Making Metadata Maker: a Web Application for Metadata Production

7 febrero, 2018

Myung-Ja K. Han, y otros

Association for Library Collections & Technical Services, ISSN 0024-2527, vol. 60, n. 2, 2016, p. 89-98

La catalogación en las bibliotecas académicas se centra en procesar materiales únicos y colecciones ocultas que no estaban disponibles para los usuarios por falta de metadatos. El descenso de profesionales debido a los recortes y el aumento de la producción han obligado a cambiar el flujo de trabajo. La formación de catalogadores lleva mucho tiempo y al ser un trabajo temporal los expertos tienen que dedicar mucho tiempo a la formación y supervisión. Para mejorar la productividad, la Biblioteca de la University of Illinois at Urbana-Champaign (UIUC) ha desarrollado la aplicación web Metadata Maker (MM), que permite a cualquiera producir metadatos en varios formatos. Para este estudio, la catalogación de calidad se basa en cuatro categorías: detalle del registro bibliográfico, seguimiento de estándares, proceso de catalogación e impacto en la accesibilidad de los usuarios. El objetivo inicial del proyecto fue crear unos metadatos bibliográficos de nivel mínimo en formato MARC21. Se decidió que incluyera los campos 1XX, 245 y palabras claves que permitieran el acceso por materia. A estos se le añadieron los campos 260/264 y 300. Para MM cada subcampo está separado. Por ejemplo, el “Título” está dividido en “Título” y “Subtítulo”. La aplicación también facilita rellenar secciones fácilmente deducibles, como el número de páginas o el idioma. La aplicación añade por defecto información a los metadatos, como los campos 040, 07 y 08. MM tiene 16 elementos, cuatro de ellos se deben rellenar obligatoriamente. Una vez la información está añadida, el usuario puede descargarla en cuatro formatos (MARC21, MARCXML, MODS y HTML), para los que se crearon tres tipos diferentes de mapeo. La aplicación fue creada en JavaScript, que es fácil de modificar y funciona en los ordenadores de los usuarios. Para testar MM se eligió a seis catalogadores con cierta experiencia a los que se les dio una instrucción básica. Cinco de ellos produjeron 5-8 registros por hora, y el otro 10. Después un experto se encargó de corregir y enriquecer los registros. La mayor parte de los errores detectados eran fácilmente subsanables con un entrenamiento básico. Otros errores comunes se debían al desconocimiento del idioma del material catalogado. MM ha demostrado ser una aplicación fácil de usar y capaz de crear metadatos que facilitan el descubrimiento de fuentes, acceso y gestión. Se proyecta mejorar la aplicación asociándola a APIs y a VIAF.

Resumen elaborado por Antonio Rodríguez Vela

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *