Providing Access to E-Books and E-Book

16 agosto, 2013

 Maribeth Manoff Valeria Hodge

Gail Watson

 The Serials Librarian, 64:200–205, 2013, p. 200-205, ISSN: 0361-526X print/1541-1095 online

 La University of  Tennessee Library inició su andadura en la adquisición de libros electrónicos en el año 2001 y desde ese momento los problemas ligados a este nuevo servicio al usuario han ido cambiando y aumentando debido a varias causas: el progresivo incremento de la colección de e-books por parte de la biblioteca, la diferente tipología de libros y colecciones que van surgiendo en el mercado, y las nuevas posibilidades de adquisición que ofrecen los proveedores. Las autoras exponen en este artículo los problemas y las soluciones derivados de la gestión de libros electrónicos adquiridos de forma individual y de los libros adquiridos en lote, con el fin de asegurar al usuario de la Universidad el acceso a la mayor cantidad de títulos individuales o en paquetes. En primer lugar, se creó el Grupo de Estudio E-Book para gestionar los pedidos, licencias,  facturación y acceso. También se encarga de fijar las normas de catalogación y de gestionar la compra de lotes de registros Marc que se realiza desde el programa de gestión de Yankee Book Peddler (YBP), utilizado por la biblioteca. El mantenimiento y seguimiento de los registros de libros individuales suponía mucho esfuerzo que poco a poco se ha ido reduciendo, eliminando incluso una de las bases de datos que se empleaban en el proceso por considerarse redundante. Por otro lado, otras gestiones como la carga de registros bibliográficos y la factura de YBP se han automatizado, agilizando considerablemente el trabajo. En la gestión de las colecciones de libros, la Universidad se enfrentaba con dos problemas principales: conseguir la accesibilidad total a los colecciones de títulos donde el texto viene oculto, y las descargas por lotes. En el primero, se ha trabajado en el tratamiento de los registros Marc; y en el segundo, se ha conseguido reducir los pasos del proceso de catorce a dos, automatizando el paso de la pre-carga de lotes mediante el programa MarcEdit y utilizando el campo 945 para hacer el seguimiento de los proveedores y de la colección. Para esta nueva situación, las autoras recomiendan ser flexibles y estar dispuestos a los cambios, para así agilizar el trabajo y liberar al personal de una carga adicional.

Resumen realizado por

Resumen realizado por la Sección de Documentación Bibliotecaria

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *