E-books in Academic Libraries: Challenges for Discovery and Access

22 julio, 2013

William H. Walters

 Serials Review, ISSN 0098-7913, Vol. 39, n. 2, 2013, p. 97-104

Las bibliotecas universitarias mantienen colecciones de libros digitales. Bibliotecarios y editores reconocen dificultades para su adquisición, entre ellas que gran parte de los usuarios no saben como encontrar libros electrónicos en la biblioteca. El artículo describe y analiza estas dificultades, entre ellas que la mayoría de los libros electrónicos se adquieran como grandes colecciones, lo que dificulta su catalogación; o la asignación no normalizada del ISBN por parte de los editores. Se estudian qué mecanismos dificultan la búsqueda y acceso a estos documentos; se analizan los problemas asociados con el uso de los catálogos de las bibliotecas y los registros MARC, que traen consigo que los bibliotecarios discutan si es mejor crear registros separados en los casos de versión impresa y digital de una misma obra. Se hace especial incidencia en la problemática asociada con los registros MARC suministrados por el distribuidor, teniendo en cuenta un estudio que revela que más del 70% de los registros de libros electrónicos en los catálogos de las bibliotecas universitarias, son suministrados por estos distribuidores. Esta tendencia va en aumento, aunque se dé la paradoja de que según un estudio llevado a cabo sobre el tema por Martin y Mundle en 2010 indique que los distribuidores no pueden suministrar registros de la mayoría de los libros electrónicos publicados con anterioridad a 2005; o también, que la disponibilidad del archivo electrónico y su registro MARC asociado es diferente, pues a veces vienen juntos archivo y registro, y otras no. El estudio concluye con el análisis de los errores en los registros suministrados por los distribuidores; los procedimientos para su corrección (Wu y Mitchell, 2010); y las dificultades asociadas con el empleo de herramientas de búsqueda de recursos, entre ellas incompatibilidades de metadatos y de los encabezamientos de materia y control de autoridad. Las plataformas de distribución de libros electrónicos son de uso limitado: primero, porque no incluyen la totalidad de las bases de datos de sus principales editores; segundo, porque hay errores en el empleo de metadatos y en la combinación de tesauros de distintas disciplinas. De ahí que para paliar estas dificultades, cada vez más bibliotecarios empleen mecanismos múltiples de búsqueda y acceso, aunque supongan más tiempo y esfuerzo.

 

Resumen realizado por la Sección de Documentación Bibliotecaria

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *