La catedral de Toledo en el siglo XVII: análisis documental de las encuadernaciones de tipo abanicos

24 enero, 2019

Antonio Carpallo Bautista, Yohana Yessica Flores Hernández

Bid, ISSN 1575-5886, n. 41, 2018, p. 1-14

 

Toledo comienza una gran decadencia, originada entre otras razones por dejar de ser sede de la Corte, a partir de 1561. En cuanto la Corte se trasladó, la ciudad comenzó un retroceso agudizado por el debilitamiento del sector de la artesanía y quedó a merced del poder de la Iglesia, lo que provocó la llegada de alrededor de cuarenta monasterios y conventos alrededor de 1610. La Biblioteca Capitular y el Archivo de la catedral de Toledo se crean a finales del siglo XI. La primera contiene más de cuatro mil volúmenes que sirvieron para la formación de la escuela catedralicia, además de custodiar una colección de encuadernaciones artísticas de gran valor documental. La colección de manuscritos e impresos está dividida en tres grupos: Antiguo Fondo Toledano, Fondo Zelada y Fondo Lorenzana. Dentro de estos encontramos nueve encuadernaciones artísticas decoradas con motivos denominados de abanicos. Estas ornamentaciones se dieron desde finales del XVI hasta la primera mitad del XVIII y están dentro del movimiento artístico del Barroco. No está del todo claro cuál es la procedencia de estos elementos decorativos, aunque a finales del XVI ya comenzaban a aparecer encuadernaciones con estos motivos decorativos en España, que entre 1630 y 1670 tuvieron un gran auge. De las nueve encuadernaciones de abanicos depositadas en la catedral de Toledo, siete pertenecen al Antiguo Fondo Toledano y dos al Fondo Lorenzana. El segundo procede de la colección de libros que el cardenal Francisco Antonio de Lorenzana y Butrón regaló a la propia catedral. El trabajo de investigación comenzó con la realización de un inventario de encuadernaciones artísticas del Archivo y Biblioteca Capitulares donde se encontraban las encuadernaciones en abanico. En el presente trabajo se han estudiado las encuadernaciones de este tipo que se encuentran en la Biblioteca de la catedral de Toledo, grupo de nueve encuadernaciones que forma parte del total de noventa y ocho inventariadas y catalogadas del siglo XVII.  Como conclusión, de este estudio se pueden extraer una serie características sobre los ejemplares: las diferentes procedencias, contienen unas decoraciones sencillas y otras una estructura decorativa muy trabajada, los motivos son dispares, los cortes están dorados y cincelados con pequeños hierros, en la estructura constructiva en varios no sobresalen los nervios, las encuadernaciones con motivos heráldicos son diversas y se puede afirmar que varias encuadernaciones fueron realizadas por los hermanos Andreoli. En resumen, la serie de encuadernaciones de abanicos depositadas en la catedral de Toledo es muy diversa y con unos rasgos bien definidos.

Resumen realizado por José María Amate Sánchez

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *