Why the Internet is More Attractive than the Library

4 septiembre, 2013

Lynn Silipigni Connaway

Kevin M. Randall

The Serials Librarian, 64:1-4, 2013, p. 41-56, ISSN: 0361-526X print/1541-1095 online

Los autores de este artículo han realizado una investigación sobre el comportamiento de los usuarios en la biblioteca universitaria (estudiantes, profesores e investigadores) en cuanto a búsqueda de información (OPAC, Google, etc.), y en cuanto al espacio físico de la biblioteca. Para llevarla a cabo, se han tenido en cuenta otros estudios publicados en el Reino Unido y en Estados Unidos, se han realizado entrevistas individuales y se ha hecho un seguimiento por espacio de tres años a través del cual los entrevistados remitieron opiniones cada mes en la forma que ellos eligieron (correo electrónico, Skype, videos, etc). En cuanto a la recogida de datos, se ha tenido en cuenta el contexto (temporal, espacial) de las entrevistas con el fin de obtener datos fiables, y se han extraído conclusiones para mejorar los servicios al usuario. A lo largo del artículo se incluyen extractos de las entrevistas a los usuarios para conocer su forma de buscar información, las herramientas que utilizan y sus frustraciones. Frente a la alfabetización informacional, los autores hablan de alfabetización digital: lo habitual es que, independientemente de la edad, los internautas no sepan navegar a través de la web. Los estudiantes confían y se manejan en el entorno Google, Facebook, Wikipedia y SMS, pero no así en los OPAC, y por otro lado, tampoco se paran a autentificar la información a la que llegan. El estudiante cuando plantea un pregunta, ya sea en los motores de búsqueda o en la propia biblioteca, no busca una formación informacional, si no una respuesta inmediata. Otro comportamiento detectado es la búsqueda de respuestas en las personas que forman su entorno, ya sea a través de Facebook o físicamente. En el espacio de la biblioteca, tanto profesores como estudiantes temen el cara a cara con el bibliotecario, prefieren plantear las preguntas a través del espacio virtual, y en ocasiones, confían más en las respuestas de Google que en el bibliotecario. Los profesores e investigadores son autodidactas en la alfabetización informacional, pero se quejan de la falta de herramientas en los campos de arte y humanidades, y de documentación en otro idioma diferente al inglés. Tampoco comprenden el funcionamiento de los derechos de autor, y registrarse en las páginas web les supone un tropiezo más en el acceso a la información. Los autores creen que muchos aspectos del trabajo bibliotecario pueden mejorarse, pero también que se está haciendo un trabajo muy bueno al que no le estamos sacando partido.

Resumen realizado por

Resumen realizado por la Sección de Documentación Bibliotecaria

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *