Nombres propios del papel marmolado: Woolnough, Halfer, Weimann. De la tradición a la innovación

31 agosto, 2012

Antonio Vélez Celemín

Encuadernación de Arte, n. 28, 2006

Artículo en el que se repasan los orígenes y evolución del papel marmolado, centrándose en el trabajo realizado por tres artistas de distintas épocas: Woolnough, Halfer y Weimann. El papel marmolado o jaspeado se conoce en Occidente desde finales del siglo XVI y fue importado desde la actual Turquía por viajeros europeos. Rápidamente, es incorporado en Francia, donde lo utilizan desde el primer momento las grandes familias de encuadernadores. Junto con los papeles, se introduce también la técnica para pintarlos, utilizando los procedimientos turcos: con goma tragacanto como espesante para el agua y con pinturas fabricadas por los mismos artesanos, ligadas con goma arábiga y solubles en agua. Los diseños se copian también de los turcos. En estos momentos, la actividad económica se desarrolla en un ambiente gremial y los artesanos sólo transmiten los secretos de su arte a un miembro de su familia que continuará su empresa. A partir del siglo XVIII, los artesanos europeos empiezan a utilizar nuevos componentes que permiten un mejor desarrollo de su trabajo. Aparece el musgo Irlandés, un alga que se da en las costas del Atlántico y que reemplaza la viscosidad de la goma tragacanto con enormes ventajas y a un precio menor. Ya no se copian los motivos turcos, introduciéndose diseños genuinamente occidentales. En este contexto, aparece Charles Wingham Woolnough, quien publica el primer manual que existe sobre el marmolado, desvelándose por fin los secretos de su técnica. Otro nombre importante es el de Josef Halfer. Gracias a sus aportaciones, se consigue un control tal de la técnica, que el papel marmolado llega incluso a reproducirse industrialmente debido al éxito popular que experimenta. En el siglo XX, se abandonan los diseños que han acompañado al libro hasta ahora y se desarrollan nuevas corrientes artísticas. En este siglo destaca Christopher Weimann, quien demuestra cómo se pueden hacer varios diseños marmolados en un mismo papel (técnica de plantilla y reserva).

Resumen elaborado por: Mayte Blasco Bermejo

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *