Evaluar para evolucionar: usar los estándares de ERMI para validar un Airtable ERMS

12 febrero, 2021

Evaluation for evolution: using the ERMI standards to validate an Airtable ERMS

Robert Heaton

The Serials Librarian, ISSN 1541-1095, Vol. 79, n. 1-2, 2019, p. 177-191

Los sistemas de gestión de recursos electrónicos (ERMS) todavía deben alcanzar la aprobación de los bibliotecarios, pese al visto bueno generalizado de los estándares propuestos en 2004 por el Electronic Resource Management Initiative Report (ERMI). Este artículo propone usar los requisitos funcionales del informe como un criterio para evaluar un ERMS de manera sistemática. Compartir las críticas locales de las implementaciones actuales y potenciales de los ERMS enriquece el ecosistema tecnológico de la biblioteca con un conocimiento compartido de los problemas comunes de las soluciones potenciales. Este artículo ilustra tal propósito usando el ERMS del autor, RELIC, que está construido en la plataforma Airtable. Las escalas propuestas para evaluar la disponibilidad y calidad de las prestaciones del ERMS son simples, pero la lista de requisitos de ERMS no lo son. La lista de 157 requisitos ofrece algo para todos, resumiendo aspectos ideales de un sistema que afronta casi todos los problemas importantes que los bibliotecarios pueden esperar que solucione un ERMS. Sin embargo, precisamente debido a su amplitud, la tarea de aplicar los requisitos a un ERMS, o a más de uno, si se comparan múltiples sistemas, es un enorme reto para cualquier trabajador. A pesar de la importancia de los “esfuerzos organizados y cooperativos de las bibliotecas, consorcios, proveedores y editoriales” para crear y mantener estándares de datos universales, las complejidades de los requisitos de los ERMI pueden hacer que sea más paralizante que práctico. En cierta medida, una estrategia “prudente” puede ser útil para evaluar herramientas potenciales según un contexto local más limitado. Compartir datos para el bien común puede ser una norma. Después de hacer un análisis detallado, los bibliotecarios pueden compartir sus resultados con los desarrolladores de ERMS y con otras bibliotecas, mejorando el ciclo de desarrollo del software. Los requisitos funcionales del informe de ERMI puede servir como criterio de evaluación, proporcionando la estructura y la consistencia necesarias para un procedimiento que de otra manera es bastante nebuloso. Estos principios también se pueden aplicar de manera más amplia a la gestión de la tecnología, que tiene un papel cada vez más importante en el trabajo de bibliotecarios y administradores de bibliotecas.

https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/0361526X.2020.1831680

Resumen elaborado por Antonio Rodríguez Vela

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *