 la Junta se disolvió, todos sus libros, papeles, mobiliario, etc. fueron depositados en la Biblioteca Nacional, donde actualmente se custodian manteniéndose el sistema original de almacenamiento: mueble, caja, legajo y cédula. El conjunto está constituido por 6 muebles con 20 cajas cada uno.

Junta de Iconografía Nacional

Junta de Iconografía Nacional

Caja, legajo y cédula

Caja, legajo y cédula

En 2014 durante unas prácticas del Máster en Conservación de Patrimonio Cultural, de la Universidad Complutense, se me confió la tarea de subsanar aquellos pequeños daños que presentaban las cajas debidos a su manipulación y uso durante los últimos años. Se acometió esta intervención con el objetivo de devolver al conjunto su integridad, frenando el deterioro sufrido y así prolongar su funcionalidad/vida útil.

Leer más

Los libros de coro de la BNE y una fuente inédita de El Canto de la Sibila

septiembre 23, 2014 | 2 Comentarios

 [Vísperas para el propio de los santos]

Vísperas para el propio de los santos (1750).
MPCANT/73

Catálogo de cantorales de la BNE

En estos días se inaugura en la BNE la exposición Cantorales. Libros de música litúrgica en la BNE, que nos ofrecerá la oportunidad de conocer los ejemplares aquí conservados de este tipo de libros litúrgicos, denominados habitualmente libros de coro, cantorales o libros de facistol. Se presentará también el trabajo de datación, catalogación, conservación y restauración realizado en los últimos años, así como la aplicación informática desarrollada con el objetivo de elaborar una base de datos de melodías gregorianas y con una herramienta de búsqueda tanto de íncipits musicales como de íncipits textuales (véase la Aplicación de Cantorales).

La colección de libros de coro de la BNE, generada en su mayor parte por las desamortizaciones decimonónicas, está formada por cerca de un centenar de libros litúrgicos procedentes de diversos centros eclesiásticos y custodiados actualmente en la biblioteca.

Hace apenas unos días, finalizando esta primera fase de estudio y catalogación de los cantorales apareció una sorpresa: dentro del manuscrito con signatura MPCANT/73 habían sido guardados cuatro folios al final del libro. Este libro contiene antífonas para las vísperas del Propio de los santos desde noviembre a mayo (Pars Aestiva) y antífonas para diversas festividades de la Virgen y puede datarse en la segunda mitad del siglo XVI. Más tempranas de copia parecen, en cambio, esos folios que nada tienen que ver con el resto del contenido litúrgico del cantoral. Quizá, el deseo de que no se perdieran, justifica su ubicación.

Los dos primeros folios llevan un texto en latín a doble columna y los dos siguientes una aparentemente sencilla melodía gregoriana con largas recitaciones sobre una única nota. El texto, en castellano, tiene rima consonante, pero con una métrica no definida, ya que los versos varían desde las ocho sílabas hasta las quince o incluso diecinueve sílabas.

El análisis de la estructura del propio texto y la música nos llevaron a pensar que pudiera tratarse del conocido Canto de la Sibila, el sermón profético interpretado durante siglos en los maitines del día de Navidad.

Esta noticia que aquí ofrecemos no es más que un análisis preliminar de este hallazgo.

 

Leer más

Cinco buenas razones para participar en #WikiEditatonMadrid

septiembre 19, 2014 | Sin comentarios

Foto: William Hoiles

El próximo sábado 27 de septiembre se celebrará en la sede de la BNE la primera editatón de Wikipedia sobre la lengua española, promovida por la propia BNE junto al Instituto Cervantes, la Real Academia Española y Wikimedia España.

Pero, ¿qué es una editatón? ¿Por qué editar en Wikipedia? Una editatón es una reunión en la que los participantes trabajan conjuntamente en la creación y mejora de contenidos de Wikipedia, aprovechando los recursos de instituciones culturales destacadas (galerías de arte, bibliotecas, archivos y museos). Su formato se asemeja a los encuentros de entusiastas de otros temas (como programación, fotografía, lectura o música), que se reúnen durante varias horas en una especie de “maratón” para disfrutar de su afición y compartirla con otros.

Leer más

El libro de horas de Carlos VIII de Francia, libro de devoción y galería de la pintura parisina del S. XV

septiembre 17, 2014 | 1 comentario

librocarlosviiiUn espléndido exponente de los libros de horas lo constituye el Libro de Horas de Carlos VIII de Francia (VITR/24/1). Se trata de un manuscrito iluminado escrito en letra gótica, en latín y francés, elaborado entre los años 1494 y1496. Pertenece al taller  parisino del librero y editor Antoine Vérard, donde se producían tanto libros impresos como manuscritos, en vitela e iluminados. La miniatura de un personaje arrodillado y en oración, con la  leyenda “Lacteur” (h. 112r), y la que representa su divisa formada por un corazón con el anagrama AVR  y flanqueado por dos pájaros, así lo atestiguan (h. 112v).

Es un libro de grandes dimensiones realizado para Carlos VIII y ejecutado al uso parisino, como queda patente en las festividades que resalta el Calendario, en las oraciones empleadas en las Horas de la Virgen y en el Oficio de Difuntos que aplica. Se cree que Luis XIII entregó este códice en 1628 a un personaje importante español, embajador de Francia o confesor de la Reina Ana. Posteriormente perteneció al Conde de Peñaranda y al Marqués de Mejorada. Ingresó en la Biblioteca Nacional en 1708.

Leer más

De Clifford a Kâulak y de Juliá a Calvache: un paseo fotográfico guiado (III)

septiembre 11, 2014 | Sin comentarios

17-39-10v

Vda. de Amayra, calle del Príncipe nº12
BNE: 17-39-10

Parada 5 (elaborada por Amparo Beguer):

Calle del Príncipe, 11: “Franzen. Fotógrafo de reyes y rey de la fotografía”

Christian Franzen y Nissen nació el 18 de diciembre de 1863 en Dinamarca y murió el 17 de septiembre de 1923 en Madrid. Fue en esta ciudad donde en 1897 abrió una galería fotográfica en la calle del Príncipe 11.

Franzen unía el dominio de la técnica con un gusto exquisito. Su estudio, que alcanzó gran prestigio entre la burguesía, fue punto de encuentro de intelectuales, políticos y aristócratas. Sus clientes, entre los que se encontraba la familia real, eran miembros de la alta sociedad, casas nobiliarias, burguesía, políticos, artistas y literatos.

El 7 de julio de 1899 fue nombrado proveedor oficial de la Real Casa por la reina regente Mª Cristina y autorizado a estampar el escudo real en sus fotografías. Franzen era conocido como “fotógrafo de reyes” a lo que él, en confianza, añadía: “…y rey de la fotografía”

Franzen, trabajador infatigable, no se quedaba en su galería siempre abarrotada de clientes, salía a la calle en busca de reportajes, hacía ambulancias, retrataba la vida y costumbres del Madrid decimonónico. Su especialidad fue la fotografía de interiores y la fotografía nocturna. Inventó un aparato con el cual se podía hacer fotografías en recintos cerrados a cualquier hora del día.

Franzen 17-177- 19

Alfonso XIII y María Cristina, 1906
BNE/BDH: 17/177/19

Colaboró con diversas publicaciones como La Ilustración Española y Americana, Nuevo Mundo, El arte del Teatro, Gran Vida y Blanco y Negro, desde su creación.

En esta  última publicación, en 1895, ilustra tres secciones:

1. “Estudios fisonómicos”: retratos de un actor durante la representación de una obra en las diferentes poses que caracterizaban su personaje o su actuación.

2. “Madrid de noche”: Utiliza magnesio para realizar estas fotografías. Recorre cafés, tertulias, teatros, salas de redacción y palacios de la aristocracia, en los que retrata, en su ambiente, a las personas que acuden habitualmente. Hacia 1899, con muchas de las imágenes de interiores aristocráticos, publica el libro Los salones de Madrid, con prosa de Monte-Cristo y prólogo de Emilia Pardo Bazán.

3. “Fotografías íntimas”: Ilustra los textos de Gabriel R. de España con retratos, escenas y rincones populares

La mayor parte del archivo Franzen se conserva en RTVE. Gran parte de las fotografías custodiadas por la BNE forman un grupo bastante homogéneo, son fotografías muy cuidadas en su mayor parte de la familia real, proceden del Registro de la Propiedad Intelectual. Están firmadas por el fotógrafo y llevan estampillado su número de Registro.

Juliá 17_LF_46(045)

Interior del estudio Juliá en la calle Visitación nº 1, ca. 1860
BNE: 17-LF/46 (045)

Parada 6 (elaboración Amparo Beguer):

Calle del Príncipe, esquina Visitación: “Sin rival en retratos de niños”

Eusebio Juliá nace en 1830 y muere 1895 en Madrid. Juliá abre en 1855 su primer gabinete en la calle Visitación 1 con la ayuda económica de la familia de su esposa, Sebastiana Vaca, que será su colaboradora. En abril de 1864 se traslada a un nuevo establecimiento, mucho más amplio y lujoso, en la calle Príncipe 27, abierto hasta 1881, fecha en la que traspasa el negocio Francisco Amayra. En 1870 abrió una sucursal en París, en el número 50 de la rue Faubourg Saint Denis.

Lo que diferencia a la galería de Juliá de otras es la introducción del llamado método “relámpago” en los retratos que acortaba los tiempos de exposición y revelado. Este avance implica que el tiempo de posado de 1 minuto se reduce a una sexta parte. Una de las consecuencias es la naturalidad de los posados, la otra, es una mayor facilidad para realizar retratos infantiles, que incluye entre sus especialidades, de ahí su lema: “Sin rival en retratos de niños”, lo que contribuyó a que se convirtiera en uno de los gabinetes de retratos más reconocidos en Madrid. Juliá también publicitará otras especialidades como la fotografía de animales (en 1857 recibe un encargo oficial para tomar fotografías de los animales premiados en la Exposición Agrícola de Madrid) y el iluminado de fotografías. Durante muchos años los retratos fotográficos coloreados son los más estimados y caros. Juliá responde a esta demanda incorporando a su taller la pintura al óleo: sus pintores tanto coloreaban una figura a tamaño natural como realzaban un pequeño retrato.

Juliá recibe numerosos premios nacionales e internacionales en las exposiciones de París (1867 y 1878), de Zaragoza (1868), etc., menciones que invaden las traseras de sus cartes de visite.

En 1862, con el nombre de Galería biográfica de españoles célebres, realiza una recopilación de retratos de personajes notables con sus correspondientes biografías, optando casi siempre por la imagen de busto oval, como hará en la edición de lujo del Almanaque de E. Juliá para 1873. Este Almanaque es otro de sus aciertos comerciales. Juliá encarga a escritores coetáneos de éxito un texto específico para esta publicación e ilustra cada escrito con un retrato fotográfico de su autor.

Amparo Beguer
Belén Palacios

« página anteriorPágina siguiente »