Ephemera o el cajón de sastre; accesibilidad y visibilidad más allá de las definiciones

15 noviembre, 2019

Ephemera o el cajón de sastre; accesibilidad y visibilidad más allá de las definiciones

 Ephemera o el calaix de sastre: accesibilitat i visibilitat més enllà de les definicions

Isaura Solé

Item: revista de biblioteconomia i documentació, ISSN 0214-0349, n. 63 juliol- desembre 2017, p. 135-154

Es evidente el interés creciente de la comunidad científica, el mundo académico y el público en general por los materiales denominados ephemera, de manera que las entidades patrimoniales se han visto obligadas a afrontar los retos que supone su tratamiento en todos los ámbitos con el fin último de hacerlos accesibles y visibilizarlos  y de ese modo favorecer el conocimiento y puesta en valor de nuestro patrimonio. Formular una definición única para este tipo de documento es casi imposible puesto que se trata de un grupo inmenso y heterogéneo.  A la luz de las definiciones proporcionadas por Rickards, Peberton o Young  podemos extraer algunas características, entre otras : se definen, en general, por su oposición al códice; son heterogéneos en todos los sentidos, se da una gran variedad de tipologías, formatos, temática, elementos decorativos y formales, y  usos; tienen un triple carácter efímero: desde el punto de vista del contenido, de la utilidad y del material. La puesta en valor de estos materiales como objeto de estudio pasa necesariamente por un proceso de patrimonialización que supone la recogida, preservación, organización, clasificación, descripción y catalogación. En cuanto al panorama catalán se describe el estado de la cuestión y las colecciones existentes. El reto que plantea la preservación puede abordarse a partir de la digitalización, sin embargo, es una labor complicada, por un lado, por la variedad de formatos, medidas, características físicas y por otro, por los recursos que supone. Otro reto a afrontar es el de la descripción, clasificación y catalogación; la inexistencia de estándares ha provocado que cada centro patrimonial adopte una estrategia propia en función de sus colecciones, los medios y recursos de que dispone, así como las necesidades de sus usuarios.  Es necesario poner en común las experiencias y estrategias adaptadas para cada centro con el objetivo de crear unos estándares de sistematización o por lo menos unos marcos de actuación comunes a partir de la creación de herramientas y recursos.

 

Resumen elaborado por María Osuna González

 

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *