Skin Against Paper: Identification of Historical Interleaving Materials in Indo-Iranian Manuscripts

20 agosto, 2018

Amélie Couvrat Desvergnes

The Book and Paper Group Annual, ISSN 0887-8978, Vol. 34, 2015

Cuando manipulamos manuscritos o libros, con frecuencia encontramos varios tipos de materiales situados entre las páginas para proteger las ilustraciones de pigmentos o tinta carbonizada o desprendida. No siempre son de baja calidad o de materiales modernos, ya que a veces son parte de la concepción original de los objetos. Algunos manuscritos iraníes iluminados o ilustrados en el siglo XIX fueron provistos con una especie de particular lámina protectora hecha de finas hojas de piel. El Museum of Islamic Art de Doha, Qatar, alberga tres manuscritos que contienen estas hojas específicas y una copia de un Corán cuyos folios están escritos sobre un material similar. Los catálogos a menudo mencionan que estas hojas son de piel de gacela o ciervo, pero análisis recientes realizados por el proyecto “Books and Beasts” de la York University en el Reino Unido, han identificado las especies de animal y han corregido esta afirmación. La nueva y no invasiva técnica desarrollada por el equipo consiste en recoger los residuos del borrador generados durante la limpieza en seco de la superficie de un pergamino con una goma de borrar de plástico, y analizar las moléculas de colágeno de los exfoliantes mediante espectometría de masas de proteína con el instrumental MALDI TOF. Varias muestras de los manuscritos anteriores revelan que se usaron pieles de oveja y, debido al grosor de las pieles, parece que fueron el resultado de la separación de pieles. Si bien el estudio de este material puede parecer insignificante a primera vista, éste nos ofrece una visión inesperada de la materialidad del libro a finales del siglo XIX en Irán. En ese tiempo, los gobernantes Qajar (1785-1925) promovieron la adopción y expansión de tecnologías innovadoras europeas y la renovación de desarrollos artísticos junto a intercambios culturales y diplomáticos. Por lo tanto, este ensayo intenta arrojar luz sobre cómo las hojas protectoras con el tiempo parecen ser usadas en manuscritos y por qué se utilizó piel de oveja, a la vez que expone los distintos usos de piel fina en Asia Central y en Europa. Se establecen algunas conexiones con la práctica de intercalar hojas en las culturas del oeste en tiempos medievales, donde en ocasiones se insertaban cortinas de seda en lujosos códices religiosos, hasta la época industrial, cuando las ilustraciones de volúmenes impresos, así como fotografías y dibujos guardados en álbumes son protegidos con finos y translúcidos papeles.

Traducción del resumen de la propia publicación

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *