Archiviazione di periodici elettronici

7 septiembre, 2012

Amy Kirchhoff, Eileen Gifford Fenton

Biblioteche Oggi, Vol. 25, n. 9, 2007

El artículo trata sobre el proyecto PORTICO para la preservación de archivos digitales. Actualmente, el uso de los contenidos electrónicos ha ido creciendo cada año más. Pero con este crecimiento también crece la preocupación sobre la preservación de su contenido. Hay distintos programas cuyo fin es el uso y preservación de archivos digitales, entre ellos PORTICO. PORTICO se creó en 2005, es un archivo central en línea de revistas académicas y recursos de documentos electrónicos que permite a las bibliotecas mantener acceso permanente a sus suscripciones electrónicas, proporcionando a los usuarios ver los artículos a texto completo de las revistas. Su misión es preservar la literatura académica publicada en formato electrónico y asegurar que estos materiales permanezcan accesibles para académicos, investigadores y estudiantes futuros, llegando a un acuerdo con los editores para garantizar a las bibliotecas el acceso a los títulos a largo plazo. En su labor por construir un prototipo de archivo y definir un modelo a la hora de trabajar, le lleva a tener en cuenta que: 1) la preservación de revistas electrónicas está sujeta a continuos cambios tecnológicos a los que deben responder las infraestructuras, software, hardware y personal externo; 2) la importancia de cooperación entre editores y bibliotecas; 3) tener en cuenta las diferentes perspectivas que hay entre bibliotecas y editores a la hora de acceder a la información electrónica; 4) la importancia de construir un modelo fuerte y económico capaz de mantener los archivos a largo plazo. PORTICO se basa en una serie de normas para la preservación del contenido electrónico entre las que se encuentran METS (Normas de Transmisión y Codificación de Metadatos); DTD (Definición de Tipo de Documento); OAIS (Open Archival Information System), etc. En líneas generales, PORTICO recibe la fuente de ficheros de los editores y a través de un proceso automatizado crea un archivo independiente del original enviado. El proceso verifica la estructura y la relaciona con la fuente del fichero, identifica los formatos y valida los ficheros al formato especificado para que pueda accederse posteriormente a ellos.

Resumen elaborado por : Ana Loscos Pérez

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *