REDDNET and Digital Preservation in the Open Cloud:

7 julio, 2015

James Brewer, Tracy Popp, Joy Perrin

 Journal of Digital Information, ISSN 1368-7506, Vol. 13, n. 1, 2012

En el ámbito de los datos digitales, los sistemas de nubes suministrados por el proveedor todavía dejan al usuario como responsable de la conservación de los mismos. Algunos usuarios pensaban que algunas de las múltiples tareas que fueron delegando a los proveedores de nubes podían después de todo ser un requisito para los usuarios. Por ejemplo, la mayoría de los proveedores de nubes requieren cada vez más a menudo que los usuarios mantengan copias de archivos. Más allá del modelo de nube proporcionado más conocido, examinamos la conservación de contenidos en otros dos modelos: nubes de uso interno, y lo que llamamos nubes “abiertas”, que no son ni las de uso interno ni las suministradas por el proveedor. En las nubes abiertas los usuarios entran como participantes o socios siendo invitados a participar en el desarrollo o en el hardware interno. En los sistemas de nubes abiertas, por ejemplo, los usuarios pueden desarrollar su propio software, la gestión de datos, y el control de acceso, y comprar su propio hardware mientras se trabaja de forma segura en el entorno de la nube. Hacerlo así requerirá aún trabajar dentro de las reglas del sistema de nubes, pero en algunos sistemas de nubes abiertas esas restricciones y limitaciones pueden ser manejadas fácilmente con sorprendente poca pérdida de libertad. Es en este contexto donde REDDnet (Research and Education Data Depot network) se presenta como el lugar donde las Bibliotecas de la Universidad Tecnológica de Texas (TTU) han estado llevando a cabo la investigación sobre el almacenamiento de larga duración de archivos digitales. Para finales de año la red REDDnet estará en 1,2 petabytes (PB) con 1,4 PB adicional para un proyecto relacionado (Compact Muon Soleniod Heavy Ion [CMS-HI]); además, hay más de 200 TB de almacenamiento en disco. Estas cifras excluyen cualquier espacio en disco que TTU adicionalmente compre durante el año. La financiación que aporta la National Science Foundation (NSF) para REDDnet y CMS-HI es de más de 850.000 $, con otros 850.000 $ adicionales destinados a REDDnet. Según la terminología anterior, REDDnet es un sistema de nube abierta que invita a participar a las bibliotecas de la TTU. Esto significa que se emplea un software que se ajusta a la estructura REDDnet. Estamos comenzando el diseño final de nuestro sistema, y ​​entrando en las primeras etapas de construcción. Y hemos tomado la decisión de seguir adelante en la fase inicial con la compra de medio PB de almacenamiento en disco. Se presentan aquí las preocupaciones, deliberaciones y pruebas, junto con nuestro enfoque inicial.

Traducción del resumen de la propia publicación

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *