¿Quién está siguiendo qué y por qué? Un proceso para centralizar el seguimiento de las interacciones de los usuarios

1 septiembre, 2020

Who is Tracking What and Why? A Process for Centralizing the Tracking of Patron Interactions

Lindsay Ozburn &Kacy Lundstrom

Journal of Library Administration, ISSN 1540-3564, Vol. 60, n. 4, 2020, p. 437-452

Al realizar la evaluación de su estrategia global, la biblioteca de la Utah State University determinó que era necesario centralizar el proceso de seguimiento de las interacciones de sus usuarios. Se encargó a un equipo específico la centralización del proceso, que incluiría interacciones en mostrador, consultas e instrucciones en toda la biblioteca. El primer y más importante paso fue identificar y reunirse con usuarios de la biblioteca, que eran muy variados, con distintas necesidades y un uso diferentes de los servicios. El segundo paso fue hacer más fácil el trabajo de seguimiento, dado el gran número de usuarios identificados. Se seleccionó un pequeño grupo de individuos que representara al conjunto de usuarios. También se revisó la recogida de datos sobre la interacción de los usuarios en varias plataformas de seguimiento de datos, incluyendo LibAnalytics, LibInsights, Trello, Google Forms y Excel. Esto llevó a una evaluación de los formularios y a la publicación en julio de 2019 de tres formularios revisados. El coordinador de la evaluación envió un aviso, compartiendo la información básica y recordando a la plantilla que la plataforma Tracking LibGuide proporcionaba enlaces a los formularios y respuestas a cuestiones básicas sobre su uso para cada tipo concreto de datos. Finalmente se optó por la utilización de LibInsights para capturar las consultas e instrucciones en dos formularios diferentes. Uno de los resultados más importantes fue que se hizo evidente la necesidad de tres formularios distintos para tres propósitos: capturar las interacciones de los usuarios en el mostrador, sus consultas y las instrucciones. Los resultados muestran que de manera coordinada se puede hacer un seguimiento de las necesidades del usuario. En concreto, los cambios en el proceso de recolección de datos sobre consultas pueden tener un gran impacto en la gestión de la biblioteca, además del potencial uso de los datos. El proceso forzó el examen de las antiguas prácticas de la biblioteca. Muchas veces se recogían datos por hábito, sin un propósito concreto, y algunos procesos estaban duplicados, lo que demuestra la necesidad de una evaluación conjunta de todos los servicios de la biblioteca.

https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/01930826.2020.1733351

Resumen elaborado por Antonio Rodríguez Vela

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *