Consortial Ebook Archiving Environmental Scan

8 marzo, 2018

George Machovec

Journal of Library Administration, ISSN 1540-3564, Vol. 58, n. 1, 2018, p. 81-90

Muchas bibliotecas académicas gastan la mayor parte de sus presupuestos en recursos electrónicos, incluidos libros electrónicos, por lo que se hace necesario desarrollar políticas que aseguren el acceso y la preservación a largo plazo de estos formatos. Un problema es que estos libros electrónicos a menudo se adquieren por suscripciones que no conllevan propiedad, por lo que el control de las bibliotecas sobre ellos es limitado. El mejor método para asegurar la preservación es a través de consorcios regionales, nacionales o internacionales. Este artículo se centra en varias de estas iniciativas en América del Norte. Es el caso de OhioLink, que permite el acceso a través de una plataforma propia y tiene un programa de preservación propio que utiliza Rosetta de ExLibris. OCUL es el consorcio de 21 bibliotecas académicas de Ontario a través de cuyo portal se puede acceder a revistas electrónicas, libros electrónicos, datos de ciencias sociales, etc. Las editoriales proporcionan plataformas de distribución propias o a través de canales de distribución como EBSCO o ProQuest, que ofrecen servicios de compra o suscripción. Muchas editoriales participan en programas externos de preservación como CLOCKSS o Portico, que aseguran el acceso en caso de catástrofe o cese de actividad. La mayoría de las editoriales universitarias utilizan agregadores para ofrecer su contenido (MUSE, UPSO o JSTOR). Portico fue funda da por la organización sin ánimo de lucro Ithaka en 2002 para construir un archivo digital sostenible que fuera útil a la comunidad académica y permitiera a editoriales y bibliotecas sentirse seguras. Permite el acceso cuando la editorial cesa sus operaciones, cuando retira sus números atrasados, cuando deja de ofrecer un título o debido a un fallo catastrófico. CLOCKSS fue desarrollado por la Standford University. Es una alianza mundial de editoriales académicas y bibliotecas de investigación para construir un archivo de apoyo que asegure la supervivencia a largo plazo de publicaciones electrónicas. Al principio estaba centrada en revistas electrónicas, pero ahora se dedica a los libros electrónicos. HathiTrust ofrece un lugar seguro para almacenar colecciones digitales. No es usado por editoriales, pero sí por el proyecto Google Books. Los materiales de dominio público aparecen en acceso abierto. Algunas recomendaciones para la preservación digital serían: conocer bien los contratos con las editoriales, pensar en unirse a programas como los citados, considerar los peligros de preservación y considerar la participación en consorcios.

Resumen elaborado por Antonio Rodríguez Vela

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *