Libros de artista en exposición: recomendaciones de conservación preventiva

18 febrero, 2021

Andrea Paola Ruisanchez Campuzano

Ge-conservación, ISSN 1989-8568, Vol. 1, n. 18, 2020, p. 20-31

El presente artículo busca ser un referente para la conservación de un tipo de producciones artísticas con el que muchos conservadores no están familiarizados: los libros de artista. Estas obras plantean un reto de conservación que se acentúa en la toma de decisiones sobre cómo lograr su adecuada exposición sin comprometer su estabilidad material. Para el cabal disfrute y comprensión de dichos libros su manipulación es necesaria, haciendo que el conservador deba mediar entre el deterioro que esto conlleva y el respeto a su valor funcional, sus propiedades hápticas y la transmisión de su mensaje. La mediación también debe darse entre los usuarios y los custodios o propietarios de los libros, al igual que entre las instituciones que gestionan exposiciones. Esta investigación reflexiona sobre estos aspectos y busca plantear recomendaciones útiles para el conservador. Los libros de artista responden al libro objeto:     piezas contemporáneas, de  tirada  corta,  que  adoptan  la  forma del  libro  como  soporte  y  en  el  cual  se  plasman,  a  través  de  diferentes  técnicas  plásticas,  conceptos  visuales  que  se  narran  mediante  una  secuencia  establecida,  la  cual  comúnmente se compone de páginas. Para generar recomendaciones de conservación preventiva objetivas  y  eficientes  se  planteó  la  necesidad  de  evaluar los  deterioros  comunes  causados  a  los  libros  de  artista  en  exposición,  y  tratar  de  identificar  los  mecanismos  y   causas   que   los   provocan;   esto   se   logró   mediante   un  muestreo  y  evaluación  de  una  serie  de  ejemplares  durante su manipulación en exposición. Se seleccionó un pequeño grupo de libros que funcionaran como ejemplo, para  a  través  de  la  evaluación  de  su  uso  y  alteraciones,  poder  establecer  una  relación  con  el  resto  de  los  libros  de artista. La  evaluación  de  los  libros,  su  uso  y  las  alteraciones  causadas,   se   logró   a   través   del   diseño   de   una   ficha   clínica  y  una  ficha  de  manipulación. Los  campos  que  incluyó  la  ficha  de  manipulación fueron: facilidad de apertura del libro, nivel de   manipulación   del   usuario,   facilidad   de   interacción   con  ángulo  de  montaje,  facilidad  de  manipulación  con  guantes  de  tela  o  látex,  uso  o  interés  del  material  de  contexto (cédulas/explicaciones), confianza durante la manipulación del   libro, y tiempo utilizado para la manipulación.  Con  el  análisis  comparativo  de  la  interacción  de  los  usuarios  y  los  resultados  de  las  fichas,  se  lograron agrupar en tres rubros las causas de deterioro y alteración que sufren este tipo de objetos: la    manufactura    del    libro, en la que pueden englobarse  dos  asuntos:  los  materiales  utilizados  y  la  técnica de manufactura, esto incluye deterioros inherentes a la pieza y sus materiales, que propicien la presencia de alteraciones  sin  necesidad  de  que  el  libro  sea  utilizado; montaje  y  museografía, ya que muchas  veces  el  montaje  de  los  libros  durante  la  exposición  puede  ser  un  factor  que  propicie  deterioros; y manipulación, porque los libros están concebidos y realizados por   los   artistas   para   ser   observados   y   usados,   pero   cuando  el  número  de  asistentes  en  una  exposición es elevado  y  una obra es manipulada constantemente durante numerosos días    puede comprometerse su integridad. Es muy importante establecer que las    recomendaciones de conservación deben ser modificadas y especificarse para cada colección, para cada exposición; esto será fundamentado, entre otras cosas, en el uso, valor y contexto del acervo de libros. El  contenido  a  presentar  son  una  serie  de  sugerencias  puntuales que pueden realizarse antes de la manipulación de  los  usuarios,  con  el  objetivo  de  dirigirla  y  encauzarla.  Las recomendaciones de conservación serán presentadas en   tres   partes:   recomendaciones   para   la   preparación, deterioros   detectados   en   los   libros   de   artista   evaluados después de su manipulación en exposición y exposición de libros de artista sin  manipulación.

https://ge-iic.com/ojs/index.php/revista/article/view/689

Resumen elaborado por Antonio Rodríguez Vela

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *