National policy on libraries at a time of convergence: the UK experience

17 diciembre, 2015

Andy Stephens

Alexandria: The journal of national and international library and information issues, ISSN 0955-7490, Vol. 25, n. 3, 201, p. 25-42

El Reino Unido, en la actualidad, carece de una política unitaria en materia de bibliotecas. Esta situación puede deberse a que tanto la financiación como la supervisión de las diferentes bibliotecas dependen de organismos distintos o que la creación de éstas tuvo lugar en diferentes etapas y momentos. La dificultad también estriba en la existencia de otras bibliotecas nacionales además de la British Library (BL) dentro de Reino Unido como la National Library of Scotland, la National Library of Wales y la National Art Library at the Victoria and Albert Museum, junto con organizaciones como Research Libraries UK and COPAC, que representan a las bibliotecas de investigación. A pesar de ello, existen nuevas iniciativas o algunas que se están desarrollando en sus bibliotecas que son de gran interés para la comunidad bibliotecaria. En la mayor parte de ellas, la Bristish Library (BL) tiene un papel fundamental. Así, podemos destacar en primer lugar el desarrollo del acceso abierto, en la que se incluye el acceso a la investigación, derechos de autor, trasparencia y Big data. Hay que mencionar que se ha desarrollado un esquema de licencia para obras huérfanas y un programa de acción para un mayor acceso, incluso libre, para artículos académicos. En segundo lugar, otra de las experiencias desarrolladas por la BL que constituye una innovación es el llamado British Library’s Business & Intellectual Property Centre (BIPC) que proporciona apoyo a los propietarios de negocios, empresarios e inventores,  donde se puede acceder a una amplia colección de bases de datos y publicaciones de forma gratuita, así como asistir a talleres prácticos de asesoramiento. También en el ámbito del depósito legal, políticas destacadas sobre el depósito legal electrónico con su nueva regulación de 2013, conceden a la British Library (BL) y a las otras cinco bibliotecas nacionales (the National Library of Scotland, the National Library of Wales, Bodleian Libraries, Cambridge University Library and Trinity College), el derecho a recibir una copia de cada publicación electrónica en Reino Unido. Estas seis bibliotecas coleccionan, preservan y proporcionan acceso e incrementan el fondo cultural e intelectual en este país. Más concretamente la BL está archivando copias de sitios web de acceso libre en Reino Unido y páginas web de web abiertas utilizando un procedimiento de recolección automática. Con todo lo expuesto, se evidencia el papel fundamental que la BL está desarrollando en el ámbito bibliotecario actual del Reino Unido.

Resumen elaborado por la Sección de Documentación Bibliotecaria

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *