‘Terrible Panizzi’: Patriotism and Realism of the ‘Prince of Librarians’

16 abril, 2019

Stefano Gambari & Mauro Guerrini

Cataloging & Classification Quarterly, ISSN 1544-4554, Vol. 56, n.5-6, 2018, p. 455-486

Antonio Panizzi (1797-1879) es uno de los más famosos bibliotecarios de todos los tiempos, y además fue un gran estudioso de la literatura y pintura italianas y un comprometido defensor de la unificación de su país. En su labor en bibliotecas, destacó como un gran reformador, organizador y gestor. Sobresale especialmente su trabajo en servicios bibliotecarios, desarrollo de la colección y gestión como bibliotecario principal de la biblioteca del British Museum. Entre sus logros allí se cuentan la política de adquisiciones, la legislación del Depósito Legal, la creación del catálogo basado en criterios científicos y la apertura al público general de la excelente sala de lectura. El artículo realiza un amplio recorrido biográfico de la figura de Panizzi, desde sus primeros estudios en la región de Reggio Emilia. Debido a su posicionamiento a favor de la expulsión de los austriacos de Italia, en 1823 tuvo que exiliarse en Londres, sin saber una palabra de inglés. En 1831 fue nombrado ayudante bibliotecario en el BM, donde empezó catalogando panfletos de la Revolución francesa. En poco tiempo se convirtió en un experto en catalogación y pudo modernizar el sistema de clasificación. En 1837 ya era el encargado de la colección de libros impresos, con la tarea de trasladar la colección a un nuevo edificio mejor acondicionado. Una de sus mayores innovaciones fue la creación de un sistema de control, claro antecedente de loas signaturas topográficas. Su propósito era hacer de la biblioteca del BM la más importante del mundo y ofrecer un servicio lo más rápido posible. Para mejorar el sistema de adquisiciones forzó el desarrollo del Copyright Act, que convirtió en un precursor del Depósito Legal, obligando a los editores a proporcionar una copia de todos los libros publicados. Esto agravó los problemas de espacio, lo que llevó a la creación de una nueva sala de lectura, apta para 500 lectores. La obra se aprobó en 1854 y tres años más tarde se inauguró. Panizzi también revolución el sistema de catalogación con sus 91 reglas  publicadas en 1841, en las que se centró principalmente en la descripción. Fue el primero en reunir todas las obras de un autor bajo un único nombre normalizado, entre otras novedades que se convertirían en habituales en el proceso de catalogación. A continuación el autor narra la involucración de Panazzi en los acontecimientos política y sociales más candentes de su época, especialmente su lucha a favor de la libertad de Italia. En sus últimos años fue nombrado senador en su país de origen y caballero en el de adopción.

Resumen elaborado por Antonio Rodríguez Vela

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *