Aplicaciones para móviles en bibliotecas académicas

10 febrero, 2020

Mobile Applications in Academic Libraries

Jamie Saragossi, Laura Costello, Kathleen Kasten

Library Resources and Technical Services, ISSN 0024-2527, Vol. 62, n. 4, 2018, p. 198-204

Este artículo explora los desafíos y oportunidades que presentan las aplicaciones para móviles en el contexto de las bibliotecas académicas. Este formato emergente plantea importantes cuestiones acerca de la selección adquisición, acceso, instrucción, extensión bibliotecaria y evaluación al aplicarse a los recursos tradicionales. Con el proyecto iniciado en las bibliotecas de la Stony Brook University (SBU) como caso práctico, se plantea el potencial de las aplicaciones móviles para promocionar el uso y enriquecimiento de las bibliotecas académicas. Los bibliotecarios encargados del desarrollo de la colección hicieron su propia investigación sobre las aplicaciones y su funcionalidad. También recibieron sugerencias y peticiones por parte del claustro y de los estudiantes de dos maneras, ambas subrayando la importancia de las apps tanto como formato como contenido. Los usuarios podían contactar directamente con el bibliotecario de enlace para pedir apps con contenido y otros recursos que ayudaran a su investigación y a sus clases. También podían enviar peticiones a través del formulario de recomendaciones de compra de la biblioteca, un formulario en línea disponible en la página web que da a los usuarios la opción de seleccionar el formato al hacer la recomendación. Además de evaluar estos recursos de manera intelectual, la ayuda del bibliotecario de enlace y las recomendaciones, los bibliotecarios tuvieron que tener en cuenta a la hora de tomar decisiones sobre el desarrollo de la colección un contexto de reducción presupuestaria. Las bibliotecas tienen que trabajar para identificar qué recursos en sus fondos actuales ofrecen apps para móviles y promocionarlas, asegurándose de que se está sacando provecho de los beneficios de suscripción. También hay que tener en cuenta la organización del trabajo al decidir la implementación de adquisiciones de estos nuevos recursos, incluyendo la comunicación y las estrategias de adquisición, catalogación y apoyo del departamento técnico. Es imperativo que las bibliotecas establezcan su propio criterio de evaluación, requisitos estándar para las plataformas y métodos de captura de datos para las apps. Las bibliotecas pueden necesitar monitorizar el número de descargas a través de sus propias plataformas o tratar con los intermediarios para obtener estadísticas con sentido que ayuden a futuras decisiones y justifiquen continuar con las suscripciones. Los autores organizaron un taller diseñado para ayudar a los asistentes a utilizar las apps para sus investigaciones. Por otra parte, la biblioteca incluyó una LibGuide para ayudar a los estudiantes a descubrir las apps y a usarlas de manera efectiva. Además de adquirir y promocionar apps externas, la biblioteca de la SBU está desarrollando una app propia para ayudar a los usuarios a acceder a su contenido. La bibliografía sobre adquisición y promoción de apps es todavía escasa. Muchas bibliotecas están adaptando sus webs tradicionales para los móviles. Mientras se ajustan las políticas y se adopta un nuevo formato, se deben evaluar las prácticas efectivas y compartir los resultados. Desarrollar buenas prácticas para servir a los usuarios ayudará a los bibliotecarios de todo tipo de instituciones a construir colecciones más pertinentes.

https://journals.ala.org/index.php/lrts/article/view/6746

Resumen elaborado por Antonio Rodríguez Vela

 

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *