Fake news, ¿amenaza u oportunidad para los profesionales de la información y la documentación?”

10 enero, 2019

Alexandre López-Borrull, Josep Vives-Gràcia, Joan-Isidre Badell

El profesional de la información, ISSN 1699-2407, Vol. 27, n. 6, p. 1346-1356

 

Tradicionalmente los profesionales de la información han tenido a su alcance una serie de fuentes de información que se consideraban fiables y a las que podían recurrir para dar respuesta a las necesidades de sus usuarios. La consolidación de las redes sociales fácilmente usables, especialmente Twitter y Facebook, ha permitido el crecimiento de las noticias falsas (fake news) que ahora mismo son un problema a la hora de determinar la certeza o no de una información. En este trabajo se presenta una visión general del fenómeno de las noticias falsas y una serie de propuestas que tienen que ver con los valores y capacidades de los profesionales de la información para luchar contra un virus cada vez más extendido y sobre el cual tienen un papel determinante. Es en los medios sociales donde el debate sobre las noticias falsas, la posverdad y la utilización de noticias y desinformación para la manipulación del estado de opinión de la sociedad ha sido más relevante. Los medios sociales en general, se han dado cuenta de que la falta de fiabilidad en los contenidos que difunden es una amenaza para su propia existencia. Una pregunta obvia que uno se podría plantear desde la perspectiva del bibliotecario-documentalista es si hay que hacer algo en relación con las noticias falsas y por qué. Uno de los objetivos de la alfabetización informacional es precisamente crear usuarios críticos en el uso de la información y, por supuesto, que sean capaces de distinguir fuentes de información fiables de las que no lo son. La clave es reforzar los programas de alfabetización informacional y adaptarlos a las necesidades actuales, no se trata tanto de “contraatacar” las noticias falsas con otras noticias y entrar en discusión con los usuarios, sino de concienciar y formar lectores más críticos y más consumidores de información de fuentes diversas. En el sector de la información y la documentación se han generado diversos proyectos e iniciativas en los últimos tiempos, como en el caso de la IFLA que ha creado una infografía: Cómo detectar noticias falsas, que se ha convertido en viral. La Unión Europea, Unesco, Cilip y en España el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, son instituciones que han puesto de manifiesto su interés por este tema. Las noticias falsas han venido para quedarse y habrá que desplegar y reforzar una serie de estrategias profesionales de las que los profesionales son expertos, sobre todo las relacionadas con la formación de los usuarios en el uso de la información.

Resumen realizado por José María Amate Sánchez

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *