Collaboration at international, national and institutional level-vital in fostering open science

12 agosto, 2016

Kristiina Hormia-Poutanen y Pirjo Leena Forsström

Liber Quarterly, ISSN-e 2213-056X, Vol. 26, n. 1, 2016, p. 3-12

La ciencia abierta (open science) y la investigación abierta ofrecen posibilidades para nuevos descubrimientos y soluciones a los problemas globales, por lo tanto están extendiéndose automáticamente más allá de los límites de una investigación individual de laboratorio. Este artículo se centra en la situación en Finlandia y muestra como la colaboración se organiza en varios niveles. La base lógica de la ciencia y la investigación dicta que la ciencia, además de sus métodos y resultados, debería ser lo más abierta posible. Con el acceso abierto los resultados de la investigación y la nueva información pueden ser confirmados y validados independientemente, sin parcialidad. La ciencia abierta es económica y efectiva, crea oportunidades para todos los implicados para contrastar los temas de investigación, realizar la investigación, evaluar los resultados y desarrollar los programas informáticos. También el conocimiento científico puede desarrollarse y corregirse más rápido y sin redundancias. La apertura propicia una rápida transferencia de la información para el uso de todos y garantiza el acceso por igual a los datos de la investigación al margen de la geografía. Hoy en día, el camino a la ciencia abierta puede ser difícil, los retos incluyen: la no incentivación para promocionar y premiar el acceso abierto, el apoyo institucional, miedo a que la información original sea malinterpretada, incertidumbre sobre la propiedad de la información y los métodos y, por último, la falta de experiencia en la promoción de la apertura. Finlandia empezó el Open Science and Research Iniciative en 2014, la Universidad de Helsinki fue la primera Universidad en Finlandia en publicar una normativa sobre la información de las investigaciones. Las bibliotecas de las universidades han tenido un papel importante en la implantación de una normativa y en el apoyo a los investigadores. Las bibliotecas pueden contribuir en hacer posible open science porque tienen el poder de educar a los estudiantes y llevar a cabo servicios en el seno de las organizaciones de investigación. LIBER tiene una posición única en este campo ya que esta organización está dedicada a las bibliotecas de investigación y representa a 428 miembros de bibliotecas procedentes de diferentes países europeos.

Resumen elaborado por la Sección de Documentación Bibliotecaria

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *